Actualizado: 16:03 CET
Viernes, 18/09/2020
Publicidad Ai
Publicidad Ai

El Loco de la salina

Esto se está poniendo feo

Publicado: 14/09/2020 ·
18:44
Actualizado: 14/09/2020 · 18:45

En fin, si llega la vacuna de una santa vez y se arregla esto, la televisión no va a saber de qué hablar.

El manicomio está que arde, aunque aquí no está nadie para apagar fuegos. Las noticias vuelan, vienen y van, volviendo a unos cuantos más locos de lo que ya están. Ha llegado un momento en que no sabemos dónde nos vamos a meter. Todos los medios de comunicación nos pintan la cosa como para mear y no echar gota.

No contentos con el coñazo de todos los días dando el número de los que tienen fiebre, de los que han dado positivo, de los que dejaron la fiebre, de los que tienen síntomas pero que no es de eso, de los que están en la UCI, de los que salieron de la UCI, de los que murieron y en paz descansen, de los que llevan la mascarilla y de los que no la llevan, de los detenidos por no llevarla y de los que se cachondean de los que la llevan…, pues no contentos con eso, ahora se descuelgan con el mosquito del Nilo, que no sé por qué ha viajado desde Egipto hasta aquí si no es para ponernos como motos. Siempre ha habido mosquitos, sobre todo en el Pinar de los franceses, pero gracias al levante se han ido marchando, aunque después han dado la media vuelta y nunca se van del todo. Pero el del Nilo por lo visto es más peligroso que todos los demás juntos. Será porque viene de tierras de cocodrilos; solamente hay que echarle un vistazo al Antiguo Testamento para darse cuenta de que fue Egipto una tierra de plagas de las gordas, pero ¿qué culpa tenemos nosotros de lo que pasó hace miles de años? No hay derecho a que nos las manden ahora para acá.

Los sabios del mundo, que no son tan listos como se comenta, ni tan torpes como parece, están dándole vueltas al coco a ver si inventan una vacuna definitiva contra el Covid y de camino montan un negocio fantástico como el de las mascarillas.

En fin, si llega la vacuna de una santa vez y se arregla esto, la televisión no va a saber de qué hablar. Como el tema del Covid se va estirando hasta límites insospechados, y el personal se está terminando de aburrir, ha salido otra cosita maravillosa que podría dar de sí más que los chicles.

Anuncian ahora que viene hacia la Tierra echando leches un asteroide que es como un estadio de grande, un pedrusco que no te quiero contar. ¿Le extraña que los locos no sepamos dónde meternos? ¿Habrá por ahí alguna desgracia más que nos toque soportar? Si la piedra nos da en toda la cabeza, para qué queremos más. Veo a la gente muy tranquila, pero aquí los locos llevan todo el día cubriendo con las manos la olla por si acaso viene de golpe el pedrusco. Dicen que la NASA está preparada para ver si la pueden desviar en caso de que venga directamente para la Tierra. Dicen que va a pasar muy cerca, es decir, a más de un millón de kilómetros. ¿Y eso es cerca? Tiene mi coche 200.000 y ya lo tengo que jubilar.

Lo peor de todo es que mañana, cuando se pierda el interés por el Covid, por el mosquito del Nilo y por el asteroide, se inventarán algo llamativo para que nuestras vidas estén siempre alerta al máximo. Mientras tanto, aquí me tienen en el manicomio sacando a los locos de debajo de sus camas y convenciéndolos de que ni tienen fiebre, ni viene el mosquito, ni van a tener la mala fortuna de que les caiga el pedrusco en todo el coco.

  

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Paco Melero

Licenciado en Filología Hispánica y con un punto de locura por la Lengua Latina y su evolución hasta nuestros días.

El Loco de la salina

"Tengo una pregunta que a veces me tortura: estoy loco yo o los locos son los demás" (Albert Einstein)

VISITAR BLOG
Publicado: 14/09/2020 ·
18:44
Actualizado: 14/09/2020 · 18:45
Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Comienza la mudanza del nuevo Centro de Educación Permanente 'María Zambrano'
chevron_right
El PP propone un protocolo de actuación rápida contra la ocupación de viviendas