Actualizado: 22:23 CET
Sábado, 30/05/2020

San Fernando

Un aro para marcar territorio y el distanciamiento social en la playa

Es más barato que las mamparas de cualquier material, transportable y fácilmente identificable pero cuenta con varios hándicap que escapan al concepto.

Cargando el reproductor....

Óscar Pavón y entre sus aptitudes está "desarrollar nuevas invenciones, dispositivos tecnológicos y otros para un gran número de empresas de diverso tamaño". A lo largo de su carrera profesional he realizado y registrado multitud de invenciones.

Ha inventado un sistema muy simple pero lo suficientemente explícito para poder cumplir este verano en las playas con las disposiciones de distanciamiento decretadas por las autoridades sanitarias. Se trata de un aro que se abre en la arena y dentro del círculo se establece el espacio de seguridad que no debe ser traspasado.

Ello supondría contar con más ventajas que otras medidas que se están barajando, como las mamparas de separación en metacrilato para los personas cuando decidan ir a la playa, piscinas públicas, parques...

"Según mi humilde opinión es un sistema muy ineficiente, caro, difícil de mantener y que en todo caso desmotivaría a cualquier persona (turista o no) a ir a la playa o lugar público y todo ello sin tener en cuenta quién iba a pagar todo esto, ya que el material acrílico es muy caro, se araña, se oscurece...", dice Pavón. Además de que difícilmente dejarán pasar el aire, aunque a veces será una ventaja si no termina cayéndose.

Si como afirman los expertos, lo importante es la distancia social, los diseños presentan un producto simple, plegable y con un espacio de comunicación que ayudaría en muchos casos a sufragar el coste del mismo.

El único problema que se le prevé es que se trata de una artefacto pensado para lugares en los que el respeto a los demás está muy arraigado y nadie que llegue el último a la playa va a colocar el suyo entre los cuatro que formando un cuadrado dejen los dos metros disponibles. Y ahí será cuando haya que llamar a la Policía Local. 

El otro problema se deja entrever en el vídeo donde aparecen dos niños jugando a la pelota. El sistema ideado por Pavón no tiene en cuenta el pelotazo que seguro se escapará en el peor momento de la jornada.

La idea, por cierto, está patentada en la Oficina Europea de Patentes a través de la OEPM (Oficina Española de Patentes y marcas).

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Andaluca Informacin Publicidad Ai
chevron_left
Diez minutos cada dos horas sentados para cambiar toda una vida
chevron_right
El coronavirus afectó al 45,6% de usuarios de la Residencia Cruz Roja