Publicidad Ai
Publicidad Ai

La Pasión no acaba

Normalizar la normalidad

No se trata de exteriorizar, verbalizar o enarbolar bandera alguna de triunfos legales. Se trata de subrayar que a menudo los tribunales normalizan...

Publicado: 08/02/2023 ·
20:21
· Actualizado: 08/02/2023 · 20:21
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Corrida en la Real Maestranza de Sevilla. -
Autor

Víctor García-Rayo

El periodista Víctor García-Rayo es el presentador y director del programa La Pasión de 7TV Andalucía

La Pasión no acaba

Dedicado al alma de

VISITAR BLOG

No se trata de exteriorizar, verbalizar o enarbolar bandera alguna de triunfos legales. Se trata de subrayar que a menudo los tribunales de justicia normalizan la normalizad, cumplen y hacen cumplir lo evidente y cuando esto sucede la democracia está de enhorabuena, late con salud y nos ofrece garantías de convivencia. Es una garantía para las personas que respetan y quieren ser respetadas, que cumplen con las normas y desean que todos las cumplamos.

A esta sociedad le viene fallando en exceso esa actividad tan sencilla que consiste en normalizar las cosas naturales. Y es que forzamos los absurdos, se empeñan los políticos en hacernos ver tierra donde hay agua, en darle la vuelta a la realidad de las cosas y habitualmente manipular por mero interés electoralista . Pero a veces, por fortuna, aparece el sentido común.

La exclusión de la fiesta taurina del bono joven cultural era una maniobra política, malintencionada, interesada, exclusivamente ideológica, sin más finalidad que lesionar la libertad de los aficionados. El Tribunal Supremo, sin embargo, ha venido a normalizar la vida real, el orden lógico de una sociedad a veces harta de ese tipo de ataques sin sentido -más bien con el sentido de herir al otro- y ha puesto un poco de temple para recordarnos, porque somos así de tontos, que la ley no tiene más remedio que reconocer lo evidente. Esto es, que la fiesta de los toros  tiene una incuestionable dimensión cultural, histórica y artística. Vamos, que no se puede privar a los jóvenes de una parte esencial de su cultura como no se les puede hurtar la ayuda a su experiencia cercana con la pintura, la escultura, las letras o cualquier otra expresión artístico-cultural de su entorno.

Por eso hay que aplaudir la labor de un Tribunal que viene a poner orden y, de manera especial. aplicar normalidad y reconducirnos por el carril de la lógica, el sentido común, enviando de esta guisa a los empeñados en herir y hacer zozobrar la convivencia a partir del miedo, la amenaza y la mentira un recuerdo normativo de armonía y democracia.

Que la fiesta de los toros es una parte fundamental de la cultura, la historia y el arte es algo tan indiscutible que causa rubor tener que solicitarle a un Tribunal que lo exprese por escrito. Pero las cosas son así. Y como andamos erre que erre forzando el absurdo, necesitamos que vengan nuestros papás a reñirnos. Y por fortuna vienen y lo hacen, claro. Necesitamos que nos eduquen.

Enhorabuena a los millones de jóvenes por tener a mano una vía legal que venga, cuando la necesitan, a normalizar la normalidad.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN