Actualizado: 08:31 CET
Miercoles, 24/07/2019

Sanlúcar

“Satisfecho porque el que me suplirá en el cargo lo hará en 2ªB"

Manolo Fernández deja de ser el presidente del Atlético Sanluqueño tras 14 temporadas y anteriormente 9 como secretario

  • Manolo Fernández en la Asamblea General de Socios celebrada este pasado viernes en el Museo de la Manzanilla
  • Sangre verdiblanca: “Soy socio del club desde que tenía 1 año y lo seré hasta que me muera”
  • Promesa: “En el ascenso ante el Extremadura le prometí a mi padre que íbamos a subir”
  • Economía: “Hubiera preferido irme con mejor números pero la 2ªB es complicada”

Manolo Fernández dejará de ser el presidente del Atlético Sanluqueño en breve. Todo apunta a que tendrá relevo una vez que finalice la convocatoria electoral. Prácticamente se despidió de los aficionados en la Asamblea General de Socios que se celebró en el Museo de la Manzanilla, de Bodegas Barbadillo, acto en el que se trató la situación deportiva y económica del Atlético Sanluqueño tras ponerse el  punto y final a la temporada 2018-2019.

¿Qué se le viene a la mente tras haber estado como presidente del Atlético Sanluqueño durante 14 temporadas?

—Pues que acabo de afrontar mi 14 Asamblea General de Socios, que creo que será la última en la que participe. Al menos eso espero porque mi pensamiento es la de no presentarme a una reelección y sí dar el paso a una nueva directiva, compuesta por nuevas personas, nuevas ideas, nuevos proyectos... Es lo que busco y más porque creo que me espera un merecido descanso.

¿Quién era Manolo Fernández hace 14 años?

—Una persona que decidió dar el paso para ser el presidente del Atlético Sanluqueño y que anteriormente ocupó el cargo de secretario durante 9. Han pasado muchos años, en la que entramos a dirigir al club en una situación muy complicada pero fuimos valientes y tiramos para adelante. Me alegro por el paso que dimos y me voy muy satisfecho por el trabajo que realizamos porque lo hicimos para que el Atlético Sanluqueño sea 14 temporadas después un club más grande.

Bajo su mandato se han vivido varios ascensos. ¿Con cual se queda?


—Muy especial fue ante el Extremadura en El Palmar porque se consiguió en Sanlúcar y porque se lo prometí a mi padre tres meses antes de que falleciera. Le dije que le garantizaba que llevaría al Atlético Sanluqueño a la Segunda División B. Fue muy emotivo, por eso, y porque El Palmar acogió a más de 7.000 aficionados, algo que pasará a la historia del club porque el ambiente que se vivió ese día jamás se podrá olvidar.

¿Qué supuso la permanencia lograda hace escasas semanas en la Segunda División B?

—Fue la  última que ha logrado el club, a lo que habría que unir que fue muy sufrida. Lo conseguimos ante el Badajoz en un partido en el que me encontraba muy nervioso, cuando normalmente no lo estoy, porque teníamos la permanencia muy cercana. Era también mi último partido al frente del club. Me sentí muy relajado y liberado tras el encuentro.

¿Quién será Manolo Fernández a partir de ahora?

—Tengo muchas cosas en la cabeza, como proyectos empresariales. Lo que sí tengo claro es que ahora tendré más tiempo libre para dedicárselo a mi familia, a mi mujer,  a mis negocios, a mis proyectos... Me he sacrificado durante muchos años por el fútbol. Llegó el momento de dejar de ser más egoísta y dedicarle más tiempo a mi familia.

Se va Manolo Fernández y comienza una nueva etapa en el Atlético Sanluqueño...

—Evidentemente. Hay un grupo de personas que está dispuesta a dar el paso adelante. Llega al club aire nuevo y pienso que los que hemos estado durante tantos años dejamos al club en buenas manos. En este aspecto estoy encantado y más porque el cambio se produce con el Atlético Sanluqueño estando en la Segunda División B. Llegarán personas con ilusión y ganas. Son gente joven que se harán cargo de un club que no estará a la deriva y sin nadie al frente.

Me imagino que seguirá acudiendo al Estadio EL Palmar.

—Por supuesto. Siempre he sido socio del Atlético Sanluqueño. Lo soy desde que tenía un año de vida y lo seré hasta el día que me muera.  Cuando hice la mili el carnet lo tuve en mi mesilla de noche. Desde que mi padre me hizo socio nunca dejé de serlo y por supuesto seguirá siempre así.

Algo que le haya dejado un mal sabor de boca en su despedida.

—Hubiéramos preferido presentar mejores números pero ya se sabe que la Segunda División B es complicada porque el esfuerzo que hay que realizar es grande. Conseguir patrocinadores es complicado como también encontrar importante cantidades de dinero para cubrir los gastos. También sabemos que Sanlúcar no es una ciudad industrial y que cuesta mucho trabajo pedir colaboración. Pero me voy con la satisfacción de que el equipo sigue en la Segunda División B, que es lo más importante.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El CA Barrameda compitió en Málaga y en Sevilla
chevron_right
Mora inicia en solitario el cuarto mandato del PSOE en Sanlúcar