Actualizado: 19:20 CET
Domingo, 15/12/2019

San Fernando

Los niños que en 1953 entraron en el colegio de La Salle-San Cristóbal

Al final consiguieron reunirse y abrazarse entre compañeros que hacía decenios que no se veían y guardar un minuto de silencio por los que ya no están.

  • Encantados de reconocerse.

Días atrás tuvolugar el Iº reencuentro de antiguos alumnos del colegio la Salle de la promoción de 1953 y posterior formación profesional en la escuela de Puerto Real (Las Canteras) del 58. 

"Fueron momentos de gran emoción en nuestra visita al colegio de La Salle-San Cristobal en donde pudimos abrazarnos con aquellos compañeros tras muchos años sin tener contacto, y algunos de ellos más de 40 años", dice el coordinador del encuentro, Miguel Camas.

Fueron niños de nueve años compartiendo una educación en la que permanecieron juntos casi diez años de escuelas y que desembocaron en la antigua Bazán donde se forjó su futuro.

Pudieron rememorar vivencias infantiles en las que se hicieron presentes "momentos de penurias económicas de nuestros padres tras una posguerra, el severo sistema educativo (la letra con sangre entra ) y nuestras relaciones como estudiantes, sirvieron para recuperar unos lazos de compañerismo separados por el tiempo y la distancia".

El minuto de silencio por los compañeros fallecidos, el recuerdo de los maestros, la proyección de fotografías de estudiantes y la exposición del material escolar que utilizaron. cuando niños, "nos ha hecho revivir momentos inolvidables".

Tras la comida de convivencia quedo demostrada "nuestra ganas de volver a repetir este reencuentro, y ha hecho posible que el tiempo y la distancia no sean inconvenientes para revivir el pasado".


Los participantes han mostrado su agradecimiento a la dirección del Colegio de La Salle por las facilidades para acceder a las dependencias.

 

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
Publicidad AiAndaluca Informacin
chevron_left
Antonio Mota recibe el reconocimiento en forma de Leyenda del Flamenco
chevron_right
María Vargas agradeció por bulerías la octava Leyenda del Flamenco