HOY ES NOTICIA:
Actualizado: 10:53 CET
Miercoles, 25/04/2018

Rota

Maestu sugiere un estudio epidemiológico paralelo al mapa de radiación

El doctor de la Politécnica de Madrid cree que los roteños deben saber a qué niveles de radiaciones electromagnéticas están expuestos

  • Ceferino Maesu con la Plataforma.

La Plataforma contra las Antenas Nocivas de Rota (PCAN) organizaba ayer la visita a Rota del doctor Ceferino Maesu, de la Universidad Politécnica de Madrid, un experto en radiaciones electromagnéticas y estudioso de las posibles repercusiones que pueden tener sobre la salud de las personas.

Tras mantener un encuentro en el Consistorio roteño con miembros de este colectivo, el alcalde de la localidad, Javier Ruiz Arana, y el delegado de Participación Ciudadana, Antonio Franco, el experto compartió un almuerzo con la Plataforma y posteriormente atendió a la prensa local.

El doctor Ceferino Maesu agradeció la receptividad mostrada por el alcalde, y mostró su convencimiento de la necesidad que el pueblo de Rota conozca los problemas que les afectan, empezando por establecer el nivel de radiación al que están expuestos. Una vez establecido el número de antenas que existen en la localidad, así como el nivel de radiaciones electromagnéticas que existen, realizando por tanto un mapeo de dichas emisiones para poder entonces determinar qué se puede hacer para disminuir en la medida de lo posible el nivel de radiaciones. Y es que según ha explicado este experto, reducir la intensidad de las radiaciones no significa que no funcionen correctamente las telecomunicaciones, ya que de hecho la normativa en España permite que se emita en un nivel bastante alto, e innecesario para que las comunicaciones funcionen correctamente. Con un nivel hasta 400 veces menor de emisiones, explicaba Maesu, es posible que funcionen y se expone menos a los ciudadanos.

Para el doctor Maesu, aunque es verdad que la Ley de Telecomunicaciones ha hurtado las competencias a ayuntamientos y comunidades autónomas, sí considera que tienen cierto nivel de negociación a nivel urbanístico para la ubicación de las antenas y que se cumpla la normativa a la hora de su instalación. "Lo ideal es que la población esté lo menos expuesta posible" ha indicado.

La preocupación de los ciudadanos de Rota, que se significa en la Plataforma, debería tener respuesta realizando un estudio epidemiológico que permitiese relacionar, en el caso de que hubiera una relación directa, las patologías que proliferan en la localidad con las emisiones de las antenas. Una de las cosas que recomendó este experto es la realización de campañas a nivel municipal para el correcto uso de las nuevas tecnologías, una idea en la que encontró receptividad por parte del alcalde. Cuestiones como apagar el router del wifi por las noches, no dormir con el móvil o tablet encendidos cerca, etc. son algunas de estas medidas que se pueden llevar a cabo para evitar el alto nivel de exposición a las microondas.

No existe en la actualidad ningún estudio científico que relacione los casos de cáncer o ictus con las emisiones de las antenas, salvo un estudio concreto que relaciona ciertos tumores muy específicos en la cavidad auditiva por el uso del teléfono móvil, y otro relacionado por la propia Politécnica que estudió la influencia de una única antena en una localidad de Murcia, La Ñora, donde se pudo demostrar que según la cercanía a la antena, los vecinos experimentaban cierto malestar como dolores de cabeza, o trastornos del sueño. Pero nunca patologías más serias. En suma, no hay estudios concluyentes, pero en este caso el doctor Maesu aboga por el principio de precaución, ante la duda, y la reducción de los niveles de exposición, ya que "no hay razón para mantenerlos".

COMENTARIOS

Andaluca InformacinAndaluca Informacin