Actualizado: 14:27 CET
Sábado, 21/07/2018

San Fernando

Con los deberes hechos para cumplir la Ley de Accesibilidad Universal

“Entendemos la accesibilidad como un pilar básico de nuestras acciones para hacer de San Fernando la Ciudad de la Inclusión”, indica Márquez.

  • Plataforma en el edificio de Atención Ciudadana.

La Ley General de Derechos de las Personas con Discapacidad y de su Inclusión Social establece el horizonte temporal del 4 de diciembre de 2017, para que todos los productos, bienes, entornos y servicios sean accesibles, con arreglo a las condiciones básicas de no discriminación y accesibilidad universal, de forma que los edificios existentes deben adecuarse a las condiciones de accesibilidad que establece “en todo aquello que sea susceptible de ajustes razonables”.

Desde el Ayuntamiento isleño, se afronta esta fecha “con la tarea realizada en cumplimiento de esta Ley”, tal y como asegura la delegada del área de Desarrollo Urbano, Claudia Márquez, después de “muchos meses de trabajo” en los que el servicio de Mantenimiento de Edificios ha estado actuando para adecuar distintos aspectos de los edificios municipales y así “poder ofrecer los mejores servicios posibles a la ciudadanía”.

“Tras encontrarnos en 2015, cuando llegamos al Gobierno municipal, con una ciudad envejecida, que arrastraba una importante deuda pendiente con la accesibilidad, haciéndola una ciudad poco amable con las personas con algún tipo de discapacidad y que necesitan que su Ayuntamiento vele por ellas”, se han venido desarrollando proyectos municipales, memorias valoradas y diferentes reparaciones que “nos permiten afrontar este 4 de diciembre con satisfacción”, sostiene Márquez.

“Somos muy exigentes en materia de accesibilidad, la entendemos como un pilar básico en nuestras acciones diarias y forma parte de nuestro compromiso para hacer de San Fernando la Ciudad de la Inclusión, promoviendo desde cada acción municipal la igualdad de oportunidades y, en definitiva, que San Fernando sea una ciudad humana”. Y en esta línea de trabajo, según detalla la concejala del equipo de gobierno local, “se han chequeado todos los edificios, sus accesos, aseos, ascensores, pasillos, vestíbulos, pasos y puertas, para ver de qué manera podemos mejorar la vida cotidiana de muchas personas y familias que ven vetado un derecho universal, que es la accesibilidad, a los servicios públicos al no poder acceder dignamente a los edificios administrativos”.

Así, entre las acciones que se han llevado a cabo en este tiempo, Claudia Márquez destaca las adecuaciones realizadas en el Castillo de San Romualdo “como Museo Histórico de la Ciudad” y en Real, 63 para albergar la Oficina de Atención a la Ciudadanía, los Grupos Municipales y las áreas también de Alcaldía y Presidencia.

En ambos edificios, la accesibilidad “brillaba por su ausencia”, subraya Márquez, de modo que “cuando un ciudadano o ciudadana llegaba al edificio de Real 63 no podía acceder porque los escalones de acceso al mismo se lo impedían y la plataforma de elevación no funcionaba. Los aseos de este edificio presentaban también un escalón importante y, una vez salvados con dificultad, no se cabía en su interior con una silla de ruedas”. Por su parte, el Castillo de San Romualdo “ni siquiera contaba con acceso adaptado, sino que te recibía una alfombra sobre tierra irregular que hacía imposible su recorrido; al margen de que los aseos no eran accesibles, porque no existían. Ahora cuenta con unos aseos completos que poseen el primer mecanismo de llamada de emergencia en atención a personas con movilidad reducida de la ciudad”, destaca la delegada.

“Con esta valiosas acciones, hemos resuelto problemas tan considerables como el poder garantizar el acceso de forma autónoma a estos edificios, pudiendo acceder ya a las distintas dependencias y servicios municipales sin ningún tipo de barrera para las personas con algún tipo de discapacidad”, incide Márquez.

Todo lo anterior supone para el equipo de gobierno “un paso importantísimo, pero no suficiente mientras haya una sola persona en San Fernando que no pueda valerse por sí misma para salir de su vivienda”. Por ello, desde el área de Desarrollo Urbano, los concejales responsables Claudia Márquez y Antonio Rojas están cerrando una agenda de encuentros con diferentes entidades y asociaciones de la ciudad, cuyo objetivo es elaborar un plan de acción que marque las siguientes medidas a realizar en San Fernando en materia de accesibilidad.

Accesibilidad en todos los ámbitos

“Contemplamos la accesibilidad en todos sus ámbitos”, sostiene Márquez, de ahí la programación de otras actuaciones “en tránsito” impulsadas por el gobierno local para alcanzar la plena accesibilidad en la ciudad, “como será alojar nuestro patrimonio documental del archivo municipal en la magnífica rehabilitación de nuestro Edificio Consistorial”.

Además, recuerda también la apuesta municipal por la formación en materia inclusiva desde las distintas concejalías, como es el caso del área relacionada con Políticas Sociales o la Mujer –área ésta última de la que también es Claudia Márquez responsable-, donde se han llevado a cabo diagnósticos de las necesidades existentes en los centros asistenciales inclusivos de la ciudad para conocer cuáles son los perfiles laborales que necesitan y así, poner en marcha cursos y talleres específicos; o desde otras áreas municipales como Juventud, desde donde se ha venido trabajando en la línea inclusiva, con las premisas de prestar especial atención a la diversidad social y la igualdad con los talleres educativos, culturales como los de teatro y los diferentes cursos programados.

“Por todo este trabajo hemos sido galardonados con el XII Premio andaluz a las buenas prácticas en atención a las personas con discapacidad, pero tenemos que continuar en este senda para que consigamos en esta ciudad una accesibilidad real, la accesibilidad de cinco estrellas que la Ciudad de la Inclusión se ha marcado como meta", concluye Márquez.

COMENTARIOS

Andaluc�a Informaci�nAndaluca InformacinAndaluca Informacin Andaluca Informacin Andaluc�a Informaci�n