Actualizado: 18:37 CET
Sábado, 11/07/2020

San Fernando Cofrade

La noche más larga de la Semana Santa que se volvió imposible

La suspensión de la Semana Santa dejó a Expiración y Tres Caídas dos años sin salir a la calle.

Aunque la suspensión de la Semana Santa es un hecho desde hace semanas, los cofrades no se adaptan a la idea y conforme llega el día de su salida, exteriorizan los sentimientos de impotencia y frustración, mezclados con la responsabilidad de no ocasionar nuevos contagios del coronavirus. Un Jueves Santo, que reluce más que el sol, que dejó flores y velotes en la puerta de la iglesia de la Casería por la que había de salir el Perdón, además de fotos de los titulares.

Las redes sociales fueron el vehículo donde seguir desde casa lo que ocurría o celebraba, o los recuerdos que volvían. En San Francisco, la cofradía de la Expiración, que ya en 2019 suspendió su salida por la amenaza de lluvia, que cayó al poco tiempo de su hora de salida, se quedó un año más en San Francisco, pero en este caso en su altar. No pudo verse la primera fase del manto bordado de la Esperanza y los cofrades miran ya a 2021, cuando se celebra el 225 aniversario fundacional de la hermandad. La cofradía celebró un Vía Crucis a la hora de salida.

Tres Caídas fue otra de las hermandades que se queda por segundo año consecutivo sin salir la calle. Justamente, en el décimo aniversario de la hermandad, lo que hizo que las redes fueran un hervidero de manifestaciones de hermanos y allegados a la cofradía, además de imágenes de la salida de hace dos años. Era una jornada especial, donde estaba previsto estrenar el Senatus, así como una imagen de un romano y otra de un ladrón, para ir completando el misterio, obra de Jesús Vidal.

Los hermanos de Misericordia recordaban por las redes momentos de otros años y en especial al cofrade y pregonero de la Semana Santa 2020, Daniel Nieto Vázquez, hermanos que escoltaba a la Virgen de la Piedad. El hermano mayor mandadaba un mensaje a los hermanos en el que decía que los titulares "nos den fuerzas para seguir afrontando estos duros momentos y que si ellos quieren sea un Jueves Santo el del 2021,en que volvamos a recuperar todas nuestras sensaciones que este año desgraciadamente han quedado dormidas".

La noche más larga de la Semana Santa no fue posible. Los hermanos del Nazareno y sus devotos notaron que la jornada no era igual. No hubo entrega protocolaria del bastón de Regidor Perpetuo, ni reuniones de hermanos y cargadores, ni nervios a la hora de vestirse o fajarse. Nada llevaba a la noche más larga de la Semana Santa y así fue. El Nazareno y la Virgen de los Dolores se quedaron en casa, mientras la hermandad desarrollaba durante todo el día distintas actividades a través de Youtube.

No fue posible ver al Nazareno con la túnica de los niños, como tampoco verlo en el Vía Crucis del Viernes de Dolores.


 

 

 

COMENTARIOS

Publicidad Ai
Publicidad Ai
chevron_left
Dos años sin procesiones en el Miércoles Santo de San Fernando
chevron_right
Un Viernes Santo sin los sones de Mater Mea y sin público