Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

Uno por otro, el Glorioso ya está en las paredes del Museo Naval de San Fernando

El director del Instituto de Historia y Cultura Naval, Juan Rodríguez Garat, entregó el cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau sobre el último combate del navío.

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • El director del Museo y el director del Instituto de Historia y Cultura Naval.

El discurso. Es la clave. El director del Instituto de Historia y Cultura Naval, vicealmirante Juan Rodríguez Garat, justificó el traslado del cuadro Mi bandera a Madrid para formar parte de la exposición permanente del Museo Naval de la capital de España y la llegada a San Fernando de El último combate del Glorioso en unificar el discurso museístico y en el caso del de Madrid, dar mayor protagonismo marinería y tropa.

No hay más polémica ni ningún afán de ocultar las gloriosas derrotas de España que pasó de ser una potencia mundial en la mar a prácticamente la nada y eso implica muchas muchas derrotas, pero muchas más victorias. 

La prueba de ello es que el cuadro que está ahora en Madrid, Mi bandera, es una escena de una gloriosa derrota en la que tuvo un especial protagonismo el granadero Martín Álvarez. Y El último combate del Glorioso cuenta otra gloriosa derrota, la del barco capitaneado por Pedro Mesía de la Cerda apresado tras batallar con doce barcos ingleses frente al Cabo de San Vicente.

Los dos cuadros, además, son del mismo autor, Augusto Ferrer-Dalmau y éste ha transmitido a través de la historiadora María Fidalgo, que es una auténtica experta en la obra del pintor catalán, su satisfacción porque el cuadro esté en San Fernando.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

No en vano a Ferrer-Dalmau le une desde el año pasado un vínculo cultural con San Fernando, ya que fue nombrado académico de la Real Academia de San Romualdo de Ciencias, Letras y Artes.

Rodríguez Garat añadió algo más en su intervención en el salón de actos del Museo Naval de San Fernando donde este jueves era recibido y colgado el cuadro El último combate del Glorioso. “Había una deuda con San Fernando desde que Mi bandera se trasladó a Madrid” y esa deuda se paga con un cuadro del mismo autor.

La llegada del cuadro -e incluso la polémica entre el propia Rodríguez Garat y el escritor Pérez Reverte- debe servir para que el Museo Naval de San Fernando sea más visitado una vez que las condiciones permitan la normalidad perdida con la pandemia.

Se trata de una obra que María Fidalgo califica como “la más importante de la historia” de la pintura naval, por la forma en a que el autor desarrolla un lienzo en el que da la impresión de que el combate se está viendo desde un barco invisible a la misma altura del resto de la escena.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN