Actualizado: 14:52 CET
Jueves, 17/10/2019

Hablillas

El sueño

Publicado: 17/03/2019 ·
22:02
Actualizado: 17/03/2019 · 22:03

Por lo que leemos y oímos, no hay día del año que se escape sin dedicación.


Por lo que leemos y oímos, no hay día del año que se escape sin dedicación. Se dice que cualquiera es bueno para celebrar, pero en el caso que nos ocupa, se trata de conmemorar y aunque tiene tintes de sinónimo, se enfoca hacia el recuerdo de un acontecimiento. Por proximidad, desde el día de los enamorados, pasamos por el internacional de la mujer y ahora le toca el tuno al del sueño, asignado al viernes anterior a la entrada de la primavera. Una interpretación libre y particular puede ligarlo al cansancio, a la fatiga que produce el cambio de estación, el aumento de la temperatura y el tiempo que el cuerpo necesita para habituarse. Sin embargo la jornada se dedica a los trastornos, a la revisión de los hábitos, a los posibles remedios prescindiendo de los fármacos, si fuera posible.

Los resultados de las encuestas son preocupantes, porque en general no se duerme bien y quien padece esta alteración, necesita una solución que la mayoría de las veces va más allá de la infusión de valeriana. Si vivieran nuestros mayores, lo solucionarían con una sentencia enfocada a pico y pala. Tenían razón porque era otra época, pero hoy la dificultad para conciliar el sueño se debe, en parte, a la imposibilidad de desconexión. No es fácil dejar la jornada, el trabajo o los problemas fuera del dormitorio, sabiendo que al día siguiente van a estar en el mismo sitio. La escritora americana Margaret Mitchell puso en boca de su personaje una frase mágica con un fondo de rotundidad.

Cuando Escarlata O’hara se sentía vareada por los problemas, decía “ya pensaré en ello mañana”. En un mundo de páginas todo se soluciona, en cambio la realidad no siempre se arregla con frases o refranes. En el caso del sueño, está demostrado que la relajación puede ser más efectiva que una pastilla. Dependiendo del paciente y de sus necesidades, lo aceptará con más o menos convencimiento, pero al menos pensará en ello. En el otro lado de esta conclusión está la prisa, la que subyace a fin de empezar a descansar segundos después de colocar la cabeza en la almohada.

Miedo da pensar en que todo lo invade. Todo se quiere al momento, olvidando que hay cosas que necesitan un rato, que son el fruto de un proceso, como el sueño. Se dice que vivía en una cueva de la isla de Lemnos, donde no entraban los rayos del sol y era tal la tranquilidad que sólo se oía el murmullo del río del olvido. La pregunta es si hoy se podría tolerar, aceptar o resistir esta calma en base a lo expuesto. La respuesta apunta a una afirmación con reservas.

 

COMENTARIOS

Autor en Andalucia Información

Adelaida Bordés Benítez

Adelaida Bordés es académica de San Romualdo. Miembro de las tertulias Río Arillo y Rayuela. Escribe en Pléyade y Speculum

Hablillas

Hablillas, según palabras de la propia autora, "es un blog que trata de detalles comentados en poco más tres minutos"

VISITAR BLOG
Publicado: 17/03/2019 ·
22:02
Actualizado: 17/03/2019 · 22:03
Publicidad Ai Andaluca InformacinPublicidad Ai
chevron_left
La Junta niega que vaya a acabar con los planes de empleo autonómicos
chevron_right
La Peña Camarón de La Isla sigue con su concurso de tanguillos