Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 13/08/2022  
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sevilla

Avalada una condena tras ser sorprendidos en las Tres Mil Viviendas con materiales robados

La Audiencia de Sevilla ha confirmado una condena previa a un año y tres meses de cárcel

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • La Audiencia de Sevilla.

La Audiencia de Sevilla ha confirmado una condena previa a un año y tres meses de cárcel por un delito de receptación, impuesta a tres varones sorprendidos por la Policía en las Tres Mil Viviendas, mientras transportaban en una furgoneta en plena madrugada materiales robados horas antes de una nave de Lebrija.

En una sentencia emitida en diciembre de 2021 y recogida por Europa Press, la Sección Tercera de la Audiencia de Sevilla aborda un recurso de apelación de tres varones, contra una sentencia del Juzgado de lo Penal número 16 que les condena a un año y tres meses de cárcel como autores de un delito de receptación.

En concreto, el Juzgado de lo Penal número 16 declaró probado que la noche del 28 de abril de 2018, "sujeto o sujetos no suficientemente identificados y con el propósito compartido y previamente acordado de obtener beneficio económico, se dirigieron a un barracón o nave del Sector B Marismas de la localidad de Lebrija y, tras saltar la valla perimetral de la finca y violentar el candado de la puerta y, posteriormente, romper el candado y las rejas de una de las ventanas del barracón, se apoderaron de materiales, entre ellos soldadoras, compresores, amoladoras y herramientas, peritados en 6.177,20 euros, dándose a la fuga" después.

Los tres condenados, según la sentencia inicial del juzgado, "de común acuerdo entre ellos y con compartido ánimo de beneficio patrimonial, por medios que se desconocen, pero a sabiendas de su origen ilícito, adquirieron o se hicieron con parte del material procedente del robo", siendo después "interceptados a bordo de una furgoneta a las 1,30 horas del 29 de abril de 2018 en la calle Viridiana de las Tres mil Viviendas de Sevilla, al llamar la atención (a la Policía) el hundimiento del eje trasero de la furgoneta".

"Los agentes encontraron parte del material en la furgoneta: un compresor marca Besell, un generador marca Garland; un limpiador de agua a presión marca Garland; una amoladora marca Canora, un taladro eléctrico marca Thork, un minicompresor de aire marca Bruder Mannesmann; dos maletines con herramientas, dos bombonas de plástico con 25 litros de gasóleo, una llave inglesa, cuatro baterías, una palanqueta y un destornillador de pala y un par de guantes", se declaraba probado.

"Los acusados habían adquirido este material de sujetos desconocidos en condiciones de clandestinidad esa misma noche y con perfecto conocimiento de su procedencia irregular, sin que hayan podido dar explicación del origen de esa posesión", declara probado la sentencia inicial.

Los tres condenados recurrieron ante la Audiencia de Sevilla esta sentencia inicial, si bien la Sección Tercera de dicha instancia ha desestimado por completo su recurso y ha confirmado plenamente la condena.

Y es que entre otros aspectos, según razona el tribunal, "no se entiende" que los encartados aleguen que los materiales que transportaban era suyos, cuando "no han reclamado jamás de la Policía o del Juzgado la devolución de lo intervenido", mientras además no han presentado "ni tampoco lo han intentado, prueba alguna de su legítima tenencia sobre tales objetos".

"Es incomprensible, si tan fácil explicación tiene todo, que cuando son detenidos cada uno da una versión distinta de la procedencia de los aparatos y herramientas intervenidas y de lo que habían hecho esa noche", agrega la Audiencia.

TE RECOMENDAMOS