Actualizado: 23:08 CET
Domingo, 27/09/2020

San Fernando

El tren-tranvía suelta prenda

La necesidad de una subestación une a la Junta y al Ayuntamiento para que no haya problemas en el Plan Especial del Janer.

Cargando el reproductor....

La mejor solución para que dos partes puedan llegar a un acuerdo es que el uno necesite del otro y ese es el caso del proyecto del tranvía que impulsa la Junta de Andalucía y del desarrollo del Janer, que impulsan la Zona Franca y en Ayuntamiento de Cádiz.

Cómo se ha llegado a él no lo han explicado las partes, aunque ha debido tener sus dificultades habida cuenta de que las dos administraciones no suelen pasar de las buenas palabras a los hechos, sino todo lo contrario. Pero lo cierto es que tanto  Ayuntamiento como Zona Franca por  una parte y la Junta de Andalucía han llegado a un consenso para tramitar conjuntamente el Plan Especial para Janer y la construcción de una subestación eléctrica.

¿Dónde están los intereses comunes de ambas partes? Para empezar, no sólo hay intereses comunes sino miedos comunes y muy bien fundados. En el Ayuntamiento no son ajenos a que el Decreto de Protección del Litoral puede ser una espada de Damocles –y de hecho lo es- para cualquier actuación que se pretenda hacer en una isla, como es San Fernando. Ese decreto puede dar al traste con cualquier plan especial que se pretenda y como mal menor, retrasarlo hasta lo que suelen durar los  retrasos en San Fernando. Esto es, años y años.

El Ayuntamiento, por su parte, puede poner todas las pegas del mundo, incluida no ceder el suelo, para la mejora de la red eléctrica que necesita el tranvía a modo de subestación que en este caso serviría tanto para el tranvía como para llevar la electricidad a las zonas en desarrollo que están a la espera de que se subsane el olvido de la subestación para Fadricas II. Y para todo lo demás porque La Islas se le ha quedado grande a la red de Endesa.

El consenso entre las dos administraciones, que a la fuerza ahorcan, debe de ser una garantía para que los dos proyectos vayan de la mano, al mismo ritmo y sin sorpresas desagradables. Algunas alegrías tendría que dar el tren tranvía después de cinco años de disgustos. Y los que quedan.

La demolición de la antigua Escuela de Tiro Naval Janer sigue su ritmo y se espera que esté listo en breve tiempo. Todo ello para que el nuevo proyecto pueda comenzar a construirse a principios de año. Si no hay sorpresas.

COMENTARIOS

Publicidad AiPublicidad Ai
Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai
chevron_left
Dos jóvenes y una mujer imputados por tenencia ilícita de armas
chevron_right
Finalizan los cursos de piragüismo de la Delegación de Juventud