Quantcast
El tiempo en: Andalucía
Miércoles 25/05/2022  

San Fernando

AxSí plantea 21 alegaciones al borrador del nuevo Reglamento de Participación

Romero explica que el borrador se queda en un engorroso texto de una alcaldesa nada transparente y que intenta controlar la composición de los órganos.

Publicidad AiPublicidad Ai
  • Fran Romero.

El portavoz del Grupo Municipal AxSí, Fran Romero, ha dado detalle de las 21 alegaciones en positivo que la formación ha presentado al borrador del nuevo Reglamento Municipal de Participación y Defensa de los Derechos de la Ciudadanía. Romero asegura que dicho documento falla a la hora de garantizar la participación ciudadana en la gestión municipal. “La verdadera participación ciudadana no sólo supone dar a conocer a la ciudadanía los proyectos del gobierno municipal una vez elaborados. La democracia real y participativa es aquella en la que el Ayuntamiento, a la vanguardia en gobernanza democrática y transparencia, establece estrategias y mecanismos que generen modelos de cogestión”, explica el líder de AxSí.

“El objetivo es implicar a los vecinos en el diseño y ejecución de las políticas locales que afectan a su municipio construyendo decisiones consensuadas de forma colectiva y deliberativa. La tarea no sólo puede ser propia del gobierno de turno, sino que debe ser compartida por la población. Hay que empoderar a la ciudadanía, hacer al vecino partícipe como sujeto activo protagonista de la trasformación de su propia realidad. Nada de todo esto se asume por el nuevo Reglamento de Participación que pretende aprobar por la señora Cabada. Se trata de un texto en el que ninguno de sus artículos recoge el concepto de cogestión”, continúa el portavoz.

Ante la ambigüedad del documento, AxSí pide mayor concreción sobre los asuntos en los que la señora Cabada puede implicar a los ciudadanos. Así, planteamos “fomentar la participación ciudadana en todos los grandes proyectos que afecten al municipio para alcanzar un desarrollo integral que genere oportunidades, bienestar e implemente los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la lucha contra la crisis climática, en especial, los relativos a las Ordenanzas Municipales y Fiscales, Presupuestos Ordinarios, así como en la elaboración o modificación sustancial del Plan General de Ordenación Urbana vigente en cada momento”.

Así mismo, la formación ejemplifica la necesaria cogestión y comunicación permanente entre Ayuntamiento y ciudadano mediante la promoción de recursos para conocer la opinión vecinal sobre los asuntos prioritarios del municipio. Queremos que se pueda evaluar la gestión de las políticas públicas municipales y que se rindan cuentas de la señora Cabada mediante una sesión anual extraordinaria del Consejo de Ciudad abierta al público, a los medios de comunicación y retransmitida mediante los medios audiovisuales oportunos. Incluso se llega a fijar un plazo de cinco años para la evaluación de este reglamento que proponemos se reduzca a un año pues no es lógico que se fije un plazo tan excesivo, más allá de un mandato con lo que se confirma las pocas ganas de este equipo de gobierno de rendir cuentas a la ciudadanía.

Por otra parte, este reglamento expresamente proclama el carácter consultivo de todos y cada uno de los procesos participativos que se puedan arbitrar. De esta manera, AxSí propone que “el Ayuntamiento procure asumir el resultado de los diferentes procesos de participación y en especial los relativos a la aprobación de las ordenanzas municipales y fiscales, los presupuestos ordinarios y la elaboración o modificación sustancial del Plan General de Ordenación Urbana vigente en cada momento”. También se solicita que el porcentaje de firmas necesario para que un ciudadano o colectivo lleve a Pleno un asunto sea de un 10% de la población, en lugar del excesivo 30% que contempla el borrador del reglamento.

Igualmente, se presentan alegaciones para corregir un reglamento hecho a medida para servir a los intereses políticos particulares de la señora Cabada. En primer lugar, leyendo el artículo sobre la Presidencia y la Vicepresidencia del Consejo de Ciudad, se comprueba que se prevé nombrar vicepresidente al concejal de Presidencia, cuando lo razonable sería que el concejal competente en Participación Ciudadana fuera el que ocupara este cargo.

En segundo lugar, tampoco comprende AxSí en la composición de vocales natos del Consejo de Ciudad que la Junta de Gobierno Local nombre hasta siete representantes de las instituciones de mayor relevancia de la ciudad a propuesta, cuando se supone que dichas instituciones ya están previstas en el artículo posterior que regula los vocales del Consejo de Ciudad. Se abunda en una redacción ambigua e indeterminada de nombramientos de dicho órgano.

En tercer lugar, y en este sentido, en relación con el artículo sobre los Vocales del Consejo de Ciudad, AxSí plantea una propuesta más transparente y participativa ya que se ignora que, por ejemplo, existe más de una Federación de Vecinos y más de una Federación de Padres y Madres, por lo que se propone un representante nombrado a propuesta de las Federaciones de Asociaciones de Vecinos, un representante nombrado a propuesta de las Federaciones de Peñas y Entidades, un representante nombrado a propuesta de las Federaciones de Padres y Madres, un representante nombrado a propuesta de cada una de las principales organizaciones empresariales y comerciales, un representante nombrado a propuesta de cada una de las principales organizaciones sindicales y hasta cinco personas de reconocido nombradas desde el consenso en el seno del propio Consejo de Ciudad a propuesta de la Presidencia o de cualquier miembro del mismo.

De igual forma, en relación con los artículos que regulan los Procesos de Deliberación Participativa, Consultas Populares y sus distintas modalidades de canales de participación AxSí propone que, en todo caso y de nuevo en aras de la cogestión y la transparencia, se sometan a estos procesos la aprobación de las Ordenanzas Municipales y Fiscales, Presupuestos Ordinarios y la elaboración o modificación sustancial del Plan General de Ordenación Urbana vigente en cada momento. Y se demanda un porcentaje más justo y realista de mínimos apoyos suscritos por la ciudadanía para que una iniciativa ciudadana o de un colectivo para elaborar anteproyectos de normas y promover actividades de interés público salga adelante. Este porcentaje de situaría en un 5%. A este respecto, se exige que no se limiten los Presupuestos Participativos a las inversiones, cuando la verdadera cogestión debe extenderla a otros capítulos del mismo como los gastos y transferencias corrientes.

Finalmente, AxSí advierte del error por el cual en el borrador del reglamento (artículo 86 f) se refiere a la isla de Palma y no a San Fernando, ambas islas, pero no la misma; como no se regula la elección del Defensor o Defensora de la Ciudadanía respecto del que se propone se haga igualmente desde el consenso en el seno del Consejo de Ciudad; y pide más contenido e información sobre el artículo 128 referente a la APP Línea Ciudadana de la que sólo se aporta el título.

“Nuestras alegaciones tienen como objetivo garantizar una participación ciudadana real y cotidiana ante un borrador lleno de palabrería con el que el equipo de gobierno oculta las mismas intenciones y formas de gobernar oscuras y nada transparentes. Por mucho que se empeñe, este gobierno local se recordará como el más oscuro y el menos participativo: ni las ordenanzas fiscales, ni los presupuestos, ni las inversiones, ni los grandes ni los pequeños proyectos, nada ha sido consensuado durante la ciudadanía durante este mandato de mayoría absoluta. Nosotros queremos puertas y ventanas abiertas, acabar con la desafección entre el pueblo y la política, que los isleños e isleñas decidan sobre la realidad que les afecta, que se les dé herramientas para facilitar que tomen parte de estas decisiones y que el gobierno local no acapare su representación, directa o indirectamente, en los órganos que deben velar por esta participación ciudadana”, concluye Romero.

TE RECOMENDAMOS