Actualizado: 20:02 CET
Martes, 04/08/2020

San Fernando

El experimento funciona y el flamenco bien merece el apoyo municipal

Baile en la plaza del Rey con Marisa Sainz y Virginia Vélez y cante en la plaza de la Iglesia con El Trini de La Isla dando un recital de personalidad.

Cargando el reproductor....

Buen ambiente para un jueves de primeros de julio y una muestra de que el experimento puede funncionar. El de dinamizar el centro de la ciudad para que la hostelería y el comercio se recueren de las pérdidas que les ha ocasionado y sige ocasionando el coronavirus. Se recuperen un poco, que nivelarlas llevará muchos meses más en el mejor de los casos.

La plaza del Rey acogió el espectáculo de baile organizado por el Ayuntamiento de San Fernando de la mano de Producciones Carrillo y Marisa Sainz, que fue la primera en bailar, fue por derecho desde el inicio. Y eso que era difícil bailar en un tablao que debería ser más consistente y no cimbrear tanto, demasiado. Y eso es peligroso hasta para las dos grandes profesionales de la tarde acostumbradas a bailar donde toca.

Luego fue Virginia Vélez quien dio la cara con el mismo elenco detrás -en realidad un grupo con dos artistas principales en el baile- en el que el compañerismo es la nota dominante.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Hubo un momento reivindicativo cuando antes del fin de fiesta Cañejo de Barnate se dirigió al público y le pidió que pusieran en las redes sociales sus palabras, que en Barbate no hay cante a pesar de que están los turistas tomando las zonas costeras y turísticas.

Luego vino el fin de fiesta, con la pataíta incluida de Verónica Vélez y las tres dando por terminado un espectáculo que al fin y a la postre, contó con dos maestras, en el más amplio senrido de la palabra, sobre el escenario.


 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Después, en la plaza de la Iglesia tuvo lugar el cante, con un Trini de La Isla acompañado por Víctor Rosa y dejando su sello de calidad y de excepcionalidad. Porque El Trini es único e intranferible y escucharlo un placer para los que gustan de un cante festero por nacimiento y sabio por viejo. Como el diablo. Viejo el diablo, no el Trini.

El invento funciona y el flamenco merece el apoyod el Ayuntamiento. En estos tiempos el apoyo para los de aquí. Y además que no sea sólo en las fechas tan señaladas como el aniversario de la muerte de José Monke Cruz, Camarón de la Isla. Pero eso era lo que se recordaba.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Vuelve el yoga a la playa de Camposoto a través del Centro Avatar
chevron_right
"Cavada paraliza toda la administración por una avería informática"