Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

Así ha sido el homenaje a Cayetano Roldán y Eladio Barbacil en San Fernando, Cádiz

Los representantes de los grupos políticos de la Corporación Municipal han mostrado sus respetos en la capilla ardiente

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Cargando el reproductor....

El alcalde republicano de San Fernando, Cayetano Roldán, y su concejal, Eladio Barbacil, han sido despedidos con honores este viernes con una capilla ardiente que se ha colocado en la sala capitular del Ayuntamiento isleño. Ambos fueron asesinados junto a una buena parte de la Corporación Municipal tras el Golpe de Estado de 1936 y sus restos mortales se recuperaron en una fosa común hallada en el cementerio municipal, gracias a los trabajos de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando (AMEDE), fueron identificados el pasado agosto de este mismo año.

Entre las 10,30 horas y las 13,30 horas han sido muchos los ciudadanos que han querido acercarse a esta despedida. En ella han estado presentes los familiares de ambos ediles y la alcaldesa Patricia Cavada, que cedió el bastón de mando ante la fotografía antes de mostrarle el respeto a Eladio y Eloy Barbacil López y María y Ángeles Fernández Roldán, nietos de los represaliados homenajeados. Los representantes de los grupos políticos de la Corporación Municipal, incluido Vox, también mostraron sus respetos. Una gran parte del resto de concejales acudieron cuando terminó la sesión plenaria.

Una vez concluida la capilla ardiente, los restos fueron trasladados al cementerio de San Fernando, donde recibieron sepultura. A lo largo del camino que separa el Consistorio isleño del camposanto estuvieron arropados por más de un centenar de personas y banderas republicanas.

El solemne acto ha sido organizado de la mano de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Democrática, Social y Política de San Fernando (Amede), presidida por la nieta del alcalde republicano, Ángeles Fernández Roldán. “Hoy es el día más importante de mi vida. Aunque habitábamos con él en nuestros recuerdos, su paradero era desconocido. Ahora, finalmente sabemos dónde descansa, y lo llevaremos al lugar que merece junto a su esposa e hijas. Aunque la justicia no pudo prevalecer como debería, encuentro consuelo en este acto. Aún sentimos la ausencia de sus tres hijos. Mi abuelo era una persona bondadosa. No conocía diferencias sociales; para él, todos eran iguales. La noche del Golpe de Estado la pasó en el convento de las Carmelitas para que no lo encontraran”, declaró Ángeles a los medios allí presentes.

Ángeles Fernández Roldán, presidenta de Amede y nieta de Cayetano Roldán: “Hoy es el día más importante de mi vida"

La presidenta de Amede también explicó el enrevesado proceso de identificación. “El proceso de los restos óseos fue complejo. Inicialmente, en Granada se determinó que no correspondían a la persona en cuestión. Sin embargo, manteníamos una identificación presuntiva basada en el hecho de que dos mujeres lo rodearon con piedras para ser reconocido. Para corroborar esta creencia, decidimos llevar los restos a un laboratorio privado; no podíamos desistir”, dijo la nieta del alcalde honorario.

El nieto del concejal Eladio Barbacil, que ha formado parte activa como voluntario de Amede del proceso de recuperación en estos siete últimos años, también declaró ante la prensa. “En mi situación, hay tres personas de mi familia fusiladas, y hasta ahora han sido recuperados los restos de dos de ellas: mi abuelo (Eladio Barbacil) y mi bisabuelo (Manuel Barbacil). Los Barbacil mantenían una estrecha amistad con los Roldán. A diferencia de nuestro caso, en Granada se ha confirmado la identidad de los restos. Estamos muy contentos de poder brindarle la sepultura que se merece a mi abuelo, quien fue detenido en las escaleras del Ayuntamiento. A pesar de este avance, seguiremos luchando en búsqueda de la verdad y la justicia”, expuso muy emocionado.

Eladio Barbacil, voluntario de Amede: "A pesar de este avance, seguiremos luchando en búsqueda de la verdad y la justicia"

La labor de la entidad, volcada en garantizar el derecho de las víctimas a la verdad, la justicia y la reparación, ha sido "imprescindible" en las tareas de excavación arqueológica y exhumación de las 147 víctimas de la represión desarrolladas en la fosa común del cementerio municipal.Cabe recordar que el pasado sábado 18 de noviembre el camposanto acogió el acto de homenaje y entrega de los restos mortales de tres de las primeras víctimas identificadas, Francisco Baptista Florenza, Juan Valverde Colón y Manuel Barbacil Mejuto.

Cayetano Roldán Moreno fue elegido concejal en las municipales del 31 de agosto de 1931 y repuesto en su cargo después de las elecciones generales del 16 de febrero de 1936, siendo alcalde de la ciudad desde el 25 de febrero hasta el 18 de julio de ese año. El socialista, de 53 años, fue asesinado el 29 de octubre de 1936. Eladio Barbacil Romarín, concejal de Izquierda Republicana por designación gubernativa desde el 28 de febrero de 1936, fue asesinado con 45 años el 27 de octubre de 1936.

Patricia Cavada, antes de que pusieran rumbo hacía el camposanto isleño, tuvo unas palabras. "San Fernando rinde homenaje y ofrece disculpas por el trato recibido, dando un paso más en el camino. Estos dos individuos simbolizan a las millas de víctimas y sus descendientes, con las cuales este país aún no ha saldado su deuda. Con un espíritu de concordia y entendimiento - sin rencores-, Cayetano Roldán y Eladio Barbacil regresan al salón de plenos que acogió la última reunión de la Corporación republicana antes de un capítulo negro en la historia de España", dijo la primera edil.

LA HISTORIA DE CAYETANO ROLDÁN

 

Cayetano Roldán.

El alcalde honorario nació en 1882 en el seno de una familia liberal burguesa. Era hijo de Manuel Roldán, quien también fuera médico y alcalde de San Fernando. Como médico se codeó con personajes tan relevantes dentro del ámbito de la medicina como Ramón y Cajal , pero prefirió el amor a su tierra y a sus vecinos. Ejerció su profesión en el entorno de las Igualas Médicas (una especie de seguro de asistencia médica), aunque en muchas ocasiones no cobraba a sus pacientes, ya que trabajó sobre todo con población desfavorecida de La Isla.

Por lo que cuentan era un hombre de gran integridad humana que no concebía las diferencias de clases.Formó parte del Frente Popular de San Fernando, y el 28 de febrero de 1936 fue investido como alcalde de la ciudad. Durante el corto período en el que presidió La Isla de León adoptó medidas sociales y urbanísticas, que fueron truncadas tras la rebelión contra la República. El día 18 de julio, Infantería de Marina procedió a la toma de los edificios principales de la ciudad. La Corporación Municipal se negó a entregarle las llaves de la ciudad. Cayetano Roldán fue arrestado junto a los 16 concejales. Su calvario duró 112 días, en los que estuvo encerrado en la cárcel del Ayuntamiento debido al temor una insurrección de la ciudadanía isleña al enterarse de un posible asesinato.

Sería el día 29 de octubre cuando fue fusilado junto a otras seis personas más que venían del Penal de la Carraca. Cuenta Casado Montado que se dirigió a su verdugo, al que ayudó a nacer. "¿Me vas a quitar la vida a mí, que te saqué del vientre de tu madre? Bien, hacedlo, pero a mis hijos no tocarlos, que son inocentes". En ese momento, el verdugo se acercó y le dijo: "¡Pero si ya hemos matado a los tres!". Habían fusilado a sus 3 hijos varones.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN