Actualizado: 10:17 CET
Jueves, 23/05/2019

Sanlúcar

Viernes Santo de ausencias de Veracruz y Angustias en la ciudad

El Santo Entierro, con su salida, salvó este día en Sanlúcar

  • El Santo Entierro en sus primeros metros

El Viernes Santo, la Sanlúcar cofrade, tiene el privilegio de contar con tres hermandades señeras, las cuales cuentan con verdaderas joyas de imaginería y, además, todas ellas poseen un pasado histórico que merece ser conocido por los amantes del arte y de la historia  La jornada del último día de celebración de la Pasión de Cristo de 2019, será recordado con mucha tristeza, pues la hermandades del Cristo de la Veracruz y la Ntra. Sra. de las Angustias no pudieron llevar a cabo sus respectivas estaciones penitenciales.

Tras el paréntesis del Jueves Santo, en el que el tiempo dio una tregua a las Cofradías, rompiendo los pronósticos meteorológicos que venían anunciando que iba a ser el peor de toda la Semana Santa, amaneció un Viernes Santo en el que no se atisbaba que apareciera la temida lluvia. Sin embargo, a la 6 de la tarde el cielo se fue ennegreciendo y empezaron a tronar las tormentas que inmediatamente dio paso a la lluvia. Ante esta inesperada situación atmosférica, la Hermandad de las Angustias emitió un comunicado anunciando que iba a esperar una hora, como manda las normas del Consejo de Unión de Hermandades, para tomar una decisión. Tras reunirse la Junta de Gobierno y por temor a que las inclemencias del tiempo pudieran dañar el magnífico patrimonio de la Hermandad, ésta decidió no efectuar su salida.

En la misma circunstancia se encontró la Cofradía de la Veracruz, que tras esperar una mejoría del tiempo, optó por no realizar su salida procesional. Las decisiones tomadas por ambas Cofradías privaron a los cofrades de la contemplación por las calles de Sanlúcar de magníficas imágenes artísticas y de un valor incalculable. Tallas de la calidad del Cristo de la Veracruz o del misterio de la piedad según Sanlúcar, permanecieron en sus respectivos templos ante la impotencia, la pena y el desencanto de los hermanos de las dos hermandades y cofrades en general. Habrá que esperar al año próximo para disfrutar del imponente Cristo Crucificado atribuido a Francisco de Ocampos, obra fechada en 1620 y que viene catalogado por la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) como uno de los mejores 100 crucificados de España. Del mismo modo esperaremos ansiosamente a la Semana Santa de 2020 para contemplar la ternura hecha dolor de nuestra Madre de las Angustias con el hijo muerto en su regazo.

La única Hermandad que llevó a cabo su recorrido procesional fue la Muy Antigua, Real, Venerable el Ilustre Archicofradía Franciscana y Primitiva Hermandad Sacramental de Nazarenos de las Cinco Llagas y Sangre de Cristo, Santo Entierro de Nuestro Señor Jesucristo, Soledad de María Santísima y San Francisco de Asís, que realizó su salida una hora más tarde de la prevista debido a la aparición de la indeseable lluvia. Es la Hermandad más antigua de cuántas procesionan en la Semana Santa sanluqueña y fue fundada en el Convento de San Francisco El Viejo hacia 1515. Esta Cofradía. Es el fruto de la fusión de la llamada Sangre de Cristo o Cinco Llagas con la de la Soledad, dicha unión fue realizada en 1639. Gracias a la decisión arriesgada de la Junta de Gobierno, encabezada por su Hermano Mayor, Rafael Verano Ahumada, de hacer su Estación Penitencial en la Parroquia Mayor de Ntra. Sra. de la O, el Viernes Santo sanluqueño tuvo un gran colofón cofrade. Tras la tormenta de la tarde, la noche climatológicamente hablando mejoró sobremanera, hasta el punto de que pudimos contemplar a la bellísima imagen de la Soledad con toda su candelería encendida. Esta Hermandad tiene carácter oficial, en su cortejo van representadas prácticamente todas las cofradías de la Semana Santa, excepto las que hacen Estación de Penitencia en este mismo día. También acompaña al paso del Entierro de nuestro Señor Jesucristo los hermanos mayores de las restantes corporaciones nazarenas, así como el Consejo de la Unión de Hermandades y demás autoridades.  El regreso de ambos pasos por calle Cruces, Bolsa y por sobre todo Ángel resultó emotivo, la Virgen de la Soledad iba acompañada hasta su recogida por muchos cofrades que no querían perderse las últimas imágenes del paso con un recital de marchas fúnebres interpretadas por la Banda de Música de Nuestra Señora del Carmen, de Prado del Rey. Con la recogida del precioso paso de palio de esta antigua y señera Hermandad se puso el colofón en cuanto a los diferentes pasajes de la Pasión de Cristo. Ya sólo nos queda esperar su gloriosa Resurrección.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Grandioso Jueves Santo en Sanlúcar
chevron_right
¿Dónde está muerte tu victoria?