Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Lunes 16/05/2022  

Sanlúcar

La gastronomía de Sanlúcar conquista la capital de España

Los restaurantes Casa Bigote y El Espejo conquistan la Gran Vía madrileña con un menú maridado de nueve pases intercalando tradición y modernidad

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Fernando y César Hermoso, junto a José Luis Fernández Tallfigo.

En plena Gran Vía de la capital de España, Sanlúcar de Barrameda ha comenzado a ejercer como Capital Española de la Gastronomía (CEG). El Hotel NH Collection de Gran Vía fue el lugar elegido para celebrar el primer acto oficial de la localidad sanluqueña como CEG tras el relevo que había tomado a la región de Murcia por la mañana en la Feria Internacional de Turismo. Y para conquistar los paladares de Madrid, el Ayuntamiento de Sanlúcar y la Diputación oficial de Cádiz organizaron una cena a 4 manos entre dos de los chefs más destacados de Sanlúcar: César Hermoso, de Casa Bigote, y José Luis Fernández Tallafigo, de El Espejo. Entre los asistentes, además de representantes de bodegas, sector agrario, pesquero y turístico de Sanlúcar, distintas personalidades como los periodistas Carlos Herrera o Sandra Golpe, miembros de la Federación Española de Periodistas y Escritores de Turismo (FEPET) o el secretario general de Cepesca, Javier Garat. 

La manzanilla fue protagonista indiscutible en una cena de nueve pases en la que ambos restaurantes dieron muestra de su buen hacer con el producto local. Comenzando por los langostinos cocidos acompañados por Manzanilla fina Nave Trinidad, para continuar con una Sopa de Galeras también de manos del restaurante Casa Bigote, en esta ocasión, acompañada por Manzanilla La Gitana en Rama. Las gambas de Sanlúcar en escabeche de ave e hierba del rocío fueron el primer plato del chef de El Espejo. A la ova de calamar preparada por Fernando Hermoso, le acompañó la Manzanilla Pipiola de Bodegas Barrero. El menú continuó con presencia del navaza sanluqueño, con unos guisantes lágrima con anguila ahumada que casaron con uno de los emblemas de Bodegas Yuste-Argüeso, la Manzanilla La Kika. Perfecta fritura de las acedías de Sanlúcar a las que acompañó una Manzanilla La Goya. La corvina glaseada con fondo de atún propuesta por El Espejo dio paso al cambio de generoso, eligiendo para el maridaje que explicó el presidente del Consejo Regulador, Jorge Pascual, a un Amontillado, en este caso, Napoleón, de La Gitana. Para el prepostre, una Sopa de chocolate blanco con palo cortado y bizcocho de naranja elaborado por El Espejo, un Medium, San Rafael, de Bodegas Barbadillo. El cierre, magistral, fue un Pestiño frito, con azúcar especiado, espuma de café y helado de avellana - lo único que no viajó desde tierras sanluqueñas - acompañado de un brandy: Punto Azul Heritage, una auténtica joya. El pan también llegó desde Sanlúcar, en este caso, del Horno de San Diego. 

Con este despliegue, Sanlúcar dejó constancia de la calidad de sus productos y el buen hacer de sus cocineros. No en vano, los restaurantes elegidos para la ocasión, el Restaurante Casa Bigote de Bajo de Guía, y El Espejo, en pleno Barrio Alto de la localidad, son los únicos que poseen el distintivo Bib Gourmand de la Guía Michelín. El acto sirvió para dar el pistoletazo de salida a un año de eventos en torno a la gastronomía con los que Sanlúcar quiere avanzar, aún más, hacia la excelencia en el sector gastronómico.

 

TE RECOMENDAMOS