HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 09:01 CET
Viernes, 16/11/2018
ESTÁS EN:

Sala 3

Noche de juegos

Jesús González Sánchez | Noche de Juegos (2018) narra la historia de Max (Jason Bateman) y Annie (Rachel McAdams), un matrimonio obsesionado con los juegos

  • Noche de juegos.

John Francis Daley y Jonathan M. Goldstein, guionistas de las dos entregas de Cómo acabar con tu Jefe (2011 y 2014) vuelven a demostrar, tras su aventura en la simpática Spider-Man: Homecoming (2017), que son capaces de reírse de manera brillante de las desdichas de la clase privilegiada norteamericana; concretamente de esa generación adulta que aún no sabe cómo afrontar los conflictos consustanciales de la madurez y que prefiere esquivar la realidad a través de la evasión o la búsqueda de imposibles.

En la cinta que nos ocupa, y tras haber tratado con gracia las dificultades de lidiar con unos jefes insoportables, se abordan, de manera hilarante, temas relacionados con las decisiones que tomamos al aproximarnos al momento de no retorno hacia nuestra juventud: los inevitables cambios en el estilo de vida y en las metas propuestas, la búsqueda de la estabilidad en nuestras relaciones de amistad o de pareja, y, por qué no, la formación de una nueva familia.

Noche de Juegos (2018) narra la historia de Max (Jason Bateman) y Annie (Rachel McAdams), un matrimonio obsesionado con los juegos de mesa y la competitividad que estos destilan.

La visita del hermano de Max los arrojará, junto a sus amigos, ante la la noche de juegos más especial que hayan tenido nunca, en la que la ambigüedad de las situaciones eleva un guion que juguetea continuamente con los equívocos sobre lo que es real y lo que forma parte de la partida.

La pareja de directores consigue realizar una película que tiene gags de sobra como para confeccionar su propio “TOP 10” y además demuestra que, más allá de la escritura del guion, son capaces de dirigir una comedia dejando patente su estilo propio en la ejecución de las escenas.

Esas panorámicas desenfocadas, simulando que los paisajes pertenecen a un gran tablero de juego; o ese estupendo plano secuencia en la mansión de El Club de la Lucha clandestino son ejemplos suficientes.

Destaca sobre todo lo demás el trabajo realizado con los actores, que exprimen su mejor vis cómica para crear personajes rebosantes de carisma. No solo despunta Jason Bateman, cuyo talento para la comedia quedó de sobra patente en la magnífica sitcom Arrested Development (2003); también brilla Rachel McAdams, actriz que demuestra una vez más la amplitud inabarcable de su registro actoral robando algunos de los mejores chistes de la cinta. Mención especial a  Jesse Plemons, que da vida al personaje más tronchante de la película. Como añadido extra, el guion está plagado de referencias al cine “mainstream” actual, que se lanzan al espectador para que este se sienta partícipe de esta divertidísima Noche de Juegos a través de una especial partida de trivial cinéfilo.

COMENTARIOS

chevron_left
Infinity War
chevron_right
Deadpool 2