Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Sevilla

Exclusiva

Dos demandas enturbian la gestión del Área Hospitalaria de Osuna

Se ha presentado un contencioso por un tema sindical y otra ante el Defensor del Pueblo por no investigar unas denuncias. El SAS niega estas irregularidades

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • La documentación recabada por CGT.
  • CGT está sin sede desde que no tiene representante sindical
  • Cuestionan que la Dirección Gerencia no investigue al director económico del Área, Casto Ortiz
  • El SAS rechaza estas acusaciones, dice que no existen pruebas y que son “acusaciones infundadas” y de persecución

Una demanda ante el juzgado contencioso administrativo 6 de Sevilla y otra ante el Defensor del Pueblo de Andalucía, la primera por un tema sindical y la segunda por no investigar unos hechos denunciados, enturbian la gestión del Área de Gestión Sanitaria de Osuna, aunque desde su dirección rechazan estas acusaciones, asegurando que no existen pruebas, que son “acusaciones infundadas” y hablan de persecución contra su director económico, Casto Ortiz.

La primera demanda, presentada el 31 de marzo ante el juzgado de lo Contencioso Administrativo 6 de Osuna, se deriva del desalojo “por la fuerza del local cedido a la Sección Sindical” de CGT, argumentado por la dirección del centro en el hecho de que este sindicato no consiguió ningún representante en las últimas elecciones sindicales del Área Hospitalaria de Osuna.

La demanda, admitida a trámite y que sigue su curso, cuestiona que se desalojara al sindicato CGT cuando existe espacio para cederles ese local y hay antecedentes de cesiones similares a otras fuerzas sindicales o de uso de dos oficinas individuales cuando dos sindicatos se han presentado de forma conjunta. “Hasta la empresa de limpieza, que es externa, tiene oficina en ese pasillo”, relata Francisco Espada, representante de CGT.

Espada no sólo cuestiona este desalojo sino que a él le retiraran el correo corporativo que tiene todo trabajador del SAS y su tarjeta identificativa, aunque reconoce que tras sus quejas le fueron repuestos estos derechos, no así la sede sindical.

La segunda demanda fue interpuesta el 3 de abril ante el Defensor del Pueblo Andaluz, sigue su trámite tras la petición de documentación por parte de la institución a ambas partes, y va dirigida contra la Dirección Gerencia del Área de Gestión Sanitaria de Osuna por “no comprobar” la veracidad de las denuncias públicas contra el director económico, Casto Ortiz, al que le imputan una serie de irregularidades que, si bien una parte de ellas estarían prescritas, “no les han permitido comprobar que continúan realizándose”.

Según el sindicato CGT, Casto Ortiz cobró hasta 2006 una serie de nóminas complementarias que no le correspondían, puesto que en ese momento era auxiliar administrativo y “no hay horas en el día para cumplirlas”, como son horas extra, noches, festivos y rotarias, extremo que ha podido comprobar Viva en varias de las nóminas de 2002 y que obran en poder del sindicato.

Portal de Transparencia

Según Espada, tras la negativa de la dirección del Área de Osuna y del SAS a facilitar información detallada posterior a esas fechas, CGT acudió al Portal de Transparencia y éste organismo sólo facilita el cómputo anual de esas complementarias hasta 2021. De esa relación, a la que también ha tenido acceso Viva, se deduce que cobró esas nóminas complementarias cuando era auxiliar administrativo y con contrato temporal, y ha seguido cobrándolas ya con plaza fija en cantidades variables (de cero euros en 2009 cuando estaba de director económico en el Virgen del Rocío a más de 18.000 euros los dos años que estuvo en el Reina Sofía), estando la mayoría en torno a los 7.000 euros.

Entre otras irregularidades, CGT denuncia que ostentó cargos intermedios que no coinciden con la relación de puestos de trabajo del SAS e incluso firmaba documentos públicos como Jefe de Personal cuando “ese cargo no existe oficialmente”, según Espada y ha podido comprobar Viva en la documentación; volvió a su puesto de auxiliar administrativo cuando un interino “no tiene reserva de plaza” y, según CGT, “mintió” en el currículum con el que se presentó a la OPE para conseguir su plaza actual.

El sindicato asegura que todas estas denuncias se han llevado ante la Dirección Gerencia de Osuna y ante diversos cargos del SAS, además de ante la Consejería y Viceconsejería de Salud, sin que a su juicio se haya aclarado “por qué sigue en el cargo cuando está demostrado que es un corrupto, aunque esté prescrito, y continúa gestionando el dinero del Área, que es público”.

El SAS rechaza las acusaciones

La dirección del Área de Gestión Sanitaria de Osuna ha rechazado las acusaciones realizadas hacia el equipo directivo y concretamente contra el director económico del Área.

Así, asegura que “no se conoce ningún tipo de irregularidad ni existe ningún tipo de prueba fundamentada sobre las acusaciones emitidas. Además, quiere poner en valor el gran trabajo realizado por el actual director económico durante sus años en el cargo, destacando proyectos de gran envergadura en los que ha desempeñado un papel crucial como el Hospital de Día Médico o la nueva UCI”, que fue inaugurada por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, el pasado 11 de marzo.

Es inaceptable este tipo de persecuciones a trabajadores de un organismo como el Área de Gestión Sanitaria, acusaciones infundadas que no sólo están perjudicando a una persona, sino con las que se está atacando a toda la institución integrada por cerca de 2.000 trabajadores”, insisten desde el Área Sanitaria de Osuna.

TE RECOMENDAMOS