Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 01/07/2022  

San Fernando

Exclusiva

El ingeniero de 'La Dama Blanca' cumple un siglo de vida y de recuerdos

Pasó por todos los escalafones de la industria naval y realizó las maquetas del buque escuela de la Armada chilena 'Esmeralda' que aún se usan como aprendizaje

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad Ai

Ha vuelto a la tierra que lo vio nacer el 22 de mayo de 1922 -ayer hizo un siglo- hace un par de años, porque es imposible no volver cuando las raíces isleñas son tan fuertes como las de Miguel Ángel Ghersi García.

De padre militar, vivió en el arsenal de la Carraca desde que tenía ocho años cuando en la Carraca sólo vivían militares y sus familias. Y a partir de ahí subió todos y cada uno de los peldaños que llevaban a labrarse un porvenir en el sector naval.

 

Espacio reservado al reproductor de vídeo

Y es que entonces -ahora se pasa de curso hasta con suspensos- se entraba de aprendir en los sitios y se iban escalando posiciones en función de los méritos. “Por ahí están todos los nombramientos”, decía este domingo día de cumpleaños a este redactor.

Los estudios básicos los realizó en la Escuela de la Marina de la Carraca y en 1941 ingresa en los astilleros de Bazán de San Fernando.

En 1947 obtiene el título de Bachiller. Durante 1952 trabaja en la maniobra fija a cubierta de la Esmeralda confeccionando una maqueta para que a partir de ella, realizaran todos los  cáncamos y arraigados fijos a cubierta. En 1953 se desempeña como maestro de gálibo.

 Esa fue la primera etapa de su vida, en los astilleros de San Fernando y de Cádiz hasta marchar a Galicia. En aquel astillero en el que habían requerido sus servicios sólo se construían barcos de 28 metros de eslora, de pesca y la intención de la empresa era la de ampliar la línea de negocio con barcos más grandes.

Era ya 1963 cuando pasa a trabajar en los astilleros Barreras de Vigo como jefe de Planificación hasta el año 1970 cuando comienza a trabajar en la factoría Vulcano como jefe de Cascos hasta jubilarse en 1995. Él era el responsable de esa parte de la embarcación desde principio a fin.

Hasta ahí una vida normal que podría contarse de otros muchos profesionales del ramo cambiando nombres y fechas, pero Miguel Ángel Ghersi García es el protagonista de unos hechos que lo significan y lo convierten en una persona especial.

Su saber y su nombre están íntimamente ligado a la Dama Blanca, el buque escuela Esmeralda de la Armada chilena gemelo del buque escuela de la Armada Española Juan Sebastián de Elcano que dicho sea de paso, se reencontraron el 24 de de octubre de 2020 en Punta Arenas, en el Estrecho de Magallanes.

¿Por qué un buque gemelo en dos marinas tan distantes, aunque unidas por la historia y la lengua? España había encargado en 1946 al astillero Echevarrieta y Larrinaga de Cádiz un buque gemelo al Juan Sebastián de Elcano para reemplazar al Galatea. Se hizo sobre los mismos planos del ingeniero Juan Antonio Aldecoa y Arias.

La fatalidad quiso que el 18 de agosto de 1947, el astillero fuera destruido la conocida como Explosión de Cádiz causando graves daños a Echevarrieta y Larrinaga. El Estado se hizo cargo de las pérdidas y creó la Sociedad de Astilleros de Cádiz SA dependientes de la Empresa Nacional Bazán. El trabajo sobre el barco se detuvo.

España tenía una deuda con Chile por la Guerra Civil y en las negociaciones para pagarla entró lo que se había construido del barco, que fue entregado al país hispanoamericano reanundándose los trabajos en 1951 con algunas modificaciones en la estructura. 

Así nació el buque escuela Esmeralda, un calco del Juan Sebastián de Elcano y aun así podría decirse que este hito en la vida del centenario isleño no fue más que fruto de la casualidad, si no fuera porque además de todo lo descrito, su nombre es reconocido por la Marina chilena a la que su obra principal aún presta servicio activo.

El gran legado

Miguel Ángel no sólo había participado en la construcción del buque del que tan orgulloso se sentía, sino que le fueron encargadas dos maquetas de la Esmeralda donadas por los astilleros de Bazán a la Escuela Naval y a la Escuela Naval de Grumetes de Chile a escala 1 a 25.

Cuando todavía estaba trabajando en los astilleros de la Bazán, en 1953, se le encarga la construcción de esas dos maquetas, con y sin velamen, que hoy en día son una auténtija joya y un instrumento de enseñanza.

Miguel Ghersi y su hermano Francisco  necesitaron 200 planos, 20.000 soldaduras en playa y más de trece meses de trabajo para terminar esas maquetas, con la particularidad de que hoy en día siguen siguen siendo usadas en las escuelas mencionadas para la formación de los alumnos.

El centenario ingeniero técnico -cuenta en un artículo de la revista naval de la Armada chilena José Alviña Sáez- tuvo la oportunidad de reencontrarse el 6 de agosto de 1998 con el Esmeralda en el puerto de Vigo.

Lo visitó y quiso el destino que el comandante del buque, capitán de navío Percy Ricjhter Silberstein, lo invitara a la recepción oficial junto con su esposa y en la que pudo rememorar sus recuerdos.

Eran esos mismos recuerdos que este domingo 22 de mayo de 2022 contaba al arriba firmante que se ha servido además de otros documentos publicados para mayor precisión en contar una historia que una a la Dama Blanca con la tradición naval de La Isla.

Miguel Ángel Ghersi navega ahora a toda vela sobre su vida centenaria acompañados por su descendencia isleña y viguesa y a este medio le abrió la puerta de su casa.

 

TE RECOMENDAMOS