Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Martes 06/12/2022  

Sevilla

Schweppes prevé acabar "en abril" el traslado a Toledo de su planta de Alcalá de Guadaíra

La empresa confirmó su idea de acometer un despido colectivo sobre un total de 38 trabajadores del centro alcalareño

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Plano detalle, del cartel que hay sobre el puerto de descarga, en la fabrica de schweppes.

La dirección y la representación de la plantilla de la compañía Suntory Beverage & Food Spain, fabricante de las bebidas Schweppes, La Casera, Trina y Sunny Delight, han celebrado hace pocos días una reunión sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) promovido por la entidad para su planta de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), a cuenta del traslado de la producción a sus instalaciones de Toledo, lo que afecta a un total de 38 empleados del centro alcalareño.

Fuentes del comité intercentros de este grupo empresarial han informado a Europa Press de que durante este encuentro, celebrado el pasado viernes, la empresa confirmó su idea de acometer un despido colectivo sobre un total de 38 trabajadores del centro alcalareño, que además cuenta con otras 70 personas para la actividad comercial y de administración.

Los planes de la empresa, según habría quedado de relieve durante la reunión, pasan por que en abril de 2023 toda la producción hasta ahora canalizada mediante la planta alcalareña haya sido ya asumida por la fábrica de Toledo, si bien la maquinaria de las instalaciones de Alcalá permanecerá en su sitio.

Recientemente, la representación sindical exponía que la dirección de la empresa habría manifestado su idea de hacer "el menor daño posible" a la plantilla, con lo que los sindicatos entienden que la entidad estaría dispuesta a negociar prejubilaciones y traslados a la planta de Toledo, toda vez que la negociación acaba de comenzar.

Inversión en Alcalá 

En enero de 2012, hace ya más de diez años y medio, el entonces grupo Orangina Schweppes anunciaba su decisión de trasladar la producción del refresco Sunny Delight de la fábrica de Mataró (Barcelona) a su fábrica de Alcalá de Guadaíra, después de que la compañía hubiese invertido más de 20 millones de euros en la fábrica sevillana.

A finales de ese año, en ese sentido, el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía autorizaba a la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA) a conceder un "incentivo directo" de 3,71 millones de euros para la puesta en marcha de la nueva línea de fabricación y envasado de última tecnología en esta planta de Alcalá.

El "referente" de la planta de Toledo 

Ya en 2017, el grupo empresarial anunciaba un nuevo proyecto de transformación tecnológica en su planta de Toledo, con una inversión de unos 60 millones de euros a aplicar hasta 2021, con el objetivo de posicionar a este centro como un modelo de referencia dentro de esta corporación.

Al respecto, mientras la planta alcalareña del grupo concentra la producción del refresco Sunny Delight y una parte residual de la fabricación de La Casera, el cese de la producción en estas instalaciones derivaría de una caída de ventas de Sunny Delight, unida a las vicisitudes actuales de alza de costes de producción fruto de la crisis energética, agudizada por la invasión rusa de Ucrania.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN