Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Viernes 01/07/2022  

San Fernando

AxSí se hace eco de las reivindicaciones de los sindicatos sanitarios

Pide instar a la Junta a un aumento de plantillas con mejores condiciones laborales y a nivel local a terminar el centro de salud de Camposoto

Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai
  • Los concejales ante el centro de salud de Camposoto.

El Grupo Municipal de Andalucía Por Sí ha presentado una moción al próximo Pleno pidiendo que se inste a la Presidencia de la Junta de Andalucía a impulsar un Pacto Andaluz por la Sanidad que blinde definitivamente el sistema de salud pública en Andalucía y que defina el modelo sanitario a largo plazo que queremos para nuestra tierra.

También se pide que que incremente paulatinamente el gasto de Sanidad hasta alcanzar el 10% del PIB en 2023 y se adecúe a la media europea el número de camas hospitalarias por cada mil habitantes y refuerce con el personal necesario la Red de Atención Primaria y los Hospitales a fin de acortar los plazos de cita médica en nuestros Centros de Salud, así como afrontar en mejores condiciones nuevos brotes de esta u otras posibles pandemias.

En el cuarto punto, AxSí pide instar a la Consejería de Salud y Familias a que, con independencia de la adopción de las acciones oportunas para acabar con la precariedad laboral (reconocimiento de la carrera profesional, oferta de interinidades, finalización de los procesos selectivos abiertos, mejoras salariales, etc.), con carácter de urgencia proceda a la aprobación de las medidas administrativas necesarias para la inmediata contratación de médicos y enfermeros en número suficiente para sobrellevar la presión hospitalaria ante el aumento de ingresos hospitalarios derivados de la pandemia.

 Finalmente que la Consejería de Salud y Familias que finalice de una vez por todas y ponga en servicio el Centro de Salud de Camposoto.

Dentro de los constantes encuentros de escucha y participación activa con colectivos andaluces por parte de esta formación política, AxSí mantuvo una reunión con el Sindicato de Enfermería (SATSE), tan representativo de los hombres y mujeres que tanto ha dado y siguen dando durante esta pandemia.

“Fueron muchas las reivindicaciones que nos plantearon aún pendientes de resolución por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) al que ya se las han reclamado en ocasiones anteriores. Medidas que vendrían a fortalecer el sistema sanitario público andaluz y a demostrar la apuesta real por los trabajadores que lo integran”. 

Entre las propuestas se señalaban algunas relativas a la salud pública andaluza en general como el indispensable incremento presupuestario del gasto público en Salud, mejora de la ratio de camas precisamente para afrontar nuevas olas de la pandemia y el refuerzo de la red de atención primaria.

A las demandas habituales que no se solucionan debe añadirse la caótica situación de la gestión pública de la sanidad andaluza provocada por la sexta ola de la COVID-19. Andalucía está a la cola de España y Europa en enfermeros por habitantes: 3,4 de media frente a 5 y 8 respectivamente.

En la actualidad resulta tremendamente complicado coger cita en nuestros respectivos centros de salud que se hallan completamente saturados.

“Llevamos ya casi dos años durante los cuales la cita se demora varias semanas como mínimo, siempre que logres que cojan el teléfono o funcione la aplicación. A lo que se suma el despido de médicos de Atención Primaria, cierre de centros por las tardes durante las fiestas navideñas, desmantelamiento de servicios de pediatría en algunas provincias, etc”, dice AxSí en la exposición de motivos.

“En relación con la precariedad del empleo de los enfermeros podemos calificarla de insostenible. Cuatro mil profesionales han salido de Andalucía en los últimos años, procesos selectivos pendientes de resolver desde 2016, salarios bajos y con desajustes según trabaje en un hospital o en un centro de salud, inestabilidad laboral, etc”.

AxSí también se reunió el pasado 22 de diciembre con el Sindicato Médico Andaluz que planteó la necesidad de definir qué modelo sanitario se quiere para Andalucía. Por tanto, es indispensable aprobar un pacto por la sanidad que blinde el sistema público de salud.

En relación con la actual situación y para revertirla harían falta la incorporación de mil médicos, que no los hay en Andalucía, destacando la escasez de anestesistas, intensivistas y oftalmólogos. La primera medida podría ser una mejora salarial puesto que un Cirujano Cardiovascular cobra en Andalucía veinte euros brutos por una hora extra. Por otra parte, este déficit seguirá creciendo ya que se prevé un 30 por ciento de jubilaciones en los próximos diez años y por cada quinientos médicos que se jubilan entran doscientos médicos nuevos cada año.

En el caso de la enfermería, se jubilan tres veces más de los que estudian la carrera. Sin olvidar que Andalucía se ha convertido en la Comunidad Autónoma que más crecimiento de pólizas privadas se contratan y sirva como ejemplo que en Granada la sanidad privada ha crecido un 300 por ciento.

“Lamentablemente, la Consejería de Salud tiene un diagnóstico muy alejado de la realidad. De hecho, afirma de hecho sin sonrojarse que la media para una cita en los centros de salud está en cinco días. Evidentemente retuercen los datos pues no es lo mismo un municipio de mil habitantes que las grandes áreas metropolitanas andaluzas”.

“No hay citas suficientes para atender a los pacientes, ni telefónicas ni presenciales, porque lisa y llanamente no hay médicos. La telemedicina sirve para hacer recetas o interpretar una analítica, pero no puede ser la panacea de la sanidad pública. Sin olvidar la impagable solución propuesta por la Consejería de Salud a toda esta situación que fue la reincorporación de médicos jubilados y que fue respondida por un solo médico en toda Andalucía”, dice la moción.

Con todos estos antecedentes, en plena sexta ola de la pandemia de COVID-19 y con las tasas de contagio disparadas, situación ya absolutamente previsible, la Junta de Andalucía despidió con fecha de 31 de octubre a más de dos mil enfermeros y enfermeras a los que no renovó sus contratos y en total ocho mil sanitarios.

De los enfermeros despedidos, más de trescientos han protagonizado un triste éxodo a Cataluña, vaciando las plantillas de los hospitales públicos andaluces y sin bolsa para contratar refuerzos.

El Consejo Andaluz de Enfermería, mediante carta al Consejero de Salud, ha mostrado su preocupación ante la creciente presión hospitalaria debido al incremento de las afecciones respiratorias que siempre se da en la estación invernal y a los nuevos contagios generados tras las fiestas navideñas. Resulta urgente contratar profesionales enfermeros/as para hacer frente a las previsiones de la presión asistencial.

El SATSE incluso califica de “caótica gestión de personal del SAS que roza la dejación de funciones y que puede llegar a poner en riesgo la asistencia sanitaria”. Como tampoco hay profesionales en las bolsas de empleo, los hospitales y centros de salud han tenido que sacar ofertas específicas de contratos de dos meses, el tiempo que duró la campaña navideña. Más precariedad, en cualquier caso, lo que revela una nefasta planificación del invierno y de la Navidad.

Denuncia el sindicato también la ampliación por parte del SAS del disfrute de las vacaciones para paliar la situación. Ignora que estos trabajadores necesitaban descansar después de pasar dos años trabajando como personal esencial en la lucha contra el virus desarrollando funciones de control, seguimiento y vacunación.

Finalmente, los sindicatos CSIF, UGT y CCOO también se han posicionado al lado de todas y cada una de las reivindicaciones de los trabajadores sanitarios para reclamarle a la Junta de Andalucía una reacción diligente, responsable y rápida a fin de no repetir las dramáticas circunstancias de la Navidad e invierno 2020-2021.

Incluso convocaron una concentración ante los servicios centrales del SAS en Sevilla el pasado 14 de diciembre que tuvo un nuevo hito en la manifestación del 18 de diciembre de Marea Blanca apoyada por más de treinta colectivos sociales, vecinales, sindicales y políticos que finalizó en el Palacio de San Telmo en defensa de una sanidad pública más necesaria que nunca.

Andalucía ha recibido 3.000 millones extra del Estado con carácter finalista para invertir en salud pública. Los colectivos sanitarios no terminan de ver exactamente dónde se han gastado. La inversión alcanza el 7 por ciento del PIB, pero el PIB andaluz está a la cola del Estado.

La media de gasto por andaluz está en 1.300 euros y por español son 1.600 euros. “Estamos muy lejos del modelo sanitario al que debemos aspirar y merece nuestra tierra. Hay que invertir más en recursos humanos y materiales. Hay que impedir que los profesionales que se forman en Andalucía se marchen fuera a trabajar”.

“Hay que decir no a la política de recortes en materia sanitaria. Los aplaudimos en los balcones. Se pronunciaron grandes discursos en los parlamentos y se inauguraron monumentos en reconocimiento a su labor. Pero lo que realmente importaba era apostar presupuestariamente por la sanidad. Y eso se ha incumplido”.

San Fernando tampoco se escapa de toda esta realidad. La Isla cuenta con tres centros de salud (Cayetano Roldán, Rodríguez Arias y Joaquín Pece) para atender a más de noventa mil habitantes y a la vista queda, tal y como confirman las habituales largas colas, que no es suficiente.

Y qué decir de las obras del centro de salud de Camposoto que llevan diez años paradas y en relación con el que los partidos que se han ido sucediendo al frente de la Junta, ya sea el PSOE o ahora el PP con Cs, no han sido capaces de sacar adelante. Un equipamiento sanitario que debería estar dando cobertura a unos 25.000 habitantes y descongestionaría en gran medida la labor del resto de centros de salud.

“Mención aparte merece el Hospital de San Carlos, aquel que conseguimos entre todos los isleños y que aún se encuentra lejos de funcionar a pleno rendimiento”, termina AxSí.

TE RECOMENDAMOS