Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 05/10/2022  

Sevilla

'Después del último día', la novela adictiva de Rafael Sanmartín

Rafael Sanmartín, columnista de Viva Sevilla, publica su nuevo libro, una novela adictiva una distopía, para adultos, del género de fantasía, de ciencia ficción

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La portada del libro.

Rafael Sanmartín, columnista de Viva Sevilla, lanza su nueva novela, un libro, "Después del último día”, una novela que engancha, adictiva, una distopía, para adultos, del género de fantasía, de ciencia ficción. Convergen dos tramas La primera trama discurre en unos días y en escenario estático. La segunda tiene una duración superior a los cincuenta años con lo que hay cambios de situación y de escenarios para permitir avanzar dentro de la historia.

Un planeta se encuentra en estado crítico por el desgaste y el desinterés o la ambición mostradas por sus habitantes, con sus fuentes de energía agotadas y continuos enfrentamientos entre empresas y estados, por dominarlo en lo social y lo económico. Sin embargo, pese a la necesidad de cambiar las estructuras y tratar de salvar la vida en él, esos enfrentamientos continúan y se recrudecen.

En paralelo, un joven arriba en una nave individual a un lugar desconocido. Durante el viaje se han dañado algunos elementos de dirección de la nave y de su propio traje diseñado para subsistir y orientarse en cualquier ambiente, por extraño o tóxico que pueda ser, por lo que se desorienta dentro de la niebla que le rodea y que, al parecer, rodea al planeta. Lo único que consigue descubrir es una colonia con un tipo de seres extraños que, finalmente, acepta admitir como humanos, pero con una estética que difiere de forma radical con la humana, seres deformes y extraños en su propia deformidad. Uno de ellos, que parece tener alguna preponderancia sobre los demás, entabla conversación con él y le aconseja que no se quite el traje porque podría dañarle gravemente.

Las dos tramas continúan en paralelo como dos historias distintas, la segunda es una lucha por la supervivencia, por hallar una fuente de energía para poder volver a obtener movilidad, mientras la primera sigue evolucionando en una inútil carrera hacia la fatalidad, dónde la única solución hallada por las autoridades y las entidades con fuerza y autoridad en la gobernanza, solo son capaces de practicar cada vez una disciplina más férrea, con fuerte represión cada vez más cercana a la vuelta a la esclavitud, pero ahora para la inmensa mayoría.

Ambas tramas se encuentran al final de forma sorpresiva, con un desenlace final lógico e inesperado. Entonces se puede comprobar que no existía diferencia entre ellas, sino que en vez de divergentes deben ser complementarias.

TE RECOMENDAMOS