Publicidad Ai
Publicidad Ai

Rota

El Juan Carlos I y la Victoria vuelven tras el mayor despliegue anfibio de la Armada

Una vez atracados, el Almirante de la Flota, Eugenio Díaz del Río, dirigió a las dotaciones una breve alocución en la que expresó su satisfacción

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad AiPublicidad AiPublicidad AiPublicidad Ai

Este martes ha llegado a primera hora el buque “Juan Carlos I” y la fragata “Victoria” a la Base Naval de Rota poniendo el punto final al despliegue del Grupo Expedicionario “Dédalo 23”. Una vez atracados, el Almirante de la Flota, Eugenio Díaz del Río, dirigió a las dotaciones una breve alocución en la que expresó su satisfacción por el desarrollo del despliegue con especial atención a los portaaviones que han adquirido un papel principal en la estrategia global de disuasión y defensa de la OTAN. Se han efectuado adiestramientos y ejercicios conjuntos con las fuerzas de veintiún países y con cuatro grupos de portaaviones aliados. “Dédalo 23” ha constituido el despliegue de mayor duración, desde el 16 de enero al 28 de marzo de 2023, llevado a cabo por un Grupo Anfibio Expedicionario de la Armada. El Grupo, ha estado formado por el portaaviones “Juan Carlos I”, los buques “Galicia” y “Castilla”, el buque de aprovisionamiento “Cantabria”, las fragatas “Victoria” y “Blas de Lezo”, el submarino “Tramontana “, el 2º Batallón Desembarco de Infantería de Marina con 53 Vehículos, 2 helicópteros SH60F, 6 aviones Harrier y 8 embarcaciones de desembarco LCM1E. El número total de personal desplegado ha oscilado entre 1.174 y 1.909 personas, de las que 516 son Infantes de Marina. El Grupo ha visitado los puertos de Cagliari, Mahón, Haifa, Souda, Corfú, Toulon, Nápoles y Valencia.

Ha sido la primera vez que un Grupo de Combate español ha realizado una Transferencia de Autoridad (TOA) a la OTAN, durante los días 17 y 18 de enero y del 20 al 27 de febrero, para participar en las actividades de vigilancia reforzada de la OTAN “Neptune Strike 23.1”. Misiones operativas en todo el Mediterráneo, en coordinación permanente con el mando aéreo aliado, AIRCOM. El componente anfibio ha realizado 15 actividades en Francia (Córcega y Toulon), Italia (Puglia), Turquía (Hatay, Iskenderun) y Albania. Al encontrarse el Grupo desplegado en el Mediterráneo pudo tener presencia y llevar a cabo rápidamente la operación de asistencia a Turquía, poniendo a disposición de la población afectada todas sus capacidades del terremoto sufrido el 6 de febrero. Se realizaron múltiples tareas de asistencia humanitaria para contribuir a paliar el dolor de los damnificados por el terremoto. 

El satisfactorio resultado de este despliegue, aseguran desde la Armada, es el aval para, a medio plazo, llevar a cabo un nuevo despliegue entre los meses de septiembre a noviembre de 2023, cuyo escenario incluiría aguas del Atlántico y el Mediterráneo.

Envía tu noticia a: participa@andaluciainformacion.es

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN