El tiempo en: Andalucía
Miércoles 25/11/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sanlúcar

Nolito: “Hay que tener fe, hambre y confianza en nosotros mismos”

El jugador de Sanlúcar que milita en el Celta ha tenido un buen comienzo de Liga

Publicidad Ai
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Nolito confía en disfrutar y triunfar en el Celta de Vigo
  • Valora que "tenemos una nueva oportunidad y empezamos de cero"
  • Resalta que "lo que del covid-19 es una pena y una putada"
  • Pero entiende que "hay que jugar como nos digan los que mandan"

El centrocampista Manuel Agudo ‘Nolito’, futbolista del Celta de Vigo, considera que su equipo tiene que “poner bien el pie en el acelerador” desde este inicio del curso liguero para evitar “el sufrimiento” de la pasada temporada, cuando tuvieron que esperar al último minuto de la última jornada para celebrar su permanencia en LaLiga.

El país está en la situación que está y a nosotros nos toca jugar sin público

“Hay que tener hambre, tener fe y confiar en nosotros mismos. Tenemos una nueva oportunidad y empezamos de cero. Hay que olvidar todo, pero pensar en lo que hicimos mal y mejorarlo para no sufrir como sufrimos el año pasado”, comentó en Celta Media.

Para el ex futbolista del Sevilla era muy importante arrancar el campeonato con una victoria porque “te da más confianza y es distinto que empezar perdiendo”, aunque lo que más le preocupa es que hayan aprendido de los “errores” pasados.

Nolito no escondió que la crisis sanitaria provocada por la COVID-19 es “una pena y una putada”, pero recuerda que el fútbol es su profesión: “El país está en la situación que está y a nosotros nos toca jugar sin público. Es nuestro trabajo, nos adaptamos y punto. Hay que jugar como nos digan los que mandan”.

El gaditano de Sanlúcar de Barrameda, que regresó a Balaídos a mediados de junio tras la lesión de larga duración del portero Sergio Álvarez, admitió que en la recta final del pasado curso sufrió mucho. “Nunca había sufrido tanto en mi carrera como ese último mes. Llegó un momento que parecía que la salvación estaba hecha, pero las dos últimas semanas pensé lo peor, vi a los demás equipos...”, apuntó Nolito, quien cree que ahora se ha perdido “el fútbol de barrio” que él practicó, muchas veces descalzo, con sus amigos en Sanlúcar de Barrameda.

 


COMENTARIOS