Publicidad Ai
Publicidad Ai

Sindéresis

La interna

Hostia, que hay uno que se presenta a portavoz municipal y se ha acercado a pedirme mi apoyo, qué hijo de puta taimado

Publicado: 26/03/2023 ·
19:14
· Actualizado: 26/03/2023 · 19:14
Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
Autor

Juan González Mesa

Juan González Mesa se define como escritor profesional, columnista aficionado, guionista mercenario

Sindéresis

Del propio autor:

VISITAR BLOG

Una de las vertientes de la antipolítica, que favorece al bipartidismo y a abrir la brecha entre los estamentos de poder y la participación ciudadana, es el mantra de que a la gente no le interesa la interna de los partidos. El stablishment dice que a los ciudadanos no les debe preocupar cómo funcionan, qué es un proceso de primarias, por qué son naturales los roces, cuántos elementos abarca una negociación, por qué es normal que los partidos se preocupen por el reparto del dinero, de los puestos en las listas y por cuáles serán los mecanismos para marcar la agenda política y la comunicación exterior.
Uno de los motivos para este mantra antipolítico es que la gente vea la política como algo sucio y deje que otros se la hagan; los de siempre. El otro es que se puede manejar el relato de qué partido es más sucio y deshonroso. Todos los partidos y todas las confluencias se ven sometidas a masticaciones, digestiones y peleas; si sucede en un AMPA, en un club de petanca o en una asociación de vecinos, cuanto más en una organización con miles y miles de personas repartidas por todo el territorio. Si el stablishment, el poder, quiere desprestigiar a una formación, como ya ha instalado en el ideario común la idea de que la interna de los partidos es sucia y vil, solo tiene que airear la interna de una formación, manteniendo al resto en un estado de opacidad virtuosa donde solo se sepa lo que el partido quiere que se sepa. No hay partido que goce de más “fuentes internas” o “fuentes próximas” que Podemos en lo que atañe a la prensa. Van en masa a conseguir declaraciones de algún responsable de área, de alguien que estuvo contratado pero ya no o de quien perdió unas primarias a algún puesto de nivel medio, y obtienen material interminable de opiniones y cotilleos, que realmente se dan en todas las formaciones, organizaciones y grupos humanos de nuestra sociedad.

Por resumirlo gráficamente, sería como si un periodista se apostara a la puerta de tu cuarto de baño y anunciara periódicamente: “Fulanito ha entrado a cagar”, “Fulanito ha entrado a mear”. Todo el mundo caga y mea, pero solo la prensa es capaz de hacer que alguien quede para siempre vinculado con la imagen de la taza de un váter.

Volvamos un momento a la primera de las razones antipolíticas para predicar de modo tan hipócrita contra lo que es normal en cualquier congregación de gente. ¿Qué sucede cuando alguien comienza a interesarse en política, en una política idealizada falsamente por los medios y alejada de lo rutinario de su actividad? Dios mío, ha habido dos que han discutido, esto es un infierno. Hostia, que hay uno que se presenta a portavoz municipal y se ha acercado a pedirme mi apoyo, qué hijo de puta taimado. No, eso no es un infierno ni demuestra actitudes sibilinas e inhumanas; es normal. Lo que no es normal, lo que sí es infernal y taimado, es que desde los medios arengados por el verdadero poder se inste a que los periodistas pongan al foco ahí y se olviden rápido de todos los vinculados a la trama Gürtel que ya han muerto, por ejemplo.

¿Por qué se quiere dar el pistoletazo de salida de un proyecto unitario político diciendo que a la gente solo le interesa lo que yo quiera que le interese? ¿Los queremos a nuestro lado o en el palco aplaudiendo? ¿Queremos mil militantes y un millón de votos o un millón de militantes? ¿Quién dice que esa gente no puede querer dar el paso para participar y formar parte de las listas? ¿Por qué no debe interesarles cómo se conforman y cómo se relaciona la posibilidad de existencia de un partido con las subvenciones que perciben tras las elecciones? Hablemos de esto y hagámoslo con todos, que se interese la gente de VOX, del PP y del PCE, y del PSOE. Que aprendan y, después, decidan.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN