Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 31/01/2023  

Cámara Baja

Elena Huelva y las mariposas

Sol Cruz-Guzmán, arquitecta y diputada en el Congreso por el PP de Sevilla, hace su particular homenaje a Elena Huelva

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Elena Huelva. -

Quién no ha sentido mariposas en el estómago alguna vez. Quién no ha vivido la locura del primer enamoramiento, con la consecuente perdida de apetito o el ansia incontrolada por el chocolate. Quién no  ha visto ese brillo  especial en sus ojos o se le ha escapado una risa tonta ensimismada en el pensamiento. Una sensación que se repite sin importar la edad, y que se amplia a otros acontecimientos que nos suceden por primera vez; el primer día de universidad, el primer trabajo, y a los que nos gusta sentirnos como niños, cada  Noche de Reyes.  

 

Este año, Elena Huelva nos  había dejado tan solo dos días antes de la noche más mágica, pero para entonces ya nos había dejado en cada árbol, de cada uno de ese millón de seguidores a los que cautivaste, un regalo de incalculable valor al millón. Con  #misganasganan Elena  no solo supo dar visibilidad a una enfermedad que sufren  2  niños de cada millón en el mundo, el Sarcoma  de Ewing, sino que  nos enseñó como afrontar los grandes problemas con el mayor de los ímpetus y una inagotable cantidad de energía y optimismo. Te aseguro que esas ganas no se han visto debilitadas. Gracias a las redes sociales,   conectamos con tu historia, con tu familia, y así  tus ganas  fueron y seguirán siendo  las nuestras.  Has dejado a  tu Follower más cercana, a tu hermana Emi,  como la mejor embajadora posible para pelear por esa necesaria y justa concienciación sobre la necesidad de invertir en investigación, para que esta enfermedad se convierta en un punto y seguido, para quienes la padecen.

 

De las miles de fotos con las que me enganchaste, a mi y a tantos jóvenes,  me quedo con una muy especial. Una de esos días chungos, mientras te estaban transfundiendo una bolsita de sangre, mirabas sonriente a una mariposa que revoloteaba tu habitación. Esas que se nos mueven en el estomago cuando recordamos lo valiente e intrépida que fuiste, esas que llenan de color los campos cada primavera, como tu conseguiste llenar los corazones de muchos españoles. Gracias por tanto, Elena Huelva. Tus ganas, son ahora las nuestras.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN