Actualizado: 15:34 CET
Viernes, 28/02/2020

San Fernando

En España se cierra un convento de clausura al mes, según Vida Nueva

El de las Capuchinas es uno más. La precaria situación de los 800 monasterios actuales hace que dos tercios de ellos tengan un futuro incierto.

Cargando el reproductor....

En España se cierra un convento de clausura al mes debido, fundamentalmente, a la avanzada edad de las religiosas y a las dificultades económicas. La falta de vocaciones jóvenes y la ausencia de ingresos precipitan los cierres y obligan a algunas comunidades a pedir ayuda a los bancos de alimentos, según un informe elaborado por la revista Vida Nueva.

Así, la precaria situación de los 800 monasterios que hay en España hace que dos tercios de ellos tengan un futuro incierto. No obstante, ante estos datos, surgen ejemplos contrarios como el del monasterio de La Aguilera (Aranda de Duero, Burgos), perteneciente al instituto Iesu Communio, que cuenta con más de 200 monjas jóvenes.

Para el sacerdote claretiano Eleuterio López, director de Claune, instituto pontificio dedicado a solventar las carencias materiales y formativas de los conventos españoles, "la situación de muchos conventos femeninos es muy alarmante y preocupante".

"Hay falta de vocaciones y se están suprimiendo muchas comunidades. Por lo menos más de una al mes en España", alerta.

Con motivo de la Jornada de la Vida Consagrada, que la Iglesia católica celebra el próximo 2 de febrero, la revista Vida Nueva ha elaborado un informe que revela que dos tercios de los 800 monasterios existentes en España "estarían en situación de ser cerrados a no mucho tardar".

El motivo, según la citada revista, es que las donaciones han bajado y los trabajos que hacían tradicionalmente las monjas -como la repostería- ya no son suficientes para cubrir costes, rehabilitar los históricos monasterios y hacer frente a las cuotas de la Seguridad Social.

"De hecho, hay conventos que no llegan a ni a los 100 euros brutos al mes de ingresos y se han visto obligados a recurrir a los bancos de alimentos para poder comer", se asegura en la publicación.
Y "no se trata de un caso excepcional", explica el padre Eleuterio, cuya organización destino en 2016 medio millón de euros para auxiliar a cincuenta comunidades en dificultades.

Un ejemplo de este "invierno vocacional" es el monasterio de las monjas capuchinas de la localidad gaditana de San Fernando, del que en los últimos días ha tenido que marcharse las cuatro últimas religiosas, todas ellas octogenarias.

Pero, junto a esta crisis, "España también asiste a un florecimiento de nuevas comunidades contemplativas que han visto llenar los claustros de los conventos de savia joven", dice la revista.

Es el caso de las más de 200 religiosas que pertenecen al instituto Iesu Communio -con conventos en Lerma y La Aguilera (Burgos)- o las Carmelitas Samaritanas del Sagrado Corazón -presentes en Valladolid y Valdediós (Asturias)-.

La decisión firme

La nueva Constitución Vultum Dei Quaerere sobre la vida contemplativa femenina (firmada por el Papa Francisco el 29 de junio de 2016) trata de poner orden en este caos y después de una larguísima introducción sobre la vida contemplativa y su valor en el devenir de la Iglesia, termina aclarando meridianamente cuál esl el tratamiento que se ha elegido para terminar una sangría que cuesta a la Santa Sede muchos millones de euros al año y que puede costar aún más, toda vez que el cierre deja tras de sí una serie de edificios calificados con altos grados de protección que los convierten en losas económicas de difícil salida.

"Cuando no subsistan los requisitos para una real autonomía de un monasterio, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica estudiará la oportunidad de constituir una comisión ad hoc formada por el Ordinario, por la Presidente de la federación, por el Asistente federal y por la Abadesa o Priora del monasterio. En todo caso, dicha intervención tenga como fin actuar un proceso de acompañamiento para revitalizar el monasterio, o para encaminarlo hacia el cierre", dice en el artículo 8.2.

Otra salida es la afiliación a otro monasterio o confiarlo a la Presidenta de la federación, si el monasterio es federado, con su Consejo. En todo caso, la decisión última correspondea la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

O sea, racionalizar lo que ya no es lo que era y que exige medidas adaptadas a los tiempos.

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Andaluca InformacinPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
chevron_left
El nombre que debió sonar en la capilla del castillo de San Romualdo
chevron_right
IX Premios Valores de la Ciudadania del PSOE