Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sanlúcar

Triunfo de la terna en Sanlúcar de Barrameda con el indulto de dos toros

Festejo triunfalista en Sanlúcar de Barrameda con la puerta grande para la terna, formada por David Fandila \"El Fandi\", Sebastián Castella y Daniel Luque, y el indulto de dos toros de Santiago Domecq

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • La terna a hombros. -

Festejo triunfalista en Sanlúcar de Barrameda con la puerta grande para la terna, formada por David Fandila "El Fandi", Sebastián Castella y Daniel Luque, y el indulto de dos toros de Santiago Domecq.

Se han lidiado toros de Santiago Domecq, bien presentados y nobles. El toro 'Fantasmito', número 22, fue indultado por Daniel Luque en tercer lugar y 'Lenguasucia', número 103, por el Fandi, siendo el cuarto de la suelta.

El Fandi, ovación con saludos y dos orejas y rabo.

Sebastián Castella, dos orejas y oreja.

Daniel Luque, dos orejas y rabo y dos orejas

Incidencias.- Un tercio de entrada en tarde agradable.

El primero de El Fandi se echó en el transcurso de la faena en tres ocasiones. Le faltó casta aunque derrochó nobleza. Al segundo lo dejo crudo y se movió en banderillas. Muy aplaudidas. En la faena tuvo recorrido y buen son. Muletazos que llegaron mucho al tendido y, finalmente también el indulto. Inverosímil.

También le falto chispa al primero de Castella. Deslucido aunque noble. Destacó con una tanda por la izquierda y un arrimón final. Estocada entera y dos orejas sin despeinarse. En su segunda labor apostó por un toreo encimista y otro arrimón.

Daniel Luque estuvo muy voluntarioso toda la tarde. Hizo un quite por gaoneras apretadísimo en su primer toro. Estatuarios para iniciar la faena y recrear una labor cimentada en la zurda con muletazos de gran calado. Una serie de sevillanía al finalizar con muletazos sueltos de bella factura como el pase de la firma, el kikirikí o la trincherilla. Después vino la 'indultitis' que padecemos en los tendidos y finalmente le fue perdonada la vida. Noble sí. Pero no para indultar. Su segundo trasteo fue de pura entrega. Un toro al que entendió a la perfección a pesar de ser el más complicadito.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN