Actualizado: 20:55 CET
Sábado, 23/06/2018

Sanlúcar

Mora asume la alcaldía con el propósito de "dignificar" la política

Los grupos de la oposición reclaman al socialista que sea más reivindicativo con las administraciones central y autonómica en cuanto a los proyectos comprometidos con Sanlúcar

  • Mora, con el bastón de mando.

"Honradez, honestidad y transparencia" serán los tres principios que rijan el Gobierno de Víctor Mora (PSOE), elegido este lunes nuevo alcalde de Sanlúcar de Barrameda en sustitución de la secretaria provincial del PSOE, Irene García, quien renunció a la alcaldía la semana pasada. Así lo anunciado en su discurso durante el Pleno de investidura que se ha celebrado esta tarde en el Consistorio sanluqueño en el que Mora ha obtenido el respaldo de Ciudadanos Independientes de Sanlúcar (CIS) -socio de Gobierno de los socialistas desde el año 2007 - para dar continuidad a su mandato.
Doce votos a favor -los que suman los del grupo socialista, con excepción de María José Valencia, que no ha acudido a los Plenos municipales desde su imputación en el caso 'Bahía Competitiva' y los tres de CIS - han convertido a Víctor Mora en el nuevo alcalde de Sanlúcar. Junto a CIS, el Partido Andalucista ha renunciado a presentar candidato para el puesto vacante, si bien Antonio Prats - quien desde hace meses se sienta sólo en el salón de Plenos, con la ausencia del concejal Juan José Suárez - se ha abstenido en la votación a Mora.

Pasadas las cinco de la tarde Víctor Mora se hacía con el bastón de mando de la ciudad tras prometer su cargo. En su primera intervención pública, con una "mezcla de sentimientos", el joven socialista, de 36 años de edad y número 2 de Irene García en los dos últimos Gobiernos municipales, ha prometido "trabajo, trabajo y más trabajo" para que "Sanlúcar tenga lo que se merece".

Desde las filas de Ciudadanos Independientes de Sanlúcar (CIS), Juan Marín ha corroborado su apoyo al PSOE en esta nueva etapa en la que, ha reconocido, "queda mucho por hacer". Como balance del pacto de Gobierno, el portavoz de CIS ha señalado, por un lado, la "tranquilidad ye estabilidad" que ha alcanzado la ciudad y, por otro, el "haber antepuesto los intereses de los sanluqueños a los de los partidos". Marín ha eludido hablar de proyectos faraónicos. "Las obras son obras pero no nos podemos olvidarnos de las personas y por eso hemos aumentado el presupuesto de Asuntos Sociales de 400.000 euros a 2,8 millones de euros para este último año. "Queda mucho por hacer", ha reconocido el edil independiente, quien ha regresado al pasado para recordar que, a su llegada al Gobierno en 2007 "nos dieron seis meses de vida y hemos llegado hasta aquí".

Mano tendida del Partido Andalucista a este nuevo Gobierno del que el próximo miércoles se conocerá la distribución de las distintas áreas de competencia municipal. Antonio Prats, el portavoz municipal del PA ha señalado el "difícil momento que atraviesa esta ciudad" y ha augurado a Mora una "tarea muy difícil". "Tiene que recuperar la ilusión con la que contagiaron a los sanluqueños en el año 2007", ha asegurado el andalucista, solicitando un gran pacto de ciudad con agentes sociales y políticos de la ciudad, entre los que ha incluido a los sindicatos mayoritarios, "para conseguir que esta ciudad deje de tener la tasa de desempleo más elevada de España".

Para el portavoz de IU, Rafael Terán, Mora "tiene la oportunidad de dar un giro a las políticas que necesita esta ciudad", motivo por el que le ha deseado "toda la suerte y buen hacer". Con esas palabras ha finalizado un discurso en el que ha criticado duramente el estado de la ciudad y la labor del equipo de Gobierno PSOE - CIS que "no ha hecho nada en los últimos años". "Nuestras propuestas electorales están vigentes", ha afirmado, tras censurar que "no ha habido cercanía con los sanluqueños" y criticar la política económica del Consistorio, denunciando el incumplimiento del plan de ajuste. Más control a la empresa Aqualia, la eliminación de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) y la eliminación de subvenciones a la Unión de Hermandades, así como el ahorro en medios de comunicación y personal de confianza han sido las críticas en las que el portavoz de IU ha basado su discurso.

Críticas similares en cuanto al estado de la ciudad ha compartido en su discurso el portavoz del grupo municipal popular, Juan José Marmolejo, quien ha demostrado poca confianza en el nuevo alcalde. "Dijimos que Irene García ya había abandonado esta ciudad oficiosamente y Víctor Mora estaba ejerciendo de alcalde en funciones sin que se haya notado nada", ha apuntado Marmolejo, dirigiendo sus críticas a la falta de participación ciudadana -pidiendo la reactivación de los consejos sociales - y al estado de la ciudad. "Con un poquito que se haga se va a notar el cambio", ha expresado el portavoz popular, al tiempo que ha anunciado su colaboración "para buscar soluciones a los asuntos que afecten a Sanlúcar".

Como nueva portavoz del grupo municipal socialista, Milagrosa Gordillo, ha señalado la elección de Víctor Mora como "el mejor relevo para nuestro proyecto". Del nuevo alcalde ha defendido su "honestidad, humildad y eficacia" en la gestión de lo público, antes de pasar a mencionar algunos de los proyectos hechos realidad durante el mandato socialista como la rehabilitación de la casa de maternidad, la inversión de más de 20 millones de euros en calles y plazas o la modernización de las empresas municipales. Gordillo ha reconocido, no obstante, que "son tiempos complicados que no han beneficiado nuestro proyecto". La portavoz socialista ha recibido las críticas de IU a la gestión municipal y ha criticado a Terán "por dar una lección de cinismo el día en que Sanlúcar va a pasar a la historia con la salida de una alcaldesa honesta e íntegra".

Tras las distintas intervenciones de los grupos Mora tomaba la palabra. "No voy a renunciar a ningún proyecto", ha anunciado el alcalde de Sanlúcar minutos después de que los portavoces de los grupos de la oposición le reclamaran más constancia en sus reivindicaciones ante el Gobierno Central, la Junta de Andalucía y la Diputación provincial de Cádiz. Entre los invitados, el delegado del Gobierno andaluz en Cádiz, Fernando López Gil, tomaba nota de las reivindicaciones de los dirigentes sanluqueños. También estaban entre el público el director de la Agencia Andaluza de la Energía, Rafael Márquez, y el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix.

Víctor Mora no ha querido pasar por alto en su discurso la actual situación económica y el cambio de prioridades de un Gobierno municipal del que ha defendido sus aciertos y reconocido también sus errores. "Quiero que dignifiquemos la política, soy un enamorado de la política porque he crecido en la Casa del Pueblo y no recuerdo un día que en mi casa no se hablara de política". Entre el público, su familia, junto a su padre el socialista Ángel Mora, ex concejal del Ayuntamiento de Sanlúcar- asistía a la toma de posesión. "Algo tenemos que estar haciendo mal para que los ciudadanos se alejen de los políticos", ha señalado antes de anunciar que basará su mandato en el trabajo a pie de calle de los ciudadanos.

Antes de prometer "esperanza, trabajo e ilusión" frente al "conformismo", Víctor Mora ha tendido la mano a los sanluqueños, funcionarios, empleados públicos, asociaciones vecinales, colectivos culturales y a los sociales, entre los que ha puesto en valor el trabajo desempeñado por Cáritas, Mujeres Solidarias y las hermandades locales en esta crisis. "Os tiendo la mano para que este proyecto de Sanlúcar lo hagamos entre todos", ha finalizado diciendo el recién investido alcalde de la ciudad.

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca InformacinPublicidad AiPublicidad Ai