San Fernando

\"Nuestra obsesión es que todo lo increíble sea creíble para el lector\"

‘Tiempo de Héroes’, un proyecto multidisciplinar que se basa en una novela por entregas que ha triunfado en internet y que ya ha dado el salto al papel con ‘La venganza de PekinP’.

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

Juan y Antonio González Mesa son dos hermanos gaditanos y parte del elencoplural de autores de Tiempo de Héroes,  un proyecto artístico multidisciplinar de base literaria en el que confluyen letras, pintura y música y que, tras llamar mucho la atención en internet por lo novedoso de su propuesta, ha dado ya su paso al papel y ha sido presentado en Madrid apadrinado por el genial cineasta Alex de la Iglesia. Antonio es el mayor de los González Mesa, nació  en Cádiz en 1973, es periodista, tiene pareja y una hija de cinco años. Juan también nació en Cádiz, dos años después que su hermano, está casado y también tiene una hija. Con los González Mesa hablamos deTiempo de Héroes, como no podía ser de otra manera, pero también de otras cuestiones de negro sobre blanco, como La venganza de PekinP, primera entrega de lo anterior ya en papel, o del éxito de la novela en solitario de Juan, Gente Muerta y de su reciente traducción al inglés como Dead people.

—Nacida en la red en marzo de 2012, la novela ‘Tiempo de héroes’ ya cumple dos años, ¿puedes hacerme una valoración de este trabajo, desde su descripción hasta su evolución?
—Juan: Tiempo de Héroes es una novela escrita por varios autores, cada uno de los cuales está encargado de la parte de la trama correspondiente a un personaje. Conviven en la ambientación de la novela Hoy me ha pasado algo muy bestia, de Daniel Estorach, aunque nuestro planteamiento ha sido desde un principio más oscuro y global.
—Antonio: Nuestra obsesión, de hecho, ha sido que todo lo increíble de lo que contamos sea creíble para el lector y encuentre muchas referencias en las noticias del mundo en el que vivimos. Ese es uno de los motivos por los que hemos incluido noticias falsas sobre algunos de los hechos narrados en la novela y que, por lógica, trascienden a la opinión pública. Si comparas esas noticias con las que obtienes cuando abres la prensa, la diferencia es poca. 

—’Tiempo de Héroes’ es una novela ilustrada por entregas, con varios autores y con banda sonora original que puede seguirse a través de internet. ¿Piensas, mejor, pensáis que algún día será el ejemplo editorial a seguir?
—Juan: No tengo ni la más remota idea, pero sí puedo decirte que Álex de la Iglesia confesó estar trabajando en un proyecto multimedia similar, y que le hemos hecho un escandaloso adelantamiento. Así que sería pretencioso decir que seremos ejemplo cuando, simplemente, lo que puede suceder es que hemos hecho algo que otros ya pensaban un poco antes.
—Antonio: Tanto como ejemplo, no, pero lo cierto es que son ya varias las novelas publicadas en papel que nacieron en un blog de internet. Como Hoy me ha pasado algo muy bestia, o Apocalipsis Z, de Manel Loureiro.

—De ser así, se estudiará esta novela pionera en los libros de historia de la literatura
­—Juan: Sinceramente, no lo creo. Preferiría que los libros de historia de la literatura tratasen géneros muy dignos maltratados por los eruditos, autores importantes como templos, también olvidados por los entendidos, y luego ya hablamos de la importancia de Tiempo de Héroes.

—Para un lector profano, ¿cómo lo animarías a engancharse a Tiempo de héroes?
—Antonio: Le recomendaría que leyera el primer capítulo.
—Juan: Pues le diría que se lo va a pasar tremendamente bien. Esto es como Juego de Tronos, pero yendo al grano; como XMen, pero sin uniforme de aerobic.

—¿Cómo ha sido el paso al papel?
—Antonio: Ha sido un trabajo muy duro y exhaustivo. En la web, cada trama estaba escrita de una manera, algunas en pasado, otras en presente, unas en primera persona, otras en tercera… y Norma nos pidió que unificáramos el estilo, los tiempos verbales… para que la lectura resultara más fluida. Además se ha añadido material nuevo que no se encontraba en la web. Norma nos ha hecho partícipes de muchas decisiones editoriales, lo cual supone una carga extra de trabajo, pero mayor control sobre la obra.

—La novela nació de ‘Hoy me ha pasado algo muy bestia’, de Daniel Estorach Martín, podéis hablarme de este compañero y del resto del elenco literario de la extensa Tiempo de héroes’?
—Juan: Daniel tiene un punto de visionario impaciente que hace que en ocasiones salten chispas, pero predica con el ejemplo y siempre está maquinando algo para mejorar la promoción de la obra. Es el tipo con el que tienes que contar para levantar un proyecto de la nada. Del resto del equipo, te diré que es heterogéneo a más no poder. Tenemos utópicos y pragmáticos, jubiladas y estudiantes, punkis y burgueses, diplomáticos e histriónicos, hormigas, cigarras y mantis religiosas.

—Cambiando de tercio, cómo te diste cuenta de tu vocación de escritor? A quien admiras? a quien te gustaría parecerte?
—Antonio: Siempre me atrajo escribir, pero de manera más o menos seria no lo he hecho hasta hace un par de años. En la adolescencia, tras leer a Tolkien, escribí un primer capítulo de una historia de fantasía. No pasó de ahí. En la época universitaria compuse algunos poemas que no están mal, pero no fui más allá de eso.  Luego me llevé unos años escribiendo para periódicos. No es lo mismo. Ha sido ahora, a partir de Tiempo de Héroes, cuando me ha vuelto el deseo de contar historias. Que no se me ocurren muchas, por cierto. En estos últimos meses, varios relatos míos han sido seleccionados en concursos literarios para participar en antologías. Y estoy planeando atreverme con una novela. Admiro a muchos escritores, a mi hermano entre ellos. Si hablamos de literatura de género, nombraría a Tolkien, King, Lovecraft, Orwell, Matheson… Parecerse a alguno es una osadía; para mí es suficiente con encontrar un estilo propio.
—Juan: Escribo desde que leo novelas, así que supongo que es bastante clara la tendencia. Admiro a una cantidad muy larga de autores, que muta a medida que voy a aprendiendo algo de este oficio. No tengo intención de parecerme a ninguno de ellos, si te soy sincero. Jamás voy a renegar de lo que he aprendido de los grandes autores y, precisamente, los más admirables son los más genuinos, los más fácilmente identificables. ¿Cómo podría faltarle al respeto a esta gente intentando ser como ellos, cuando ellos escribieron como nadie?

—Juan, además de coordinador de argumento de ‘Tiempo de Héroes’, es autor, entre otras de ‘Gente Muerta’, novela que ya ha dado el salto al mercado anglosajón bajo el título de  'Dead people' y ya está a la venta en Amazon, ¿puedes vendernos tu novela?
—Juan: Claro. Es lo que tienes que leer si quieres un libro que no se parezca a ninguno otro que hayas leído antes. He puesto mucho interés en que esté bien escrito, que no sea una prosa de salir del paso y creo que el lector se va a encontrar una galería de personajes que es como una cena compuesta por muestras de cenas; todos te van a dejar con ganas de leer una novela en que sea el protagonista. Hay mucho sobrenatural, mucha evolución interior, mucha aventura y algo de novela histórica. Y es la punta del iceberg de una ambientación vasta

—Juan, háblame de las virtudes de tu hermano.
—Juan: Antonio es perfeccionista y currante, más exigente con su trabajo que con el de los demás. Es plenamente consciente del momento creativo en el que se encuentra y de en qué aventuras ya puede trabajar con solvencia y en cuáles necesita un poco más de rodaje. Si se le da el tiempo suficiente y sigue con los proyectos en que está trabajando ahora, creo que irá soltando la parte más intuitiva de su cerebro y será capaz de sorprender a muchos. A cada paso se ve menos al periodista y más al escritor.

—Antonio, te has dedicado muchos años al periodismo y ahora estás embarcado junto a tu hermano en esta aventura literaria. ¿Cómo la valoras y cómo valoras a tu hermano?
—Antonio: Una mañana recibí un correo de mi hermano en el que me ponía un enlace a un sitio web. Entré y vi por primera vez la página de Tiempo de Héroes. Me fascinó por completo y en seguida me di cuenta del trabajo que había detrás. Sabía que si mi hermano estaba de por medio, el producto tendría mucha calidad. Pensé que podía colaborar de algún modo: corrigiendo textos o escribiendo las noticias falsa, dada mi experiencia, y me ofrecí. Respecto a mi hermano, considero que tiene muchísimo talento, creatividad y agilidad mental. Hay que verlo actuar para comprobar su capacidad de controlar varias pistas de circo simultáneamente. Su papel como coordinador de TdH, que al fin y al cabo es similar al de un director de juego en una partida de rol, ha sido inmenso. De los autores españoles de género que conozco, desmerece a muy pocos.

—El pasado 15 de junio, se presentó La venganza de PekinP en Madrid, con un 'padrino' de excepción como Alex de la Iglesia, cómo fue la experiencia?
—Juan: Fue muy positiva y creo que Álex, más allá del espectáculo que debe ser una presentación, está sinceramente impresionado con el proyecto. Tiene una agenda apretada, no, lo siguiente, así que es muy de agradecer, y un verdadero honor, que compartiera ese rato con nosotros. Espero que algún día charlemos con más tranquilidad sobre nuestros rollos frikis. Tiene pinta de ser alguien con el que no te vas a aburrir.

—¿Tenéis previsto presentarla en Cádiz, hay fecha?
—Antonio: Lo cierto es que la presentación en Cádiz ya fue, aunque el público no respondió. Coincidió con la Feria del Libro, pero no estaba incluida en el programa de actos, y por ahí nos desangramos. De todos modos, nuestro presentador, Rafael Marín, realizó una magnífica exposición y consiguió que pasáramos un rato muy ameno, a pesar de nuestra frustración por la falta de espectadores. Ahora tenemos previsto organizar una presentación en San Fernando.
—Juan: A mí me van a tener que volver a explicar de qué sirven las presentaciones cuando no se trata de algo con el apoyo mediático que tuvimos en Madrid. Cuando no falla una cosa, falla la otra, pero, en cualquier caso, de todo esto se aprende. Quiero decir con esto que, presentar por presentar, para que luego la gente no se entere, no vaya porque hay fútbol, o no se interese porque el cartel o la promoción no ha sido atractiva, pues me parece una pérdida de tiempo. Todo depende de cómo se plantee. 

—¿Cómo veis el futuro de ‘Tiempo de Héroes’?
—Juan: Lo veo muy grande. Estaríamos viviendo en un mundo de necios si nadie quisiese aprovechar lo que aquí tenemos entre manos y explotarlo a todos los niveles, TV, videojuegos, rol, cartas coleccionables, etc.
—Antonio: A mí me encantaría tener un muñequito de Héctor, el personaje que yo escribo.

—Tal y como están los niveles de población lectora y las ventas de libros, ¿hay que ser un héroe en estos tiempos para escribir?
—Juan: La verdad es que hay una inmensa cantidad de gente que escribe por probar y que tampoco es que hagan heroicos esfuerzos por crear una obra digna. Una cosa no tiene que ver con la otra. Escribir, escribe casi cualquiera. Poner toda la carne en el asador para vivir de ello renunciando a otras cosas, sí, se parece a algo heroico.

—A grandes rasgos para no desvelar la trama, ¿qué podemos encontrar en la lectura de ‘La venganza de PekinP?
—Juan: Es una historia de héroes y villanos con una construcción de personalidad y trasfondo lógica, en ambientes perfectamente reconocibles, enfrentados a situaciones que se mueven en los géneros de thriller, terror, aventuras e incluso algo de romance.
—Antonio: No es fácil de clasificar. No es del género superheroico al uso. Podría decirse que cada trama, cada personaje, aporta una faceta distinta al global.

—Pide un deseo
—Antonio: Que salga publicado el segundo volumen. Y el tercero. Esto no son dos deseos ¿no?
—Juan: Que mi hija se lo lea dentro de unos años y le guste.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN