Publicidad Ai
Publicidad Ai

San Fernando

Tildan de "atentado ecológico" el tramo de Eurovelo entre Cádiz y San Fernando

Varios colectivos denuncian que dicho proyecto no cuenta con las preceptivas evaluación ambiental adecuada y que amenaza a varias especies

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai
  • Protestas por el trazado. -

Varias organizaciones denuncian que el tramo del Eurovelo (ruta 8), en su trazado desde Cádiz a San Fernando, atenta contra los valores ecológicos de la zona, solicitando la inmediata paralización de las obras, así como denuncian la no existencia de la preceptiva evaluación ambiental adecuada. No se descarta tomar acciones legales.

El Eurovelo es una red de 17 rutas ciclistas de largo recorrido que conectan y unen todo el continente europeo. Las rutas, tal y como vienen definidas en su página web, pueden ser utilizadas tanto por cicloturistas como por la población local que realiza desplazamientos diarios. La Junta de Andalucía está desarrollando dicho trayecto (Cádiz- San Fernando) con fondos ITIS, sin realmente un planeamiento real y bueno, que permita el real uso de dicho carril, convirtiendo esta infraestructura "en un despropósito".

La infraestructura no presenta continuidad hasta la ciudad de Cádiz, ya que comienza en el Ventorrillo El Chato, con lo que los ciclistas tendrán que usar su coche hasta el inicio, o continuar por acerado o por carretera a contramano. Situación que, por las declaraciones realizadas por el Jefe de Servicio de Espacios Naturales Protegidos) el pasado día 7 de diciembre de la Junta de Andalucía, en reunión con representantes de los colectivos Agaden, Asamblea Ciclista y Plataforma El Árbol, es un hecho factible el que los ciclistas vayan contramano hasta la ciudad.

Para más preocupación, el carril atraviesa la zona de Cortadura, catalogada como Hábitat Natural de interés comunitario cuya conservación exige la designación de zonas especiales de conservación y que a la Junta de Andalucía "le ha valido o le ha importado poco". En este caso, en la zona de Cortadura se da la existencia de los Hábitats 2120.- Dunas móviles de litoral con Amophila Arenaria (Dunas Blancas) y el hábitat 2130.- Dunas costeras fijas con vegetación herbácea (Dunas Grises). Donde se pueden encontrar, entre otras especies, el camaleón común (cuyas puestas de este año ya se han visto afectadas con el inicio de esta obra). Entre la fauna que existe en la zona de dunas, destacan la Lagartija colirroja (Acanthodactylus arythrunus), el Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai); zona de cría y alimentación del chorlitejo patinegro (Charadrius alexandrinus), afección a flora como el barrón (Amophila arenaria), la grama marina (Elymus faratus), el cardo de mar (Eryngium maritimus) y la azucena o lirio de mar (Pancratium maritimun),o incluso afección a la recuperada charca de la Gallega donde se dan especies como Sapo de espuelas (Pelobates cultripes), Gallipato (Pleurodeles walt), Rana verde ibérica (Rana perezi), eslizón ibérico (Chalcides bedriagai), Eslizón tridáctilo (Chalcedes striatus), Culebra de herradura (Coluber hippocrepis) o la Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus)

Además, su continuidad se da por Parque Natural de la Bahía de Cádiz, con afección directa a RED Natura 2000, a flora y fauna. Los colectivos denuncian que dicho proyecto no cuenta con las preceptivas *evaluación ambiental adecuada, ex art. 6.3 de la Directiva Hábitats y ex art. 46.4 de la Ley 42/2007 del Patrimonio Natural, ni evaluación de impacto ambiental simplificada que impone el art. 7.2 b) de la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental; así como denuncian que dicho proyecto debería haber sido sometido previamente a evaluación de los efectos sobre el DPMT y de los efectos del cambio climático como disponen los arts. 42.2 y 44.2 de la Ley de Costas y los arts. 85.2 y 92.1 y 2 del Reglamento General de Costas.

De la misma manera, dichos colectivos entre los cuales se encuentran la Asamblea Ciclista Bahía de Cádiz, afirman que dicho carril no cuenta con las condiciones para que se cumplan la finalidad de que sirva no solo como elemento turístico, sino como una oportunidad para la conexión entre las diferentes localidades gaditanas, con continuidad y con seguridad para los usuarios.

Las entidades que han alzado su voz contra este proyecto proponen el arreglo del ya existente carril bici paralelo a la vía del tren, el cual no constituirìa ningún atentado a valores ecológicos, permitiendo tener continuidad hasta ambas localidades y conectar con otros tramos de Eurovelo; a la vez que aporta cercanía a la población con respecto al espacio natural. Es por ello que se plantean acciones legales de diversa índole contra esta infraestructura carente de sentido, cuya finalidad tiene la de “gastar dinero por gastar(3.218.044,57) de unos fondos que son realmente pagados por todos los europeos".

Las asociaciones firmantes son: Agaden- Ecologistas en Acción; Asamblea Ciclista Bahía de Cádiz; Grupo Tumbabuey; Woman in Bike; Plataforma El Árbol; Extinción Rebelión Cádiz; Amigos del Parque de los Toruños; y Mareas vivas del Sur.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN