El día de chocolate

Publicado: 08/09/2018 ·
Desde hace poco más de veinte años se conmemora el Día Internacional del Chocolate, concretamente el 13 de septiembre.
Es cierto, hay un día dedicado a esta delicia para gozo del paladar más exquisito, respetando a quien lo detesta aunque parezca increíble. El origen de esta conmemoración, fiel a estudios de márquetin, está en la fecha en que el cacao llegó a Europa, fecha que más tarde fue cambiada para hacerla coincidir con el nacimiento de Roald Dahl, el autor de Charlie y la fábrica de chocolate, datos entre otros fácilmente accesibles con un cliqueo de ratón. Las propiedades saludables de este alimento han relegado a la más tierna, la que tiene por nombre evocación.

 Cuando oímos o leemos un artículo sobre él de inmediato nos traslada a la salida del colegio, a la distancia acortada por la carrerilla hasta casa con la merienda en el pensamiento. Al llegar teníamos la boca seca y el estómago hueco, deseosos de morder, masticar y tragar el trozo de chocolate. No era diario pero sí frecuente. Por eso cuando tocaba embutido o foiegras, el hambre podía con el enfado que ocasionaba la sustitución de la onza entre el pan, ya fuera con mantequilla o sin ella. Hoy el microondas obra el milagro del derretimiento, de convertirlo en crema caliente mientras churretea las comisuras de los labios, un guiño a la niñez sin apenas electrodomésticos, niñez que brillaba con el papel plateado que envolvía la tableta.

Era como un trofeo tras haber ganado la trifulca suscitada por su preferencia, que pasaba a formar parte de un tesoro tan particular y pequeño como fuimos. Entonces la elección se dividía entre las marcas Dolca y Elgorriaga. Eran las que vendían los tenderos del barrio, las que se compraban esa misma mañana o poco después de abrir por la tarde, junto a una telera por si acaso nos apetecía un migote con colacao antes de irnos a dormir. De estas marcas nos queda una, la otra ha sido engullida por una multinacional, quedando de ella las franjas de color violeta que como un fogonazo iluminan nuestra memoria jugueteando, como ahora.

Desde hace poco más de veinte años se conmemora el Día Internacional del Chocolate, concretamente el 13 de septiembre y si visitamos la página Web nos indican la forma de llevar a cabo un ritual que para nosotros comenzaba al llegar a casa tras el colegio. La rotura del papel liberaba la tableta desparramando un olor muy suave que quedaba atrapado entre los dedos. La boca encerraba el crujido seco del bocado, dejando un sabor dulce y metálico hasta el momento del cepillado de dientes, el único de los cuatro en que restringíamos la pasta.

Comentarios

© Copyright 2018 Andalucía Información