Sevilla

La Bienal de Flamenco de Sevilla acaba con un impacto mediático de 14,5 millones

Se ha convertido en el "epicentro de la creación flamenca" de la mano de un centenar de compañías y artistas

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Actuación de la Tremendita en el Teatro Maestranza. -

La Bienal de Flamenco de Sevilla acaba de clausurar su vigésimo segunda edición en la que, solo en el mes de septiembre, ha tenido un impacto mediático de 14,5 millones de euros. Durante 24 días, Sevilla se ha convertido en el "epicentro de la creación flamenca" de la mano de un centenar de compañías y artistas de flamenco que han dejado su impronta en los 68 espectáculos que se han celebrado. Con más de 30 estrenos internacionales y nacionales, el acontecimiento se ha convertido en "un espacio de creación libre" y ha acogido propuestas de vanguardia pero también tradicionales, dejando "buena muestra de que el género está más vivo que nunca".

Esta edición se ha dado sitio a las nuevas formas de creación, con la mirada puesta en la "internacionalización" del arte jondo. Un hecho que se constataba con la diversidad de eventos, programas y espacios culturales que han apoyado la coproducción de los espectáculos estrenados en esta edición. La Biennale de la Danse de Lyon, Condeduque de Madrid, el Festival Grec de Barcelona y la Bienal de Venecia, entre otras citas internacionales, o espacios de creación como el Teatro de la Villa de París, el Centro Coreográfico del Canal o MA Scéne Nationale han sido muchos de ellos coproductores de espectáculos.

La edición de 2022 ha contado con más de una decena de espacios escénicos. A los tradicionales Teatro de la Maestranza, Central, Alameda, Espacio Turina y Lope de Vega o a los patrimoniales como los Reales Alcázares o la Iglesia de San Luis de los Franceses o tradicionales como el mítico Hotel Triana, se sumaban nuevamente la Factoría Cultural, por primera vez el Cartuja CITE Center, la ribera del río Guadalquivir, que acogía la propuesta de Israel Galván para el Ballet Flamenco de Andalucía, o los Tinglados del Puerto, lugar en el que se despedía esta edición.

"Son espacios que se han ganado en esta ocasión para la cultura y que han sentado un precedente en la actividad cultural de la ciudad. Espacios que han acogido al público aficionado al arte jondo pero que, por sus propuestas presentadas, ha posibilitado la apertura a nuevos públicos a priori no familiarizados con el flamenco", ha destacado el Ayuntamiento hispalense este miércoles en una nota de prensa.

La Bienal de Flamenco comenzaba el pasado 8 de septiembre con un acto institucional en el que el Rey Felipe VI hacía entrega a la bailaora y coreógrafa Eva Yerbabuena del primer Giraldillo Internacional de Flamenco 'Ciudad de Sevilla'. Un acto solemne, que contó con presencia institucional de todas las administraciones y con el que se inauguraba la cita a la par que dimensionaba su presencia en medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales.

La guitarra ha sido una de las protagonistas en esta edición, que ha dedicado un ciclo específico para disfrutar del instrumento en el Espacio Turina. Una propuesta que mostraba el presente del toque de la mano de catorce guitarristas actuales que han mostrado las distintas estéticas tocaoras en un homenaje al instrumento. El ciclo ha estado coordinado por Gerardo Núñez y ha ofrecido conciertos únicos en los que los guitarristas invitados han planteado un diálogo entre el instrumento y el público asistente.

El espacio patrimonial de San Luis de los Franceses fue el lugar en el que se sucedieron tres citas en las que otras tantas artistas consagradas como Juana la del Pipa, Dolores Agujetas y La Macanita ofrecieron la esencia del cante flamenco de Jerez. Igualmente, los nuevos maestros del cante pasaron, primero por el Cartuja CITE Center y, más tarde por el Lope de Vega. David Lagos, Israel Fernández, María Terremoto y Mayte Martín, cantaores que beben de la tradición al tiempo que renuevan el género como Niño de Elche, dejaron testimonio del cante flamenco en esta edición.

Coincidiendo con la conmemoración del Centenario del Concurso de Cante Jondo celebrado en 1922 en Granada, la Bienal de Flamenco ha tenido presente la efeméride en dos de los eventos que han tenido lugar en esta edición. La efeméride se recordaba durante el pregón que ofrecía Laura García Lorca, sobrina del poeta Federico García Lorca, en uno de los entornos que fue protagonista de reuniones y encuentros de la generación del 27. Pero también ha sido una llamada a la reflexión sobre el arte jondo y su influencia internacional en el estudio y preservación de las músicas vernáculas a comienzos del siglo XX.

La crítica femenina ha tenido un lugar privilegiado en la Bienal de Flamenco durante las jornadas de debate que han acogido el Espacio Santa Clara y donde se han reunido un grupo de críticas, informadoras o investigadoras flamencas para debatir sobre el género. 'lA críticA flamencA' llamó a la reflexión, pero también han sido reflejo del espíritu de renovación que expresaban en esta edición tanto el cartel de la Bienal como su programación, protagonizada por una importante nómina de artistas femeninas. Además, han dado continuidad al discurso que plantean las fotografías de Colita y Antonia Moreno mostrando el papel de la mujer en la información e investigación del flamenco, reuniendo a una veintena de mujeres de distintas generaciones y nacionalidades en torno a una mesa redonda.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN