Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Declaran no apta para el consumo el agua de Castillo de las Guardas

El Ayuntamiento, de emergencia, haya comenzado a repartir agua embotellada entre la población, con el fin de garantizar el consumo en las viviendas

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Agua

La Junta de Andalucía ha declarado no apta para el consumo humano el agua del núcleo urbano de El Castillo de las Guardas y de varias pedanías del mismo municipio, tras confirmarse una concentración superior a los límites normativos permitidos de trihalometanos.

Una situación que ha provocado que el Ayuntamiento, de emergencia, haya comenzado a repartir agua embotellada entre la población, con el fin de garantizar el consumo en las viviendas.

Las pedanías afectadas son La Aulaga, Cortecillas, Peroamigo, la urbanización residencial El Castillo, La Reserva y Archidona.

La declaración como agua no apta para el consumo humano significa que no debe ingerirse ni utilizarse para la elaboración de alimentos, aunque sí puede usarse para higiene personal y limpieza doméstica.

Esta medida se enmarca dentro del objetivo de mantener un nivel elevado de protección de la salud de la población afectada, dado que el riesgo de estas sustancias, que proceden de los procesos de desinfección del agua, a las concentraciones detectadas, se podría producir por un consumo muy prolongado.

A partir de ahora, la Consejería de Salud y Familias realizará un seguimiento específico sobre las medidas adoptadas por el municipio y empresa gestora, hasta asegurar que los valores de estas sustancias vuelvan a los niveles permitidos, antes de levantar esta declaración de no aptitud para el consumo.

El Ayuntamiento concreta que se ha comunicado a la población afectada, algo más de 1.500 personas, la calificación del agua y las recomendaciones a seguir para el uso de la misma, y se recuerda la necesidad de usar agua embotellada “para que puedan beber y preparar alimentos con toda la tranquilidad”.

Además, se procederá de inmediato por el personal municipal a realizar las medidas correctoras consistentes en labores de la limpieza de la red de abastecimiento, mediante el vaciado y limpieza de las instalaciones de la ETAP y distintos depósitos.

"Durante esta semana se han realizado analíticas en varias ocasiones por parte de un Laboratorio externo, arrojándose aún resultados de los parámetros afectados por encima de los límites admisibles por la normativa sanitaria vigente”, indica el Ayuntamiento.

Además, ante la imposibilidad urgente de subsanar este problema de calidad de agua, se procede también a solicitar a la Diputación provincial de Sevilla asistencia técnica, jurídica y económica.

TE RECOMENDAMOS