Quantcast
El tiempo en: Andalucía
26/06/2022  

Sevilla

Horario de cierre y urinarios, cuestiones a corregir en la Semana Santa de 2023

El alcalde tiende la mano al sector para “corregir y modular” algunas de las medidas con el sector de la hostelería

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
  • Muñoz con agentes de Policía Local esta Semana Santa.
  • Muñoz insiste en que hay que “preservar” la Madrugá y la festividad
  • Reconoce que los urinarios públicos instalados no fueron suficientes
  • PP pide diálogo con la hostelería y Cs propone crear una mesa de trabajo

Corregir y modular. Esas han sido los verbos utilizados por el alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, para anunciar la disposición del Ayuntamiento para abordar algunas de las cuestiones que más críticas han suscitado en la Semana Santa de Sevilla, el cierre de los establecimientos hosteleros al paso de las cofradías y la escasez de urinarios públicos, especialmente en la Madrugá, aunque el regidor defiende las medidas acordadas porque en Semana Santa “nos jugamos mucho” y considera que debe primar la seguridad aunque pueda suponer un “sacrificio” para determinados sectores como la hostelería.

Así, con respecto a la hostelería, mostraba su “mano tendida” al sector para “corregir y modular algunas cuestiones” de cara a la Semana Santa del próximo año después de la “indignación” expresada por la Asociación de Hosteleros de Sevilla ante la gestión municipal de las medidas acordadas entre ambas partes, como es el cierre de los establecimientos para frenar el consumo de alcohol, para “preservar”, sobre todo, la Madrugada, evitando incidentes como los de ediciones pasadas.

Los cambios en el horario de cierre de los bares, “lo veremos con los hosteleros”, afirmaba Muñoz pero recordando que la venta y consumo de alcohol “puede alimentar algunos incidentes que luego lamentaríamos”, más aún cuando “hay unanimidad en el sentido de que en la Semana Santa nos jugamos mucho como ciudad”.

“He recibido felicitaciones en la dirección de que hay que garantizar que la Semana Santa sea un éxito. Que seamos noticia por las procesiones y turismo y no por incidentes. Ése es el camino”, defendía Muñoz asegurando que si se hubieran repetido los incidentes de 2017 “ahora estaríamos rasgándonos las vestiduras pensando en lo que tendríamos que haber hecho”. Satisfecho de cómo ha transcurrido la Semana Santa en materia de seguridad, ha defendido las algunas medidas aunque puedan suponer “un sacrificio de algunos sectores, como el de la hostelería”.

Sí que ha reconocido que el Gobierno local ha detectado “falta de servicios públicos, como urinarios” en el Centro, donde fueron “insuficientes” ante la afluencia masiva de público durante la Madrugada del Viernes Santo, un extremo que también se abordará.
 

Críticas de la oposición

La presión sobre la hostelería también centra las críticas de la oposición, aunque también se han extendido a los orines y los botellones que se han detectado, solicitando más diálogo con el sector e incluso una mesa en la que se aborden estas cuestiones.

Así, el candidato del PP a la Alcaldía, José Luis Sanz, tras reunirse con el presidente de la Asociación de Hostelería, Antonio Luque, lamentaba los “incumplimientos y engaños” del gobierno municipal con los hosteleros, en especial sobre los horarios, cuando “lo mínimo que tiene que hacer el gobierno municipal es cumplirlos”, por lo que le ha reclamado diálogo y consenso con el sector.

Por su parte, el portavoz municipal de Cs, Álvaro Pimentel, exige al alcalde que “empiece a trabajar desde ya” para “arbitrar una solución de consenso” que evite “el cierre indiscriminado de bares durante la madrugada de 2023”, sugiriendo la creación de una mesa de trabajo con todos los sectores implicados para buscar “un punto de encuentro” entre la seguridad y los servicios.

Pimentel considera que la medida “puntual” del cierre de establecimientos “fue un éxito en su momento” pero “no se puede eternizar en el tiempo”, y, mucho menos, “criminalizar al sector de la hostelería bajo el argumento de que es la única alternativa para garantizar la seguridad en Semana Santa”, cuando ha habido botellones y falta de previsión tanto con los urinarios como con los aparcamientos de motos.

Por último, la portavoz de Vox, Cristina Peláez, cree que “la política de demonización de los hosteleros sevillanos por parte del Gobierno de Antonio Muñoz es un grave error que indigna por igual a los profesionales del sector y a los clientes”, reclamando explicaciones sobre los incumplimientos y por el “acoso” a los establecimientos.

TE RECOMENDAMOS