Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Sábado 29/01/2022  

Sevilla

Habrá una auditoría de ciberseguridad sobre los sistemas del Ayuntamiento de Sevilla

Ayuntamiento analiza el programa piloto de patinetes y plantea mecanismos para que no vayan dos personas o mejora de aparcamiento

Publicidad Ai Publicidad Ai
  • El Ayuntamiento de Sevilla.

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado las mociones del PP relativas a la realización de un auditoria sobre los sistemas de seguridad municipales, tras la presunta estafa que investiga la Policía Nacional al suplantarse la identidad de una de las empresas contratistas del Consistorio para cobrar el servicio de instalación de la iluminación de Navidad, un marco en el que el gobierno local ha defendido la fortaleza de un sistema que ha parado "6.500 ataques" informáticos.

En este marco, se ha acordado con el apoyo de todas las formaciones, salvo del PSOE, que asegura que ya se lleva a cabo, la realización de una auditoría en relación con los sistemas de funcionamiento y gestión de pagos de los servicios de Tesorería de todas las delegaciones, organismos autónomos y empresas municipales que integran la corporación municipal. Sin embargo ha sido rechazado, con el voto contrario de PSOE, Adelante Sevilla y de la concejal no adscrita Sandra Heredia el punto en el que se abordaba la constitución de un departamento de ciberseguridad al respecto.

El popular José Luis García ha relacionado los ciberataques y el "robo de tres millones de euros" del contrato de iluminación navideña, así como menciona el incidente de 2018 cuando se filtraron datos de ciudadanos por un fallo en la Agencia Tributaria.

Ante ello, la delegada de Recursos Humanos, Clara Macías (PSOE), considera que "no es necesaria una auditoría adicional porque ya se realiza" y aclara que "no es ciberataque, sino que ha habido suplantación de identidad que está en investigación". Así, insiste en que "6.500 ataques fueron cortados por el sistema de seguridad municipal, que es fuerte y funciona".

AUMENTO DE EFECTIVOS ANTE EL BOTELLÓN

En cuanto a la segunda de las propuestas populares, que también ha salido adelante, con prácticamente el apoyo de todas las formaciones a todos los puntos, se centra en solicitar que se incremente el número de policías locales para "disuadir los comportamientos incívicos producidos en los botellones y reforzar los dispositivos destinado de hacer cumplir las ordenanzas sobre prohibición de venta de bebidas alcohólicas a menores de edad y a partir de ciertas horas". También, insta a potenciar la coordinación de Policía Local y Nacional para la persecución de delitos como actos vandálicos y comportamientos incívicos o dar cumplimiento a mociones de 2016, 2018 y 2019 relativas a realizar un plan integral para la juventud o un nuevo plan municipal de adicciones.

De la Rosa apuesta por una ciudad más segura donde se compatibilice la convivencia con el ocio, advirtiendo de "los problemas generados por el botellón, que funde la inseguridad y la falta de limpieza y afecta a todos los distritos de la ciudad". En este marco, hace referencia también a "a la tasa de paro juvenil, los problemas de movilidad o la escasa programación cultural o de deporte para este colectivo". "Es un problema que tenemos que afrontar entre todos", incide, a la par que critica la "persecución que se hace a algunos bares, mientras proliferan los botellones".

El delegado de Gobernación, el socialista Juan Carlos Cabrera, ha pedido a De la Rosa que, "si tiene la varita mágica para solucionar el problema, mucho está tardando en planteárselo a su partido en Madrid, donde hay un problema de seguridad e incluso saquean negocios". Además, pide explicaciones al PP por ligar las personas que hacen botellón con las que tienen problemas de movilidad o adiciones, "cuando en realidad no responde a estatus o si tienen empleo o no".

Igualmente, añade que el plan para la juventud sólo lleva tres meses ejecutándose y pide margen para que demuestre su eficacia. Cabrera pide "mociones serias" y deja claro que actuar ante el botellón es "un tema de ciudad y de todos los grupos".

El concejal de Cs Miguel Ángel Aumesquet afirma que "los mismos jóvenes que se manifiestan una vez al mes aquí para pedir un planeta más verde son los que después hacen esto" y ve "insostenible" la situación teniendo en cuenta que en los botellones hay "menores en preadicción al alcohol". Del mismo modo, lo ve "insostenible para los vecinos que quedan sin derecho a descanso y para el patrimonio de la ciudad y de las zonas verdes". Apuesta por un acuerdo de todos los grupos políticos y a nivel nacional para abordarlo "con medidas valientes, ya que no funciona las multas o las alternativas".

La portavoz de Adelante, Susana Serrano, señala que "no todo es un problema de botellón", apuntando más al "exceso de veladores en ciertas zonas donde Sevilla, dejando espacios donde casi no se puede pisar el suelo". Ante ello, pide "no relacionar tanto el botellón con la juventud, habilitando espacios de convivencia para ellos", y apuesta por priorizar la Ordenanza de Ruidos.

La portavoz de Vox, Cristina Peláez, advierte de que "nunca se hayan producido propuestas serias para acabar con el botellón", a la par que lamenta que las mociones de pleno "quedan en papel mojado porque este gobierno no las cumple". Por último, la concejal no adscrita Sandra Heredia ha pedido más medidas para la juventud, a quien insta a no criminalizar, y señala que las medidas punitivas no serán las que consigan que haya alternativas de ocio eficaces.

MULTAR ANTE INCUMPLIMIENTOS EN PATINETES ELÉCTRICOS

Por otro lado, De la Rosa ha preguntado en el Pleno al alcalde, el socialista Juan Espadas, sobre el proyecto piloto para dar servicio con unos 2000 patinetes eléctricos, ya que afirma que existen "irregularidades" e "incumplimiento" de los pliegos, "usos incívicos" de los patinetes con más personas o circulando por zonas donde no se deben pasar, a la par que el servicio "no llega" a zonas de la ciudad como Rochelambert.

Ante ello, Espadas, que defiende que Sevilla ha sido "una de las pocas ciudades en la que se ha avanzado desde esa situación de caos inicial, escuchando a operadores y siguiendo las normativas que se han ido desarrollando", subraya que se está realizando ahora la experiencia piloto y que no se está "satisfecho al cien por cien".

"Urbanismo y Movilidad están realizando un seguimiento de los compromisos, con una última reunión el 6 de octubre", explica, mencionando que los criterios de estacionamiento planteados "no se están cumpliendo al cien por cien y aumentan los caos en los que los sistemas no están actuando de forma adecuada".

Plantea ajustar el ámbito espacial porque "si el patinete está cercano a una zona de exclusión de uso, como la Plaza de la Encarnación, el patinete se paraba y el usuario lo dejaba al pensar que estaba estropeado". "Aquí se plantea que en vez de pararse se rebaje velocidad a dos kilómetros por hora, como un peatón, mediante una solución tecnológica", añade, añadiendo que también se estudia que el dispositivo evite que dos personas vayan en un patinete.

De cualquier modo, deja claro que se ha abordado con la Policía Local que "se ejerza la potestad sancionadora cuando se incumple". "Quien use un patinete tiene que cumplir las normas, primando la seguridad del ciudadano", concluye.

TE RECOMENDAMOS