Publicidad Ai
Publicidad Ai

Mundo

El terremoto aumenta las miserias de las víctimas de inundaciones en Pakistán

En esa región se concentran la mayoría de los 11 muertos y decenas de heridos provocados por el terremoto del pasado martes

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Pakistán. -

El terremoto de magnitud 6,5 que golpeó Afganistán y Pakistán, dejando al menos 15 muertos y más de 200 heridos en ambos países, ha aumentado las miserias de los paquistaníes afectados por las graves inundaciones del verano pasado, afirmaron este jueves fuentes oficiales.

"La gente todavía no se ha recuperado de los efectos de las inundaciones en las áreas norteñas de Swat, Nowshera y Charsadda, y se han visto golpeados de nuevo por una catástrofe natural", dijo a EFE el portavoz de la Autoridad de Gestión de Desastres de la provincia de Khyber Pakthnukhwa, Taimoor Ali.

En esa región se concentran la mayoría de los 11 muertos y decenas de heridos provocados por el terremoto del pasado martes, con centro en el vecino Hindu Kush afgano, y que también fue una de las más golpeadas por unas inundaciones que afectaron a más de 33 millones de personas y mataron al menos a 1.700.

Ali subrayó que los afectados por las lluvias torrenciales han recibido ayudas monetarias pero el terremoto golpeó cuando muchos todavía están reconstruyendo sus hogares.

Oficialmente, la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA) indicó que 172 hogares han sido dañados por el terremoto en todo el país, y 22 de ellos han quedado destruidos.

Ali indicó que de todas las casas afectadas, 169 se encuentran en Khyber Pakthnukhwa, aunque señaló que por el momento es difícil señalar cuántas de ellas fueron golpeadas también por las inundaciones.

Shafi Ullah, el jefe de Policía del distrito montañoso de Swat, también afirmó a EFE que "el terremoto ha perturbado las vidas de millones de personas en una zona rural pobre", donde las inundaciones dejaron el verano pasado decenas de muertos y heridos.

La zona del Hindu Kush afgano es un centro de gran actividad sísmica y habitual punto de origen de movimientos telúricos en la región.

A finales del pasado junio un terremoto similar de magnitud 5,9 en las provincias orientales de Paktika y Khost, fronterizas con Pakistán, provocó la muerte de más de mil personas y unos 1.500 heridos, además de la destrucción de cientos de viviendas.

El país también sufrió una de las mayores catástrofes provocadas por terremotos en 1998 en el norte del país, cuando en febrero dos seísmos de magnitud 5,9 y 6 causaron la muerte de unas 4.000 personas. Pocos meses después, a finales de mayo, otro seísmo de magnitud 7 volvió a sacudir la zona y causó unos 5.000 muertos.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN