San Fernando

PSOE, Ciudadanos e IU no se 'exilian'

El Gobierno local les dio de plazo hasta este viernes para trasladar sus grupos municipales de Isaac Peral a la Casa de la Cultura, pero han formado un frente común y no lo harán.

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los grupos de la oposición anuncian que no se van de Isaac Peral. -

La guerra está servida. Hace varios meses el Gobierno local comunicó a los grupos municipales con representación en el Ayuntamiento (PP, PSOE, PA, CxSF e IU), que sus actuales despachos ubicados en la calle Isaac Peral iban a ser trasladados a la primera planta de la Casa de la Cultura, una vez que se realizaran una serie obras de acondicionamiento.

El motivo de dicha decisión obedece a que se instalará en dichos despachos de los grupos municipales la nueva Oficina de Contratación, al objeto de que se ubique justo al lado de Secretaria y buscando optimizar los recursos.

Pues bien, las obras de acondicionamiento de la Casa de la Cultura se finalizaron a mediados del pasado mes de agosto y el pasado martes, la delegada de Modernización del Ayuntamiento, Úrsula Ruíz, comunicó a todos los grupos políticos municipales que tenían de plazo hasta hoy viernes para hacer efectivo dicho traslado.

Sin embargo, esta premisa no se va a cumplir por ahora porque los tres grupos de la oposición (PSOE, CxSF e IU) han emitido un comunicado conjunto en el que han dejado claro que van a continuar en sus actuales dependencias de la calle Isaac Peral, mientras que el Gobierno local no abra una vía de diálogo y se llegue a un consenso.

Los motivos
Entre los motivos que esgrimen los tres grupos municipales apuntan a que se trata de una nueva maniobra de “oscurantismo y falta de transparencia” del Gobierno de Loaiza, ya que, según ellos, dicho traslado sólo encierra “dificultar la labor de control” sobre el propio equipo de gobierno.

Además, PSOE, CxSF e IU no entienden esta decisión cuando el Ayuntamiento destaca “precisamente por su mala organización”, poniendo como muestra de ello el hecho de que el socio de gobierno del PP, es decir, el PA, cuente con unas instalaciones propias en la antigua oficina del Bicentenario en la que “ahora apenas está el despacho del primer teniente de alcalde, Francisco Romero, con varias estancias infrautilizadas y con un amplio despacho para su personal de prensa, cuando precisamente en el Ayuntamiento ya existe un lugar ocupado por otras tres personas de prensa. A ello hay que sumar que recientemente se hicieron reformas para acoger una amplia sala de prensa, cuando no presta un servicio directo a los ciudadanos, algo que sí realizan los grupos municipales”.

Por otro lado, aseguran que su decisión está respaldada por el artículo 26.3 del Reglamento Orgánico de Funcionamiento del Ayuntamiento que establece que “los grupos políticos de la Corporación dispondrán cada uno de ellos, en la sede de la misma, de un despacho o local para reunirse de manera independiente y recibir visitas”.

Por último, entienden que esta decisión “unilateral” tendrá también repercusiones negativas “en los ciudadanos, que no podrán localizar a los grupos en la sede municipal, para atender sus demandas”.

Por lo tanto, la patata caliente la tiene ahora en sus manos el PP-PA, e incluso la propia Úrsula Ruíz se encogía ayer de hombros al ser preguntada por los medios sobre qué pasaría si la oposición se oponía al traslado, como así ha sucedido finalmente.
 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN