Actualizado: 20:31 CET
Miercoles, 30/09/2020

Sanlúcar

Manolo Salado: "Esta vez el parón ha sido demasiado largo"

El preparador físico jerezano del Atlético Sanluqueño resalta que "estamos afrontando un periodo transitorio"

  • Manolo Salado en El Palmar, un estadio que conoce a la perfección
  • Entiende que "siempre hay que temer el riesgo de una posible lesión"
  • Llega a la conclusión que "la temporada va a ser dura"
  • Del confinamiento recuerda que "estar con mi hija de dos años y medio me ayudó mucho"

El preparador físico jerezano Manolo Salado mira de reojo su cuarta temporada en el Atlético Sanluqueño. En la primera logró el ascenso a la Segunda División B, objetivo que quedó certificado en Yecla. En la segunda consiguió la permanencia en una campaña liguera que inició Rafael Carrillo y la finalizó Abel Gómez. En la tercera la Liga concluyó en la jornada 28 con el Atlético Sanluqueño fuera de los puestos de descenso. Tuvo a Abel Gómez y no llegó a coincidir con Romerito en el banquillo porque el partido ante el Murcia en El Palmar nunca se llegó a jugar.

Me encuentro muy a gusto en Sanlúcar, me han tratado muy bien en el tiempo que llevo en esta ciudad

La Carrera de Educación Física la completó en Murcia, concretamente en la UCAM. Siempre ha estado vinculado al fútbol. Formó parte del equipo juvenil, del filial y de la primera plantilla del Xerez CD. También del juvenil y el filial del Cádiz, siendo el coordinador de los preparadores de la cantera. Con Fernando Niño, segundo entrenador del Atlético Sanluqueño, ha coincidido tanto en el Xerez CD como en el Cádiz.

Manolo Salado está afrontando meses complicados porque el fútbol perdió mucho protagonismo desde que el Gobierno de España decretara el Estado de Alarma por la expansión del coronavirus en el país y en el resto del mundo. Entiende que “la preparación física no es diferente, lo que ocurre es que sí hemos tenido un periodo transitorio. En esta ocasión el parón sí que está siendo largo”.

Añade que “hemos estado entrenando hasta mayo gracias a las video llamadas. En junio se siguió entrenando y después llegó un parón de tres semanas. A continuación vino un proceso de adaptación de pretemporada. Se entrenaba en El Palmar con grupos reducidos y de manera voluntaria”.

Como todos los preparadores físicos de los equipos de fútbol teme que “siempre está presente el riesgo de una lesión. La adaptación esta vez es diferente. La idea era empezar a mitad de agosto y tener seis o siete semanas de pretemporada”.

De cómo llevó el confinamiento no obvia que “estaba preocupado pero lo pasé bien. He estado en casa con mi hija de dos años y medio y he aprovechado para pasar más tiempo con ella. He tenido muchas video llamadas y he querido estar lo más entretenido posible”.


De lo que puede ser la próxima temporada señala que “las competiciones han dejado muchas incertidumbres. Se creará una Liga Pro y todos los equipos van a querer al menos estar en esa categoría. Se habla de 10 grupos de 10 equipos y entonces será importante empezar fuerte porque son 18 partidos. Será una temporada dura porque el que ascienda a Segunda División A subirá dos categorías y el que baje lo hará en dos porque de la tercera pasaría a la quinta. Nosotros dependemos mucho  del apoyo que recibamos de la afición”.

De su estancia en Sanlúcar y pensando en afrontar su cuarta temporada en el Atlético Sanluqueño destaca que “me encuentro muy a gusto en esta ciudad porque me han tratado muy bien”.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Distribuciones Corbacho confirma los negativos de sus trabajadores tras los PCR
chevron_right
Víctor Moreno, partidario de disputar encuentros informales