San Fernando

Cuatro Cristos en viacrucis por las calles de La Isla en la jornada del Viernes de Dolores

El Nazareno visitó a la Patrona de la Ciudad en el Carmen mientras El Perdón, Expiración y Cristo de la Almadraba recorrían sus respectivos barrios

Publicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Nazareno ante la Patrona.

La hermandad del Nazareno celebró ayer, como es tradicional el viernes de Dolores, un vía crucis con la imagen de Jesús Nazareno. Este año sin embargo reunía característica diferentes a años anteriores. La hermandad había decidido que la primera vez que Jesús iba a salir a la calle, tras estos años de pandemia, lo haría en el vía crucis para visitar a la Virgen del Carmen, para reforzar así también el hermanamiento de ambas hermandades.

El vía crucis salía pasadas las ocho y cuarto de la tarde de la Iglesia Mayor. Un gran número de hermanos y devotos lo acompañaban en sus fila portando cirios morados. Durante el recorrido se leyeron las estaciones del vía crucis en lugares significativos de la ciudad, tanto de carácter civil como religiosa. Entre otros lugares, el Real Teatro de  las Cortes, el Ayuntamiento de la ciudad, la Compañía de María, o ya de vuelta el Centro de Salud Rodríguez Arias o la Capilla de la Salle.

Momento muy emotivo fue la llegada del Jesús Nazareno a la iglesia del Carmen, sobre las once de la noche, Jesús volvía a encontrase con la Virgen del Carmen, después de cuatro años. La última vez fue cuando recorrió la ciudad visitando todos los templos de La Isla.

Jesús Nazareno entraba en el Templo a los sones de Jesús Nazareno, cantado por el coro, tras el rezo de la estación a cargo del prior de los Carmelitas, Serafín Galindo , la imagen se dirigió hacia la capilla de la Virgen del Carmen, donde la hermandad del Nazareno le hizo entrega de un presente, un cetro de orfebrería, para conmemorar el acto. A su salida lo esperaba un numeroso público, que lo acompañaría de vuelta hasta la iglesia mayor.

También salieron en viacrucis el Cristo de la Expiración que recorrió su barrio y esperó en el dintel de la iglesia castrense de San Francisco al Nazareno y el Cristo del Perdón, que realizó una emotiva estación de penitencia en el Hospital de San Carlos, acompañado por el personal sanitario y muchos enfermos y acompañantes desde las ventanas.

El Cristo de la Almadraba volvía a recorrer también las calles de Gallineras en la antesala de la Semana Santa.

 

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN