Actualizado: 19:30 CET
Martes, 22/09/2020

San Fernando

El homenaje a los niños que han dado ejemplo en el confinamiento

'50 historias de niños' que cambiaron el mundo es una serie de relatos en los que gestospersonales de inocencia han hecho que el mundo sea un poco mejor.

Cargando el reproductor....

50 Historias de niños que cambiaron el mundo es eso, medio centenar de relatos que narran episodios sencillos, gestos normales en mundos anormales, personas que no ven y quieren leer... Todo normal en un mundo normal, pero que ocurrieron en un mundo anormal. En el que vivimos.

Francisco Cid Fornell ha querido además, homenajear con él a todos los niños que han pasado el confinamiento y de los que no para de decir que han sido los héroes, porque han sido los últimos para todo. Y sin embargo, sus sonrisas, sus juegos, han hecho que los mayores aguanten una situación también anormal.

La idea no es de ahora. Venía del año pasado y es de esas que se interrumpen una y otra vez por compromisos profesionales. Por eso el confinamiento le ha venido como anillo al dedo. Para pararse, encerrarse y terminarlo. Y lanzarlo a través de la Editorial Sentir, especializada en niños, que promete llevarlo a todos los lugares. Del mundo, si es posible.

Porque la recopilación de relatos que hace Francisco Cid es de casos del mundo entero. De pequeños de raza negra que van al colegio enfrentándose al racismo más atroz de la vieja y sureña Luisiana (EEUU); de niños que al acabar el colegio busca a los niños de la calle y los lleva a su colegio particular a enseñarles lo que él sabe; de otros que son transportadores de vacunas para el Nuevo Mundo, recordados ahora en la Operación Balmis de las Fuerzas Armadas, con ese nombre en honor al médico vasco que puso en marcha la campaña...

Todas son pequeñas grandes historias que hicieron un mundo mejor, o lo intentaron y que son un homenaje a los niños, a esos locos enanos que comienzan cambiando a las personas más cercanas y llegan a ser el detonante de los acontecimientos que sacuden a la Humanidad.

Cid Fornell ha querido además que en la portada del libro estén los maestros que le han inspirado su forma de hacer y de pensar en el mundo de la Educación, a los que pone como “colaboradores especiales”.


Hoy en día ese gesto -cuando lo normal es que un autor elimine todo lo que pueda hacerle sombra, vanidad de vanidades- es un ejercicio de generosidad.

Manu Velasco, Xuxo Ruiz, Rafa Guerrero, Luis Aretio, Juan Sánchez Muliterno y María Villalba completan el reparto de la portada, la última como ilustradora de esta edición, mano gaditana para un libro que nace en La Isla.

Precisamente esa es la segunda parte de este proyecto, lanzar al mercado un libro para el que van a contar con uno de los mejores ilustradores de España, “que ha costado trabajo conseguirlo pero al que le gustó la idea”.

No se trata de hacer un cómic, sino de hacerlo más asequible a los más pequeños, más gráfico y uniendo arte con arte, darle el valor añadido de la imagen.

El libro está ya en las librerías y en breve estará en las grandes plataformas on line. Pero Fran Cid pide que la gente baje a la librería de su barrio y lo compren allí como una forma de ayudar al comercio local. Máxime al de las librerías, donde hay muchos héroes que siguen resistiendo el asedio de las nuevas formas de venta.

A la espera de su grata respuesta

La entrevista que se grabó para 7TV Bahía era para hablar de su libro, pero con Francisco Cid siempre se termina -o se empieza- hablando de enseñanza, máxime en estos tiempos en los que nadie sabe a ciencia cierta qué va a pasar el curso que viene.

La decisión de la Junta de mantener la normalidad -no el eufemismo de la “nueva”, sino como si no hubiera pasado nada- marca la agenda de los educadores que no saben a que atenerse. Y cada día con una ocurrencia nueva desde las Administraciones.

En fin...

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El SAS hace por fin los test de la Covid a Protección Civil y Bomberos
chevron_right
Esto es lo que hay. Y luego dicen que el pescado es caro.