Quantcast
El tiempo en: Andalucía
27/11/2022  

Sevilla

El juzgado condena al Cuco y a su madre a dos años y medio de prisión

La abogada de la familia asegura estar "muy satisfecha" con la resolución y el letrado del Cuco "no da crédito" y confirma que la recurrirá

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....
  • En concepto de responsabilidad civil, deberán indemnizar a cada uno de los padres con 15.000 euros
  • La abogada de la familia asegura que la indemnización es "anecdótica"
  • El abogado del Cuco achaca que en "los juicios mediáticos" los "jueces toman resoluciones" más duras

Dos años de cárcel y una indemnización de 30.000 euros por "los daños morales" a la familia, ha sido la sentencia que han recibido en la mañana de este jueves de forma presencial tanto Francisco Javier García, el Cuco, como su madre, Rosalía García, por haber mentido en el juicio que se celebraba en el año 2009 por el asesinato de Marta del Castillo. Una sentencia que contenta a la acusación y que la defensa recurrirá. 

El delito de falso testimonio conlleva una pena de prisión de seis meses a dos años y multa de tres a seis meses, optando la juez por la pena de dos años de cárcel y seis meses de multa “teniendo en cuenta la naturaleza de los hechos y el perjuicio que ha podido causar a la Administración de justicia”, una sentencia que no es firme y será recurrida ante la Audiencia Provincial, según ha adelantado a los periodistas el abogado defensor, Agustín Martínez. 

En la sentencia conocida este jueves, la juez de lo penal 7 de Sevilla condena a ambos al pago de una multa de 1.440 euros, así como que, en concepto de responsabilidad civil, indemnicen de forma conjunta y solidaria a los padres de la joven asesinada con un total de 30.000 euros, es decir, 15.000 euros a cada progenitor.

La llegada inesperada de los acusados 

El Cuco y su madre jugaban al despiste en su llegada a los juzgados. La cita era a las 12:00 horas, sin embargo y pese a la multitud de periodistas que los esperaban a las puertas del edificio, ambos llegaban más de hora antes y entraban por una de las puertas laterales. Tal y como el abogado de madre e hijo, Agustín Martínez, ha confirmado a la pregunta de los medios de comunicación, el objetivo era evitar el aluvión de periodistas y fotógrafos que aguardaban bajo el sol. Él mismo poseía una llave del garaje en cuestión por el que, en un mismo coche de alquiler, entraban los tres. 

La abogada de la familia "muy satisfecha" 

Inmaculada Torres, abogada de la acusación que representa a los padres de Marta, ha declarado a los periodistas a la salida del juzgado que no quería hacer una valoración precisa de la sentencia hasta no leerla en profundidad pero que en principio estaba "muy satisfecha" con el resultado y ha destacado que la jueza haya estado más próxima a su posición "conforme a la gravedad de los hechos" ocurridos.

Ha aclarado que la entrada o no en prisión del Cuco depende del juzgado y que no se puede solicitar que esto ocurra hasta que no sea una sentencia firme, y ha añadido que la indemnización es "anecdótica" porque "lo importante es la condena" y el hecho de que han reconocido que "mintieron en un juicio muy importante, que no les puede salir gratis", y que gracias a esa mentira "aún no se ha encontrado el cadáver".

Sin embargo, y en cuanto a la indemnización fijada a favor de los padres, la magistrada afirma que su cuantificación “responde a criterios discrecionales del juzgador”, e indica que, en este caso, “es indudable el daño que se vuelve a hacer a los padres" de Marta del Castillo, por lo que fija la indemnización en un total de 30.000 euros “teniendo en cuenta la naturaleza de los hechos sobre los que se ha faltado a la verdad y el dolor innegable y manifiesto de los padres”. 

Una "costumbre" en los "juicios mediáticos" 

En esta línea, el Martínez se mostraba asombrado ante la decisión del juez confesando que no da "crédito". Sin embargo, ha asegurado que "ya es costumbre que "los juicios mediáticos" hacen que "los jueces tomen resoluciones que seguramente en otros procedimientos no tomarían", ha añadido. 

El abogado ha reconocido a los periodistas no estar "en nada de acuerdo" con la sentencia porque "básicamente no entra en el fondo del asunto" y que la jueza resuelve "sin entrar en una justificación" y se limita, según el letrado, a emitir un fallo "para salir al paso, para dar una patada hacia arriba" de forma que sea la Audiencia la que resuelva definitivamente.

Que esperaba "una sentencia ajustada a derecho" y sin embargo se ha encontrado que una decisión cuya "única finalidad ha sido la contentar los intereses de los padres, que son todo lo legítimos del mundo para reclamar Justicia, pero que esto es justicia instrumental", ha añadido Martínez. 

De ocho meses a dos años 

La Fiscalía solicitó para cada acusado ocho meses de prisión y el pago de una multa de 1.500 euros, la acusación particular y la popular ejercida por la Asociación de Víctimas y Justicia reclamaron dos años de cárcel, el pago de una multa de 1.800 euros y que como responsabilidad civil indemnizaran a los padres con 50.000 euros por daños morales causados.

La defensa reclamó la absolución y de manera subsidiaria que se apreciara la atenuante muy cualificada de dilaciones indebidas, con la consiguiente condena a 45 días de prisión y el pago de una multa de 132 euros, una atenuante que la juez desestima porque “ninguna de las defensas ha expresado desde cuándo el procedimiento ha estado paralizado” y porque “ninguna paralización ha existido”.

 

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN