Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

El Tercio de Armada acoge la celebración del 486 aniversario de la Infantería de Marina

El acto estuvo presidido por el General Comandante de la Brigada del TEAR, José Luis Souto Aguirre

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

Imágenes de la celebración del aniversario.

Con motivo de la conmemoración del 486 aniversario de la creación de la Infantería de Marina española, este viernes tuvo lugar en el Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina de San Fernando (Cádiz), un acto militar presidido por el General Comandante de la Brigada Tercio de Armada, general de brigada José Luis Souto Aguirre. Este ha constituido el principal evento de todos los programados, sirviendo de brillante colofón a las celebraciones con motivo del citado Aniversario.

La fuerza, organizada en base a dos batallones pertenecientes al Tercio de Armada y el Tercio del Sur, una escuadra de gastadores, la unidad de música y una unidad de guiones y banderines, incluyó una sección ataviada con uniformes de época y otra vistiendo la uniformidad de campaña actual. El acto, que tuvo lugar en el Patio de Armas Lope de Figueroa, tuvo su inicio con la incorporación a dicha formación de las Banderas Nacionales de las unidades participantes, así como de las tradicionales del Cuerpo de Batallones constituido en el siglo XVIII. Tras los honores militares y revista a la fuerza por parte del general Souto, se dio lectura al Real Decreto que ratifica la antigüedad del Cuerpo de Infantería de Marina del año 1537, lo que lo convierte en la unidad anfibia más antigua del mundo. Seguidamente, tuvo lugar la ceremonia de transmisión del “legado histórico”, donde un infante de marina veterano le hizo entrega de dicho Real Decreto al soldado más joven de los presentes, simbolizándose la transmisión de generación en generación del legado histórico y moral de los infantes de marina y el mantenimiento de su espíritu de cuerpo.

Posteriormente, el General Comandante del Tercio de Armada procedió a otorgar la distinción de Amigo de la Infantería de Marina a José Antonio Aparicio Florido por su investigación sobre la actuación del Tercio del Sur en la catástrofe de Cádiz de 1947, y por ser el principal impulsor de la solicitud de la concesión de la Medalla de Oro de la ciudad de Cádiz a esta unidad, como premio a su sacrificada actuación en las labores de rescate y asistencia a las víctimas en aquel desgraciado acontecimiento.

A continuación, la fuerza hizo demostración pública de los valores que caracterizan al Cuerpo de Infantería de Marina, recitando el cuarto mandamiento de su Decálogo:

Seré siempre respetuoso con las tradiciones del Cuerpo, estaré orgulloso de su historia y nunca haré nada que pueda desprestigiar su nombre".

Tras recitar este mandamiento, los guiones y banderines rindieron homenaje a los infantes de marina que dieron su vida por España.

Una vez finalizado este homenaje, tuvo lugar el desfile de la Fuerza por la Avenida Mariscal de Campo Montero y Subiela. Con la retirada de las Enseñas Nacionales se dio por concluido este acto militar.                                                       

La antigüedad de la Infantería de Marina española corresponde a la de las Compañías Viejas del Mar de Nápoles, que se remonta al año 1537. Aun así, la Infantería de Marina es un Cuerpo en permanente transformación que, sin renunciar a sus tradiciones, ha sabido adaptarse a las exigencias del siglo XXI.

La celebración de su aniversario honra su legado histórico, y destaca los valores y virtudes militares que le han hecho acreedor del lema “Valientes por tierra y por mar”.

Su Majestad el Rey Juan Carlos I refrendó en 1978 la antigüedad del Cuerpo de Infantería de Marina, corroborando así la iniciativa histórica, por ser una innovación a nivel mundial, de sus antecesores Carlos I y Felipe II, al asignar de forma permanente unidades de Infantería española a sus escuadras de galeras y galeones, conformando así una nueva unidad de carácter profesional a la que denominaron con el nombre genérico de Infantería de Armada, y que estaba formada por unos Tercios de Armada específicamente adiestrados para combatir en y desde la mar. Estos Tercios hicieron gala de  una capacidad de combatir, ya fuera sobre las cubiertas de los buques o en tierra, de la que los Infantes de Marina actuales son sus directos herederos. Es por ello que, en estas fechas de conmemoración del Cuerpo y desde el recuerdo a nuestros antepasados que combatieron en múltiples lugares alejados de España, cabe hacer una especial mención a todos y cada uno de los Infantes de Marina que actualmente se encuentran desplegados en diferentes misiones internacionales.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN