Quantcast
El tiempo en: Andalucía
03/07/2022  

Sanlúcar

Barbadillo agota las existencias de la 'Saca de Primavera 2015' su Manzanilla Solear

Bodegas Barbadillo, primera bodega del Marco de Jerez en embotellar manzanilla en rama, ha vendido toda la producción de la saca de primavera antes "incluso de acabar la estación".

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad Ai

Bodegas Barbadillo, primera bodega del Marco de Jerez en embotellar manzanilla en rama, ha vendido toda la producción de la saca de primavera antes "incluso de acabar la estación". "De carácter recio, sabor a crianza, y elaborada gracias a la transformación natural del vino blanco de uva Palomino", según destaca Barbadillo, la manzanilla en rama es un producto "único en el mundo y exclusivo de las tierras gaditanas".

En una nota de prensa, Bodegas Barbadillo explica que la técnica, procedente del siglo XIX, se basa en el desarrollo del denominado "velo de flor" sobre la superficie del vino blanco, que se clarifica con auténtica clara de huevo, y que se enriquece gracias a la acción de la levadura.

El proceso de crianza biológica bajo velo de flor constituye, de hecho, "uno de los fenómenos más asombrosos de la enología".

"Nuestro objetivo es mostrar cómo evoluciona el vino en función de la temperatura y la humedad propias de cada estación. Estos factores influyen en la levadura y en la manera que ésta trabaja sobre el velo de flor. Así, en estaciones más frescas o con condiciones climatólogas más favorables, las notas son más finas y más perfumadas que en las estaciones que son algo más rigurosas", asegura la enóloga de Bodegas Barbadillo Montserrat Molina.

Cada saca de solear en rama tiene "sus propias connotaciones y características organolépticas debido a la climatología propia de la primavera, el verano, el otoño y el invierno, de ahí que Bodegas Barbadillo lance en cada estación alrededor de 1.200 botellas de edición limitada que son degustados por los amantes de este producto tan singular".

 

TE RECOMENDAMOS