Actualizado: 18:15 CET
Domingo, 26/05/2019

Sanlúcar

Buena actuación de Racing Engineering en Franciacorta

Myatt Snider, piloto de la escudería con sede en Sanlúcar, logró el segundo puesto en el circuito italiano de Brescia

  • Racing Engineering presentó batalla en Italia.
  • La siguiente prueba NASCAR Whelen Euro Series 2019 será en Inglaterra

La carrera Elite 2 de la segunda jornada en el Autodromo Di Franciacorta, en Brescia, Italia, segunda prueba de la NASCAR Whelen Euro Series 2019, terminó con una excelente segunda posición para Myatt Snider, que incluyó además un increíble adelantamiento en una maniobra de tres en fondo con el estadounidense del equipo español ganando dos posiciones a la vez.

Para las 24 vueltas de la carrera, el piloto de Racing Engineering, escudería con sede en Sanlúcar de Barrameda, partía desde el quinta puesto de la parrilla de salida (basada en las vueltas rápidas logradas por cada piloto en la competición de la víspera) y su nuevo compañero en el equipo español, Eric Clement, que el día antes no pudo participar al no haber sido posible reparar a tiempo su coche de los daños sufridos en la prueba de Elite 1, tenía que iniciar la carrera desde el último puesto. Myatt perdía una posición ante Ghirelli en la primera curva y pasaba a ser sexto, pero el piloto de Racing Engineering presionaba al italiano y trataba de recuperar la plaza. En la vuelta 7 estaba a sólo medio segundo de Ghirelli, pero tenía que vigilar a Longin, que le seguía a 7 décimas. En los siguientes giros, Myatt rodaba pegado a la defensa trasera del coche de Ghirelli quien, a su vez, intentaba rebasar a Sorensen, que era cuarto.

A mitad de carrera, Myatt empezaba a ceder algo de terreno, al sufrir sobreviraje cuando sus gomas se iban desgastando. A siete vueltas del final, Myatt había adaptado su pilotaje al estado de los neumáticos, conseguía despegarse gradualmente de Longin y recortar la diferencia con Ghirelli, que seguía siendo quinto, pero la carrera llegaba a su fin sin que pudiera alcanzarle y debía conformarse con cruzar en sexta posición bajo la bandera a cuadros. Eric, por su parte, había hecho un trompo en la curva 7 de la primera vuelta mientras trataba de acostumbrarse al coche recién reparado en condiciones de carrera, pero pronto comenzaba a recuperar posiciones para ocupar el puesto 25 hasta que, en la vuelta 6, tenía que entrar en boxes con algunos daños en la parte frontal de la carrocería.


Volvía con rapidez a pista, manteniendo la posición, y comenzaba a marcar buenos tiempos por vuelta. A medida que avanzaba la competición, remontaba hasta el puesto 23 antes de tener que entrar en boxes de nuevo a final de carrera y se clasificaba definitivamente en la 23ª posición. La carrera Elite 1 de la primera jornada había sido decepcionante para los dos pilotos de Racing Engineering, ya que tanto Ander Vilariño como Romain Iannetta tuvieron que retirarse con sus coches dañados tras sendos incidentes. Para la carrera de 29 vueltas del día siguiente, Ander partía desde la décima posición de parrilla y Romain desde la vigésimoprimera. Ander mantenía su puesto en la salida y completaba la primera vuelta en el décimo lugar, pegado a Sedgwick, y en la vuelta siete una limpia maniobra de adelantamiento del piloto español le situaba noveno y a la caza de Ferrara. La parte delantera del grupo, desde el segundo al décimo, estaba muy igualada y en la vuelta once Ander superaba a Ferrara para ser octavo.

A mitad de carrera, el coche de Racing Engineering seguía al de Rocca y la retirada de Goosens así como otro adelantamiento le ponía en el sexto lugar a diez giros del final. En la vuelta 22, Ander se había acercado a Longin y Rocca a base de rodar más rápido que los dos y en la 25 se ponía en paralelo con Rocca durante varias curvas, con los dos pilotos dejando espacio a su rival, pero Rocca estaba en mejor posición y Ander acababa por tener que situarse de nuevo tras el italiano. Ander seguía presionando a Rocca pero no podía encontrar la forma de adelantarle y cruzaba la meta en el sexto lugar. Romain, por su parte, había hecho una fantástica primera vuelta, ganando posiciones a lo largo de todo el circuito para completar el giro inicial en el puesto 16. En la quinta vuelta formaba parte de un grupo de siete coches separados por menos de cinco segundos. El piloto francés del equipo español seguía progresando y en la vuelta 11 ya era decimocuarto para, un giro más tarde, ser decimotercero al salirse Ferrando.

Dos abandonos permitían a Romain ascender al puesto once pese a tener dañada la aleta delantera derecha de su coche y rodaba en paralelo con Delsaux, a quien superaba enseguida. En la vuelta 20, el piloto de la formación andaluza ya era noveno al retirarse Goosens. En las últimas vueltas, Romain estaba a sólo 0.2 segundos de Lasserre pero, al igual que le ocurría a su compañero de equipo, no quedaba suficiente tiempo para más y terminaba noveno. En conjunto, la segunda jornad resultaba mucho mejor para Racing Engineering, con tres coches terminando entre los nueve mejores y Romain, en particular, protagonizando una gran carrera para remontar desde el puesto 21 al noveno en una pista donde no es fácil adelantar.

La siguiente prueba de la NASCAR Whelen Euro Series 2019 tendrá lugar dentro de pocos días en Brands Hatch, Inglaterra. La escudería Racing Engineering saldrá a por todas.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Desmantelan dos plantaciones de cannabis con dos detenidos en La Jara
chevron_right
El PSOE enarbola su gestión económica en Sanlúcar