Quantcast
El tiempo en: Andalucía
04/12/2022  

San Fernando

Desprendimientos en Casa Lazaga avisan del peligro de derrumbe

El deterioro progresivo de la Casa Lazaga aumenta con el riesgo de que se pierda un importante patrimonio al que no se ha sabido dar utilidad.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Estado actual

El deterioro de la Casa Palacio Lazaga resulta alarmante ante la caída de techos del inmueble, que afrontará de esta forma una temporada de lluvias que contribuirá al incremento de los daños.

El Ayuntamiento de San Fernando anunció en mayo que intervendría sobre la antigua Casa de la Cruz Roja y sobre Casa Lazaga en obras de urgencia. Así se hizo en la antigua Casa de la Cruz Roja, a la que se le ha resanado el revestimiento de la fachada y se han eliminado los andamios. En Casa Lazaga, nada.

Vecinos del inmueble ya denunciaron en el mes de mayo tanto al Ayuntamiento como a la Consejería de Cultura la situación del inmueble. El temor es el riesgo que corren al pasar por la calle Mayorazga o Tirso de Molina, donde sólo hay unas vallas de obra.

También el Defensor del Pueblo fue informado de la situación y éste admitió a trámite la queja vecinal, iniciando por tanto las gestiones con el Ayuntamiento de San Fernando y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Pasividad y mala suerte
El histórico inmueble fue adquirido por el Ayuntamiento en 2001. Desde entonces, poco o nada se ha hecho, salvo que la Casa Lazaga albergara una exposición sobre el Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico (Peprich).

Durante años no se hizo nada y no fue hasta 2015, cuando el equipo de gobierno de José Loaiza licita obras de urgencia, firmándose el contrato el 7 de mayo e iniciándose las obras en junio tras una adjudicación por 341.891 euros cuando el presupuesto de licitación era de 478.000 euros. La empresa adjudicataria, Seranco S.A. paró los trabajos en septiembre de 2015. aduciendo que los costes de la actuación a desarrollar excedían de lo previsto inicialmente.

Esto ha dificultado una nueva adjudicación. Sin embargo, el tiempo pasa y no entiende de procesos administrativos, sino de lluvia, vientos que afrontará el inmueble en los próximos meses, mientras sus techos han caído, otros caerán en breve y el deterioro avanza hacia plantas inferiores.

Los vecinos están hartos de ver la pasividad municipal y temerosos de los riesgos que corren en sus casas ante la amenaza que supone la caída de elementos de la fachada o del interior del inmueble, como viene sucediendo.

Una joya

La Casa Lazaga es uno de los grandes inmuebles de San Fernando, no sólo por su riqueza arquitectónica, sino por su extensión.

Más de 2.000 metros cuadrados de un edificio que cuenta con patios, una treintena de estancias, planta sótano, planta baja, primera planta, una amplia azotea y un castillete o pequeña torre mirador, que sufre el mayor deterioro.

En su interior, frescos que se deterioran por la humedad, y hasta una estancia utilizada como capilla. Desde su azotea se tiene una imagen extraordinaria de la calle Real y por supuesto de los caños que rodean a San Fernando, Chiclana o Medina.

El inmueble tiene vallas en su fachada y en la parte trasera, donde en tiempos hubo hasta una discoteca. Era en la trasera donde en tiempo se ubicaron las caballerizas y entrada de los servidores.

Por su lado pasan peatones y por la trasera hasta vehículos. Se trata de una de las zonas más antiguas de San Fernando con edificaciones que destacan por su configuración y por los grandes patios.

Un palomar
El inmueble permanece cerrado, como la Casa Lazaga o como el antiguo Museo Histórico Municipal. Pero en este caso, la antigüedad del edificio y la falta de mantenimiento durante décadas lo ha llevado al estado ruinoso en su parte posterior

Las palomas son las que han hecho del palacio su hogar. Decenas de palomas duermen y revolotean por el edificio, agravando con sus excrementos y acción con el deterioro del inmueble.
Sólo hay que advertir que para declarar el estado ruinoso de una edificación, en  la misma deben ser demostrables  la  falta de mantenimiento y conservación, hundimiento de suelo, grietas, desprendimientos de cascotes y desgaste de los elementos estructurales.

En este caso el inmueble reúne muchas características del estado ruinoso, aunque no ha sido declarado por el Ayuntamiento, que sí es el propietario y también el obligado a mantener su propiedad en las debidas condiciones de seguridad y ornato, como ordena el área de Urbanismo a cualquier propietario cuyo inmueble supone un peligro para el resto de la ciudadanía.

Si las obras de urgente consolidación del inmueble no empiezan en breve, el deterioro del inmueble se acrecentará por el efectos de la temporada de lluvias, que provocarán más caídas de techos y afectará a la base del inmueble. La Casa Lazaga pide a gritos una intervención de urgencia para seguir en pie.

Un gran exponente isabelino

La Casa Palacio Lazaga es uno de los mayores exponentes de la arquitectura isabelina en San Fernando. Aunque el inmueble tuvo propietarios anteriores a los Lazaga, fue en 1886 cuando la familia Lazaga adquiere el inmueble y reconstruye el inmueble con el estilo isabelino que caracteriza su fachada, sus patios y hasta los ventanales traseros. José María Lazaga y Garay, antiguo alcalde de San Fernando, durante la Regencia y tiempos del rey Alfonso XIII, fue también un renombrado marino.

Cuando se adquirió la casa por el Ayuntamiento se trabajo para que la iniciativa privada se hiciera cargo de la misma, primero un hotel escuela, después un hotel con encanto, después del Museo de Camarón, vendido en las elecciones tanto por el PP como por el PSOE, pero cuyo futuro es ahora incierto, al cambiar los planes del gobierno municipal sobre la ubicación del Museo de Camarón. Mientras, la casa aumenta progresivamente su deterioro.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN