Actualizado: 20:57 CET
Martes, 04/08/2020

San Fernando

Las multas sí que conciencian sobre el cuidado del medio ambiente

La escollera del paseo marítimo de la Magdalena -o lo que queda de él.- vuelve a pintarse de blanco con la cantidad de plásticos que le llegan los jueves.

Cargando el reproductor....

Es el cuento de nunca acabar porque no se toman las medidas oportunas. La Magdalena y el mercadillo de los jueves son los causantes -además de los desapresensivos hacen las botellonas en un lugar sin vigilancia- de que el caño de Sancti Petri esté constantemente acumulando plásticos y todo tipo de basuras cuando las condiciones meteorológicas son las propicias.

No se conoce una medida que se haya puesto en marcha aunque algunos han propuesto otras al menos llamativas pero que no han encontrado eco.

Las imágenes que se muestran en este minuto de video son las que hay en estos momentos, hasta que los voluntarios hagan una quedada y limpien toda la escollera. 

Y luego a esperar a que de nuevo se llene de pásticos.

La primera queja-denuncia fue en el año 2011y este jueves 5 de marzo de 2020, en el paseo marítimo de la Magdalena el problema de los plásticos sigue igual nueve años mas tarde.

Cientos de bolsas que cuando los puestos del mercadillo se van, terminan en la balaustrada del paseo, de allí al agua del caño Sancti Petri que luego se depositan en los caños y muros interiores del parque natural, donde nadie las ve pero que se convierten en un foco de contaminación para la fauna.


De nada sirve que en la misma parte de este jueves, dos operarios de limpieza intentaran retirar las bolsas partiéndose los riñones, porque el viento de poniente se ha encargado desde las dos de la tarde de llevarlas al caño.

La pregunta es la siguiente. ¿Después quien va y se mete en fango y las quita? ¿Parque natural? ¿Demarcación de Costas? ¿El Ayuntamiento? ¿Capitanía maritíma?

No. Los de siempre.

COMENTARIOS

Publicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
Niños de nueve años consumen pornografía a diario a través de internet
chevron_right
Un hombre y un menor difundían contenido sexual de una niña de 11 años