Actualizado: 21:55 CET
Lunes, 20/01/2020

El Real Observatorio asegura su futuro en la primera línea de la investigación

La firma de un protocolo posibilitará la ampliación de las instalaciones de dicha institución mediante la construcción de un nuevo edificio para albergar la Sección de Hora.

  • El acto de la firma del protocolo entre las administraciones
El secretario de Estado de Defensa, Constantino Méndez: el secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz; y el secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Francisco Andrés Triguero, suscribieron ayer un protocolo general de colaboración para la cooperación en el marco del Sistema Andaluz del Conocimiento que, entre otras, cosas potenciará las actividades del Real Instituto y Observatorio de la Armada (ROA) en San Fernando.

El acuerdo permitirá la incorporación al ROA de investigadores de centros del Sistema Andaluz del Conocimiento para el desarrollo de proyectos de interés mutuo. Asimismo, la firma de este protocolo posibilitará la ampliación de las instalaciones de dicha institución mediante la construcción de un nuevo edificio para albergar la Sección de Hora, el lugar donde se mantiene la escala de Tiempo Universal Coordinado propia, que es la que rige oficialmente la hora en el Estado español.

El ROA es un centro de investigación y difusión cultural implicado en el ámbito científico dentro de disciplinas como la astronomía o la geofísica, y que mantiene colaboraciones con múltiples instituciones nacionales e internacionales.

Intervenciones
El secretario general de Universidades, Investigación y Tecnología de la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía, Francisco Andrés Triguero, dijo que el acuerdo se enmarca en una “estrategia de colaboración” entre las dos administraciones que en este caso va a tener lugar en una institución que es “un tesoro” para la generación de conocimientos y para el desarrollo tecnológico. Triguero señaló también que el acuerdo es importante porque se trata de “trabajar en lo local para poder competir en el ámbito internacional.

El protocolo no sólo pone las bases para construir el nuevo edificio para la Sección de Hora del Observatorio, único patrón que está ubicado fuera de la capital de España, sino para poner en marcha otros tipos de iniciativas cooperativas enmarcadas en la generación de conocimientos acreditada por el ROA y dentro del sistema científico y universitario andaluz y español.

El secretario de Estado de Investigación, Felipe Pétriz, agradeció en nombre del Ministerio de Ciencia e Innovación a “todos los profesionales” del Observatorio el “excelente trabajo y el reconocimiento a nivel nacional e internacional en los ámbitos de investigación y formación como en el de divulgación científica”.

El ministerio quiere de esta forma unirse al compromiso “triplemente compartido” de refuerzo de las infraestructuras. “Una comunidad científica bien reconocida por su producción se merece que mejoren sus condiciones de trabajo”.

“Estamos hablando de un centro que es un ejemplo de tradición científica en España, el observatorio astronómico más antiguo, y por tanto, el hecho de que facilitemos (la infraestructrura”, en una labor de coordinación entre los dos ministerios y las administración autonómica, creo que es un ejercicio obligado”, dijo Pétriz.

Mantener las instituciones
Por su parte, el secretario de Estado de Defensa, manifestó que en el mundo de la Defensa, mantener las instituciones es una estrategia “fundamental” porque entre el pasado y el presente “se abre el futuro” y lo hace “a través de la cooperación”. El protocolo recién firmado -dijo Constantino Méndez- lo que hace es “visualizar de una forma meridianamente clara cómo queremos que sea el futuro”.

Ese futuro se desea abrir “sobre lo que ya sabemos hacer”, sobre los contenidos y las misiones que ya tiene encomendadas el Real Observatorio, pero “abriendo el surco, ensanchándolo, trayendo al Observatorio la actividad de otros que pueden, no solamente, reconocer en el Observatorio un activo, sino un activo que se debe poner a disposición de toda la comunidad científica”.

También se piensa en el futuro “dignificando” el espacio en el que la ciencia y el conocimiento trabajan, de ahí que el primer hito en el protocolo sea la construcción del nuevo edificio de la Sección de la Hora, que “enlaza con la función básica e inicial con la que este Observatorio se instituyó”, dijo el secretario de Estado de Defensa, no sin antes felicitar a la Armada por esa labor “histórica” de investigación “sobre la cual hemos podido ir colocando los siguientes peldaños en muchos de los campos de la ciencia tal y como hoy la conocemos”.

El reparto
La construcción de las nuevas dependencias para la Sección de la Hora tiene un coste de tres millones de euros, de los cuales el 70 por ciento se sufraga con fondos Feder. Del 30 por ciento restante, el 70 por ciento lo pagan los dos ministerios involucrados en el proyecto y el 30 por ciento restante la Junta de Andalucía.

Sin embargo, de esas condiciones no se habló en el acto de la firma del protocolo de colaboración entre los tres organismos, habida cuenta de que el acuerdo tiene que ser publicado previamente en el Boletín Oficial de Estado (BOE) para que sea firme.

Lo que sí es seguro es que las nuevas instalaciones, que constan de dos plantas, van a contar, además de con espacio suficiente para desarrollar el trabajo, con las condiciones tan especiales que precisa el material con el que se mide el tiempo y la Hora Legal de España.

En el sótano se instalarán las cámaras acondicionadas para que los cinco relojes atómicos sigan desarrollando una labor que afecta a todos los campos, no sólo de la ciencia sino incluso a las transacciones comerciales más comunes que puede desarrollar cualquier particular.

Dos años
Eso sí, tardará unos dos años en estar terminado y las instalaciones más modernas se unirán a las del observatorio astronómico más antiguo de España y uno de los más antiguos del mundo.

Desde hace más de dos siglos y medio su labor científica se ha centrado prioritariamente en estudios sobre astronomía y ciencias de la tierra, el establecimiento de la hora oficial en España y la elaboración, en el campo de las efemérides astronómicas, del Almanaque Náutico español, unas tablas utilizadas por los navegantes en alta mar para obtener su posición.

Paralelamente a su actividad investigadora, el Real Instituto y Observatorio de la Armada desempeña una intensa actividad divulgadora y es una de las instalaciones más visitadas de Andalucía.


COMENTARIOS

Publicidad Ai
Andaluca Informacin
Publicidad Ai
chevron_left
El sueño americano de los actores españoles
chevron_right
Poner en marcha la segunda fase para los BAM costaría este año diez millones