Actualizado: 12:17 CET
Martes, 20/10/2020

Sanlúcar

Denuncian el desmantelamiento de bodegas Argüeso

Nueve de los 15 trabajadores de la plantilla que permanecen en ERTE protagonizan concentraciones diarias para denunciar su situación

  • Concentración de los trabajadores a las puertas de Argüeso.

Cuatro años después de que Francisco Yuste se hiciera con la mítica bodega Herederos de Argüeso S.A. y coincidiendo con la crisis del coronavirus, el conflicto laboral ha estallado en el seno de la empresa. Nueve de los 15 trabajadores de la plantilla de la firma bodeguera se encuentran dentro del Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) al que se acogió la empresa nada más declararse el estado de alarma. Una situación que se ha prorrogado recientemente y que ha motivado que los trabajadores comiencen una serie de concentraciones diarias en los dos centros de trabajo de la bodega - en la calle Mar y en la carretera de Chipiona.

Denuncian que “está desmantelando la bodega” y que, además, está contratando a nuevos trabajadores para que hagan las labores de producción a las que antes de dedicaban ellos. “Estamos totalmente desconformes con el ERTE. Entendemos las circunstancias y, aunque los trabajadores pierden el 40% de su salario, había que ayudar a la empresa en estas circunstancias que estamos viviendo”, relata Mariano Galán, delegado de Personal de Bodegas Argüeso. Sin embargo, denuncia que “los beneficiarios son los empresarios, porque son los trabajadores los únicos que pierden”.

A esta situación se une además otro aspecto y es que la plantilla denuncia que “desde marzo, este señor está trabajando y produciendo los vinos de Herederos de Argüeso en Miraflores - en las instalaciones de la carretera de Chipiona- con otras personas. Es decir, que está elaborando Manzanilla La E y San León, los productos referentes de la bodega Herederos de Argüeso, en las Bodegas Francisco Yuste de la Carretera de Chipiona”. “Está demantelando las botas y los depósitos de acero”, añade el responsable de personal. “Está sacando las botas y vendiéndolas de muy mala manera y otras botas y bidones de acero inoxidable los está llevando a su bodega que está al lado”, explica Mariano Galán. Unos hechos que han llevado incluso a la plantilla a denunciar los hechos ante la Policía Nacional.

El delegado de Personal argumenta que “el futuro que vemos en la plantilla es muy negro”. “No hay diálogo y le tengo que mandar las cartas por burofax (...) incluso hemos levantado tres actas notariales desde que empezó este tema para que quedara constancia”. En el último mes han presentado tres denuncias ante la inspección de trabajo y la próxima semana se reunirán en Cádiz para abordar esta situación. El delegado de Personal señala que su prioridad, por este orden, es “defender los puestos de trabajo, que no se pierda la bodega y ver qué medidas toma el propietario de Herederos de Argüeso porque estamos en una situación muy difícil”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Rotary Club entrega mamparas de protección a colectivos sociales de Sanlúcar
chevron_right
Argüeso niega el desmantelamiento de la bodega